Publicado: 03.10.2016 12:08 |Actualizado: 03.10.2016 12:09

Cuatro diputados críticos de
Podemos disputan el liderazgo a Teresa Rodríguez

El proyecto Andalucía Ahora está impulsado por la presidenta del grupo parlamentario, Carmen Lizárraga, por la portavoz adjunta, Esperanza Gómez, y por Mercedes Barranco, de Jaén, y Juan Antonio Gil, de Málaga. 

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, junto a las diputadas Carmen Lizárraga y Esperanza Gómez (derecha). EFE

La secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, junto a las diputadas Carmen Lizárraga y Esperanza Gómez (derecha). EUROPA PRESS.

SEVILLA.- La pugna por el liderazgo de Podemos Andalucía se ha trasladado al seno mismo del grupo parlamentario. De la la formación morada, que cuenta con 15 diputados, han surgido por ahora dos proyectos que aspiran a concurrir a las primarias para dirigir el partido. Uno, que ya se ha presentado formalmente como candidatura, es el que encabeza la actual secretaria general, Teresa Rodríguez.

El otro, que se dará a conocer este lunes, está promovido por cuatro diputadas críticas con la dirección, encabezados por la presidenta del grupo parlamentario, Carmen Lizárraga, y por la portavoz adjunta, Esperanza Gómez. Las otras dos son Mercedes Barranco, de Jaén, y Juan Antonio Gil, de Málaga. Al proyecto también se han sumado diputados de Podemos en el Congreso, como Ana Terrón, de Granada, Auxiliadora Honorato, de Sevilla, Alberto Montero, de Málaga (estrecho colaborador de Íñigo Errejón), además del secretario general de Podemos de Granada, Alberto Matarán, muy crítico con la dirección actual, o las tenientes alcalde de los municipios de Atarfe y La Zubia, entre otros. Gómez y Lizarraga comunicaron ayer noche a Teresa Rodríguez que hoy presentarían una candidatura alternativa.

Gómez: "Nos desmarcamos del debate estatal entre 'pablistas' y 'errejonistas'; somos una candidatura andalucista”

“Es una buena noticia, porque Carmen y Esperanza están haciendo un trabajo extraordinario", asegura Rodríguez a Público. Hay muchas sensibilidades dentro del grupo parlamentario, y yo no convoqué la asamblea ciudadana porque pensase que iba a ganar. Si no hubiera otros proyectos y otras ideas como ésta, no tendrían sentido las primarias”. El manifiesto de Rodríguez también cuenta ya con las firmas de otros diputados del grupo: Jesús Rodríguez, Jesús Romero, David Moscoso y María García, de momento.



La candidatura llamada Andalucía Ahora, que aún no cuenta con un cabeza de cartel, comparte con el proyecto de Teresa Rodríguez la idea de “una autonomía federal para Podemos Andalucía”, pero también “descentralizar internamente el partido en torno a ocho provincias que presentan características y necesidades muy diversas”. A partir de ahora ambos proyectos podrían discurrir en paralelo y terminar pugnando por la secretaría general en las primarias del 7 al 9 de noviembre, o fundirse en una misma candidatura integrada.

Se trata de una “iniciativa que hace autocrítica del año y medio de vida de Podemos Andalucía, pero que está orgullosa del buen trabajo realizado tanto por nuestra militancia como por nuestros representantes institucionales”, y que “parte de las personas y los espacios que han intentado que Podemos Andalucía funcione a pesar de los enfrentamientos que ha habido en su seno”, que “son demasiadas veces una guerra por encargo desde Madrid”, reza su manifiesto.

La corriente impulsada por Gómez y Lizarraga rehuye ser encasillada en el denominado sector errejonista, el más cercano a las tesis del número dos del partido, Íñigo Errejón,  aunque está más próxima a su visión de partido que a la de Rodríguez. “No es un proyecto cerrado, sino una iniciativa abierta, donde incluso hay una propuesta de cómo elegiremos a nuestros cargos. Nos desmarcamos del debate estatal entre pablistas y errejonistas. Somos una candidatura andalucista”, dice Gómez.

El grupo parlamentario de Podemos Andalucía está compuesto por 15 diputados, cada uno llegó a la Cámara autonómica desde su provincia, arropado por sus círculos asamblearios y por el impulso de la marca de Pablo Iglesias. Cuando la presidenta de la Junta, Susana Díaz, decidió adelantar por sorpresa las elecciones andaluzas un año antes de lo previsto (marzo de 2015), Podemos ya había irrumpido con fuerza en la vida política, pero ni siquiera tenía estructura territorial, no estaba implantado en las comunidades (Teresa Rodríguez fue candidata a la presidencia del Gobierno andaluz antes que secretaria general de Podemos Andalucía).

Quiere esto decir que el calendario de llegada del partido morado a las instituciones andaluzas fue tan acelerado, y el nacimiento de esta fuerza política tan inusual, que los diputados llegaron a la Cámara autonómica cada uno por su lado, formando un grupo deslavazado, que se conocieron una vez fueron diputados electos y poco antes de llegar al Parlamento. Esto explica, en parte, por qué la repentina convocatoria de la asamblea ciudadana andaluza para reelegir nueva dirección del partido ha provocado una fractura dentro del propio grupo.

Junto a estas dos propuestas, existe también la de Andalucía Plaza a Plaza, un proyecto que quiere presentarse como un movimiento de las bases, pero que está impulsado por el ex secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual.