Publicado: 17.09.2015 16:50 |Actualizado: 17.09.2015 16:50

Cuadra defiende que romper la Constitución entra en la libertad
de expresión

El grupo parlamentario del PP en el Congreso ha pedido al presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, que tome "todas las medidas que estén en su mano" para impedir que vuelva a repetirse y la Mesa del Congreso analizará en su reunión del próximo jueves si sanciona o adopta alguna medida contra el diputado.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El diputado de Amaiur Sabino Cuadra, en el Congreso./EFE

El diputado de Amaiur Sabino Cuadra, en el Congreso./EFE

MADRID.- El diputado de Amaiur Sabino Cuadra, quien este miércoles protagonizó un incidente en la tribuna del Congreso arrancando dos hojas de la Constitución, ha defendido su actuación como un "ejercicio normal" de la libertad de expresión.

En declaraciones en la Cámara Baja, Cuadra ha argumentado que su gesto, que ha provocado denuncias del PP, el PSOE y UPyD, sólo pretendía escenificar los obstáculos que varios artículos de la Constitución (1, 3 y 8) representan a su juicio para el derecho de los pueblos a decidir su futuro de forma pacífica.

Fue un hecho -ha argumentado- en el contexto de una reforma "exprés" del Tribunal Constitucional "fuera" de todos los procesos regulares del Congreso, un "pucherazo más" del PP para trastocar el carácter del alto tribunal y hacer de él "aún más una herramienta a su placer para saltar por encima de la voluntad del pueblo catalán".



"En modo alguno nos arrepentimos, es una actuación perfectamente normal"

"Parece que por arrancar dos páginas de un libro, de la Constitución, se está derrumbando el imperio, creo que es un poco exagerado", ha proclamado el diputado de Amaiur, y es algo por lo que no se plantea pedir perdón, como le ha pedido el PSOE.

"En modo alguno nos arrepentimos, es una actuación perfectamente normal", ha recalcado.

Ante las peticiones del PSOE de que se le aplique el Reglamento por su comportamiento, Cuadra ha calificado de "penoso" que los socialistas estén "azuzando" a la Mesa y al presidente de la Cámara, Jesús Posada, para que tome medidas "más fuertes".

Ha lamentado así que hayan entrado a competir con el PP "en dureza contra nosotros, con un PP que está mostrando una intransigencia absoluta con Cataluña", algo que entiende como una "maniobra electoral" del PSOE.

Y sobre la exigencia de UPyD de que sea suspendido temporalmente de empleo y sueldo, el diputado de Amaiur ha respondido que es una "locura" plantearlo, pero si alguien lo hace "se expondrá a un ridículo espantoso".

"Arrancar dos hojas es un ejercicio normal de libertad de expresión"

A su juicio, "bastante más grave" que romper dos hojas de la Carta Magna son las cosas que, según ha señalado, se han dicho de Amaiur repetidas veces en el Congreso, como que son "delincuentes", "testaferros de ETA" o "la marca blanda del terrorismo", sin que se haya llamado al orden "a nadie".

Ha recordado que la Constitución de 1978 no recibió un apoyo mayoritario en el País Vasco y que por ello fue "impuesta", como lo fue la permanencia de entrada en la OTAN, mientras en Navarra se encuentra el Polígono de Tiro de las Bardenas, empleado en maniobras por la Alianza Atlántica. "Para nuestro pueblo la Constitución es algo impuesto. (..) Arrancar dos hojas es un ejercicio normal de libertad de expresión", ha insistido.

El PP califica de "inaceptable y despreciable" el acto de Cuadra

El grupo parlamentario del PP en el Congreso ha pedido al presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, que tome "todas las medidas que estén en su mano" para impedir que vuelvan a repetirse una conducta "inaceptable y despreciable" como la del diputado de Amaiur Sabino Cuadra de romper la Constitución.

El PP ha hecho esta petición a la Mesa del Congreso a través de un escrito dirigido a Posada, ha informado el secretario general del grupo popular, José Antonio Bermúdez de Castro, en declaraciones a los periodistas en el patio de la Cámara Baja.

Bermúdez de Castro ha tildado de "impresentable" la acción de Cuadra, al considerar que se trata de "un ultraje a uno de los símbolos de libertad y convivencia como es la Constitución".

La Mesa del Congreso analizará en su reunión del próximo jueves si sanciona o adopta alguna medida contra el diputado.