Público
Público

Cs y PP El terreno que Ciudadanos ha ganado al PP, hasta ahora

En la competición por la hegemonía de la derecha, Ciudadanos ha tenido triunfos que han ido desde el avance en las encuestas electorales, la fuga de conservadores a las filas naranjas a ganar la lucha ideológica de la regeneración democrática y el eje nacionalista español. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

Albert Rivera y Mariano Rajoy en la investidura del expresidente del PP / EFE

El nuevo Gobierno socialista ha terminado por desestabilizar la estrategia de Ciudadanos. "Hoy es un día terrible para España", declaraba Albert Rivera al comienzo de la moción de censura que desterró del Ejecutivo al Partido Popular. Pero la selección de ministros tan estratégicamente decidida por el nuevo presidente, Pedro Sánchez, con un amplia flexibilidad ideológica y fichajes como el de Josep Borrell, Nadia Calviño o Fernando Grande-Marlaska, deja aún menos margen para que Ciudadanos pueda ganar terreno desde la oposición.

Aunque este no será su principal problema porque ahora el partido naranja se enfrentará al cambio de dirección de los conservadores y formará parte de la oposición con ellos. El PP, fuera de la diana que supone ser partido del Gobierno, tiene muchas puertas abiertas para recuperar y recomponerse después de todos los casos de corrupción y frentes abiertos que rodean al partido. 

El cambio político ha dejado muchas incógnitas que sólo podremos responder cuando se reanude la actividad parlamentaria: ¿cómo recuperará el terreno perdido el PP? ¿de qué forma afrontará Ciudadanos una nueva estrategia? ¿se cumplirán las hipótesis del bajón de Ciudadanos tras la renovación de los conservadores?

Sin embargo, lo que se puede tener en claro es lo que el partido de Rivera ha ganado hasta el momento. Los triunfos para los naranjas han sido muchos: desde el avance en las encuestas electorales ganando buena parte de los votos del PP a la fuga de conservadores a las filas naranjas, apoderarse del discurso de la defensa de España, "sin complejos", o la defensa férrea de la Constitución ante el proceso independentista en Catalunya, con un discurso y una muestra exorbitante del patriotismo español. 

El derrumbe del PP en las encuestas

Ciudadanos ha sido durante meses el partido de moda en las encuestas. Desde el triunfo de la moción de censura, no se han conocidos datos de ninguna encuesta electoral oficial aunque los resultados podrían dejar de sonreír a Ciudadanos.

Entre un 15% y un 17% de los votantes de Cs en las encuestas electorales, votaron a Rajoy en 2016

Desde las elecciones del 21D en Catalunya, en las que lograron ser primera fuerza, todos los sondeos advierten del ascenso notable del partido. Su avance ha sido que ha ganado el voto de la derecha que antes pertenecía casi en exclusividad al PP. Los datos del CIS desvelan que entre un 15% y un 17% de los votantes de Ciudadanos votaron a Mariano Rajoy en las últimas elecciones de junio de 2016. Lo que se traduce en más de un millón de votos que han cambiado de partido. 

Esto refleja el viraje de Ciudadanos a la derecha, que también ha demostrado en el plano ideológico. Se ha adentrado en el coto del PP, en el que no tenían disputa alguna pero ante el que ahora tienen que compartir espacio: Ciudadanos ha ganado de forma prácticamente mayoritaria el apoyo de los votantes que se definen de centro derecha y, avanza muy fuertemente, a los que se posicionan en la derecha. 

La fuga de dirigentes del PP a Ciudadanos

Desde el pasado febrero, se ha mostrado que Ciudadanos no sólo araña los votos del PP, también ha ganado algunos de los militantes, exaltos cargos y pesos pesados del PP. A más de un año de las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas, las filas del partido naranja se han engrosado con buena parte de conservadores. Un trasvase que ha sido notorio en Valencia con diputados cercanos a Zaplana, en Extremadura con concejales del PP dirigido por José Antonio Monago o en Jaén que hasta cinco alcaldes y una veintena de ediles y militantes pasaron a sus filas. 

La regeneración democrática de la derecha

La competición en la que ha ganado de forma prácticamente definitiva Ciudadanos ha sido la de la regeneración democrática. En factores ideológicos, este ha sido el principal triunfo frente al PP. Ciudadanos rompió el pacto de investidura con el PP y dio por "liquidada" la legislatura tras la sentencia de la trama Gürtel. Pero lo hizo sin olvidar todos los casos de dirigentes conservadores y socialistas que han dimitido tras estar imputados en casos de corrupción. 

En este sentido, el partido naranja se ha abanderado de la lucha anticorrupción asegurando que consiguieron as dimisiones de Pilar Barreiro, imputada en el caso Púnica y que mantiene su acta de senadora, del exalcalde del PP en Granada, imputado por corrupción urbanística, o de los socialistas José Antonio Griñán y Manuel Chaves en Andalucía. Incluso, han proclamado como una victoria la dimisión de Cifuentes, a pesar del rechazo del apoyo a la moción de censura que puso a los conservadores entre la espada y la pared tras conocerse que había conseguido de forma fraudulenta el máster de derecho en la URJC. 

El eje nacional: "Sólo veo españoles"

Ciudadanos terminó de marcar el liderazgo en la defensa del patriotismo español en la presentación de su plataforma cívica, España ciudadana. Un proyecto para "hablar de España sin complejos" que fue una muestra exorbitante de nacionalismo.  Una jornada en la que contó con Manuel Valls, Marta Sánchez y el polémico himno español y el apoyo de numerosas asociaciones que avalaron el proyecto: la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la Asociación Dignidad y Justicia, el Sindicato Unificado de Policías, la Sociedad Civil Catalana, la Asociación de Cuerpos de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo, la Unión Federal de Policías y la Asociación Unificada de Militares Españoles.

Tras las elecciones catalanas, mantuvieron y reforzaron, hasta superar por la derecha al PP, la defensa del "orden constitucional" con el que se debía enfrentar "el proceso separatista". En este sentido, Ciudadanos ha sostenido la extensión del artículo 155, a pesar del nuevo Govern de Torra sin políticos presos y exiliados y de su inviabilidad jurídica. Rivera ha conseguido capitalizar el discurso españolista y la idea de un proyecto único para toda España, aprovechando para llevar el discurso la postura del partido que defiente un régimen fiscal común que "acabe con los modelos especiales" del País Vasco y Navarra.

Albert Rivera, en el lanzamiento de 'España Ciudadana' Ciudadanos

El despegue de la militancia con 56 afiliados diarios

Las cifras de afiliados a Ciudadanos se han disparado: está creciendo a un ritmo de 56 nuevos afiliados diarios, según datos facilitados en el mes de marzo a EFE por fuentes del partido. Un despegue que aseguran que se está produciendo en todos los rincones del país, aseguran, incluidos aquellos territorios en los que no tienen representación autonómica. Aunque, en las zonas donde es más notable la crecida es en Catalunya, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Aunque también ha subido la afiliación en aquellas zonas donde no tienen ningún agarre institucional, como es el caso de Navarra, o el País Vasco, donde Cs solo tiene un concejal, en Getxo (Vizcaya), de una media en torno al 10%. 

Un avance que el partido liga a la gestión del "problema del separatismo" en Catalunya. De hecho, señalan que más de 4.550 personas se dieron de alta en Ciudadanos entre el 1 de septiembre pasado y el 1 de enero de 2018, coincidiendo con la victoria de Ciudadanos en las elecciones catalanas del 21-D.

Sin embargo, la cifra de militantes sigue a años luz de la que manejan los partidos más veteranos: más de 865.000 militan en las filas del PP, de acuerdo con las estimaciones de los populares, y más de 190.000 en las de los socialistas. Por ello, su avance no está asentado y queda por ver si podrán mantenerse ante el nuevo escenario político.