Publicado: 07.05.2014 16:54 |Actualizado: 07.05.2014 16:54

Cuatro senadores del PP en contra de las prospecciones de Balears rompen la disciplina de voto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro senadores del PP por las Islas Baleares han votado este miércoles en el Pleno del Senado a favor de una moción del PSOE que pedía la paralización de las prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo, rompiendo así la disciplina de voto del Grupo Popular, que ha tumbado la iniciativa con su mayoría absoluta.

Se trata de los senadores Lorenzo Bosch, Margarita Durán, Antonia Garau y José Sala Torres. De este modo, sólo uno de los cinco senadores con los que cuenta el PP por Balears, la representante de Menorca Juana Francisca Pons, ha respetado la disciplina de voto y ha votado en contra de la moción. Por otra parte, el senador del PP por Álava Jorge Ibarrondo también ha votado a favor, pero lo ha hecho por error, tal y como han confirmado a Europa Press fuentes del Grupo Popular.

Según ha explicado tras la votación el senador del PP por Ibiza José Sala Torres, romper la disciplina de voto ha sido una decisión "dura" y "difícil" para los cuatro parlamentarios baleares, de la que no se sienten orgullos, pero necesaria para defender los intereses de los ciudadanos de los territorio al que representan.

"Como representantes territoriales, por más que seamos senadores del Reino de España, tenemos la obligación, cuanto menos moral, de atender a las demandas de los ciudadanos de nuestras respectivas representaciones territoriales", ha explicado Sala Torres.

Los cuatro 'disidentes' votaron a favor de la propuesta del PSOE para "atender a las demandas de los ciudadanos" de sus territorios

En esta línea, ha manifestado que también es su obligación respetar las decisiones que han adoptado las Instituciones las Islas, las cuales, tal y como ha recordado el senador, "han sido unánimes tanto en el Parlamento como en los Consells insulares y en los ayuntamientos" pidiendo que se rechazaran las prospecciones.

"No es agradable romper la disciplina de voto del Grupo al que perteneces, pero espero que por parte del propio grupo y del partido se comprenda nuestra posición. Creo que se entenderá si se atiende a la situación y a la sensibilidad que existe en las Islas sobre este tema", ha apostillado.

De este modo, los senadores baleares del PP se han descolgado de la decisión de su grupo, que ha votado en contra de la moción socialista, tras frustrarse el acuerdo de una enmienda transaccional que pretendía pedir la suspensión temporal de las prospecciones que se han autorizado en aguas españolas hasta llegar a un entendimiento con las Comunidades Autónomas afectadas.

La transaccional había sido propuesta precisamente por el senador conservador José Ignacio Palacios, en línea con el compromiso manifestado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la pasada semana al jefe del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, de estudiar esta suspensión temporal hasta lograr un "entendimiento" entre el Ejecutivo central y los de Canarias y Baleares. No obstante, finalmente no se ha llegado a un acuerdo.

El PSOE se niega a condicionar la paralización de las prospecciones al informe de impacto medioambiental de Agricultura

Según ha explicado el senador Torres Sala, durante las negociaciones, que han durado casi cuatro horas y en las que ha estado presente el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha habido "varias propuestas del PP", entre las que se encontraría, por un lado, la de la suspensión temporal avanzada por Palacios durante el debate de la moción, y por otro, la de condicionar la paralización al resultado de las evaluaciones de impacto medioambiental que realiza el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Finalmente, esta última condición, que ya había sido propuesta por el PP a través de una enmienda rechazada por el PSOE al inicio del debate, se ha convertido para los conservadores en un requisito indispensable para el acuerdo, condición que los socialistas no estaban dispuestos a aceptar pues se trata, a su juicio, de un procedimiento ya previsto en la ley. "No es lógico porque si es el resultado es negativo ya se sabe que las prospecciones se tienen que paralizar, para esto no necesario un acuerdo del Senado", ha explicado en declaraciones a los medios tras finalizar el Pleno el senador del PSOE Francesc Antich, quien se ha encargado de defender la moción en el Pleno. Asimismo, ha criticado que el Grupo Popular no haya respaldado tras cuatro horas de negociación la propuesta de acordar una paralización temporal de las prospecciones, la cual ha sido realizada durante el debate de la moción por su propio senador. "Supongo que no ha tenido respaldo del Ministerio de Industria, sorbe todo", ha apostillado.

No obstante, Antich ha agradecido a los senadores baleares del PP su decisión de apoyar su moción, que va en la línea de lo acordado en las instituciones de las Islas. "Durante todo este tiempo que hemos estado trabajando en la moción hemos estado hablando con los senadores de Baleares del PP y quiero darles la enhorabuena por haber apoyado esta moción, porque expresa el sentir de las instituciones de la Islas y de sus ciudadanos", ha asegurado.

Para Coalición Canaria, Industria "no quiere dialogar sino imponer"

La moción de los socialistas pedía por un lado el rechazo y la paralización de todos los procesos de investigación o exploración de hidrocarburos en el Mediterráneo, "por significar un serio peligro para la actividad pesquera y turística". Asimismo, instaban al Gobierno a promover la modificación de la citada ley de hidrocarburos para poner límites "a la liberalización que representa, con especial atención a las cuestiones medioambientales" y para impedir "las prospecciones en el mar que afecten a especies y zonas protegidas, zonas turísticas, recursos pesqueros y al Mar Mediterráneo". La iniciativa socialista, aunque no ha salido adelante, sí ha recibido el apoyo del resto de grupos de la oposición, especialmente de Coalición Canaria, partido que, desde el Gobierno de Canarias, también rechaza frontalmente las prospecciones petrolíferas que se han autorizado en las aguas de su archipiélago.

Así, el senador de CC Narvay Quintero ha criticado que el PP se haya "desdicho" de su propia propuesta, al tiempo que ha asegurado que lo que esto demuestra es que hay "dos corrientes en el PP": por un lado, la que apuesta por la suspensión temporal para poder negociar, "que viene del presidente del Gobierno", y por otro, la del Ministerio de Industria que dirige José Manuel Soria, "que no quiere dar marcha atrás en este asunto". "El Ministerio no quiere dialogar sino imponer. El senador Palacios ha hablado en nombre de Rajoy y, con su experiencia, no se va a inventar de la chistera esta propuesta si no viene avalada por parte del Gobierno, por lo que creo que es el Gobierno del PP el que está enfrentado", ha sentenciado.