Publicado: 30.07.2015 17:25 |Actualizado: 30.07.2015 17:56

El CSN ocultó un informe con dudas técnicas sobre el almacén nuclear

Técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear expresaron sus dudas sobre los terrenos previstos para el ATC en una nota que el director técnico del órgano regulador ocultó a los consejeros al no considerarla "trascendente".

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3
Comentarios:
Una manifestación en contra del ATC de Villar de Cañas. EUROPA PRESS

Una manifestación en contra del ATC de Villar de Cañas. EUROPA PRESS

Los técnicos del área de Ciencias de la Tierra del Consejo de Seguridad Nuclear expresaron sus "dudas e incertidumbres" sobre el almacén nuclear de Villar de Cañas, pero no fueron tenidas en cuenta. Las reservas, que se centraban sobre todo en la inestabilidad del terreno, se expresaron a través de una nota firmada por el jefe de área del CITI y los geólogos dirigida al director técnico del CSN, Antonio Manuera, quien no la incluyó en el informe de evaluación ni en la Propuesta de Dictamen Técnico al no considerarla de "trascendencia" técnica.

Según consta en las actas publicadas por el propio CSN, los consejeros del órgano regulador que el pasado lunes dieron el visto bueno a la autorización de emplazamiento de ATC en Villar de Cañas desconocían las dudas expresadas por los técnicos, a excepción de Cristina Narbona, la única que votó en contra de autorizar los terrenos para el ATC, que había tenido acceso a la nota por un medio de comunicación. Dado el desconocimiento de los consejeros, Munuera fue invitado al pleno del CSN para que explicara por qué había ocultado dicha información.

Munuera argumentó que no le dio trascendencia técnica a dicha nota, ya que su objetivo era "poner en evidencia la necesidad de utilizar recursos desproporcionados para cumplir los límites y condiciones que contiene la PDT y que él contestó a los signatarios de la nota que estas consideraciones estaban fuera de las competencias de esa área". Además, éste explicó que decidió no incluir la información por su "carácter absolutamente anómalo y fuera de procedimiento" y porque que se "aparta de las categorías manejadas en los expedientes de evaluación técnica".

Ante la repercusión mediática suscitada al conocerse la existencia de esta nota informativa con "dudas e incertidumbres" sobre el silo nuclear en Villar de Cañas, el presidente del CSN, Fernando Martí, pidió a Munuera que documente "pormenorizadamente las circunstancias y contenido de la nota", para que quede la "debida constancia" y que sea aportada al Pleno por la secretaria en una próxima reunión tras las vacaciones, según han informado fuentes del regulador atómico a Europa Press. 



Discrepancias internas

Por otro lado, el presidente del CSN ha "lamentado profundamente" en un comunicado la publicación en los medios de comunicación del voto particular de la consejera Cristina Narbona "antes de haberse aprobado el acta de la reunión" de la que forma parte, el pasado lunes 27, y "sin haberse agotado el plazo dado al resto de los consejeros para hacer explicaciones de voto". Este malestar también se recoge en las mismas actas del regulador atómico.

"El resto de los consejeros también manifestaron su rechazo a los términos del voto particular, de los que podría deducirse su falta de respeto a los principios de rigor, transparencia, independencia y observancia de la legalidad en su actuación como miembros de este organismo regulador nuclear", añade el CSN.

Al mismo tiempo, indica que la consejera Narbona, oído el resto del Pleno, "decidió eliminar" del texto del voto particular que había emitido y entregado a los medios de comunicación los párrafos correspondientes a los puntos 15 y 19. En declaraciones a Europa Press, Cristina Narbona ha aclarado que "en absoluto" ha rectificado su voto en contra, ni ninguno de sus argumentos contra la autorización para el emplazamiento del ATC en Villar de Cañas sino que se mostró de acuerdo en retirar esos dos puntos en "un gesto para evitar" tensiones.