Publicado: 12.10.2014 09:20 |Actualizado: 12.10.2014 09:20

Cultura sobre ruedas para el pueblo: de las Misiones Pedagógicas al tren popular de Allende

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hubo un tiempo en el que la cultura no era un problema para los gobiernos. Muy al contrario, desde las instituciones públicas se apostó fuerte por hacerla llegar a todos los rincones del país. Era una época en la que se creía que el mundo de las artes contribuía a la liberación del ser humano y el gobierno se veía obligado a crear las condiciones adecuadas para su desarrollo e impulso. No fue hace mucho. Hasta se puede decir que más que una época pasada fue un espíritu desaparecido. Una concepción de la vida y del gobierno de la que ya no queda casi nada. La desmemoria y el revisionismo histórico han corroído parte de los recuerdos de aquella época, de aquel espíritu.

Para quitar el polvo al recuerdo y engrasar los resortes de la memoria, la periodista y documentalista chilena Carolina Espinoza [en la imagen adjunta] está realizando el documental histórico El tren popular de la cultura, que recupera la aventura de Salvador Allende para llevar la cultura hasta el último pueblo del sur de Chile y las Misiones Pedagógicas de la II República española como la base de ese espíritu, también presente en la Revolución Rusa.

"Ahora estamos reivindicando tanto en Chile como en España una cultura accesible para todos, una educación pública gratuita y de calidad y una sanidad para todos, pero hubo un tiempo en el que la tuvimos o, al menos, los gobiernos apostaron por estos derechos. Todas estas reclamaciones no son nuevas. Por eso me voy 80 años atrás en el caso de España para recuperar las Misiones Pedagógicas y 43 años en el caso de Chile para regresar al origen del espíritu que ahora está renaciendo", explica a Público Espinoza, que está llevando una campaña de crowdfunding para recaudar 4.000 euros.

Pero, ¿qué era el Tren popular de la cultura de Allende? Este es el otro gran objetivo de la autora. Dar a conocer al público el proyecto que el presidente chileno impulsó poco después de llegar al cargo. En febrero de 1971 salía de Santiago de Chile el tren presidencial con 40 artistas a bordo y durante 60 días recorrería el sur del país llevando el teatro, la música, etc. a personas que jamás habían tenido esta posibilidad. "Durante esos sesenta días, desde el campesino al minero, pasando por una persona de origen mapuche, todos tuvieron acceso a la cultura. Me conmovió la idea. Es la cultura en estado puro", relata Espinoza.

Este "maravilloso" proyecto de Allende recordó a la autora las Misiones Pedagógicas, un proyecto llevado a cabo por la II República Española que llevó a cerca de 600 maestros, artistas e intelectuales a recorrer alrededor de 700 pueblos y aldeas. En el Decreto de creación de las Misiones se decía que se trataba de llevar a las gentes "con preferencia a los que habitan en las localidades rurales, el aliento del progreso y los medios de participar en él, en sus estímulos morales y en los ejemplos de avance universal, de modo que los pueblos todos de España, aun los apartados, participen en las ventajas y goces nobles reservados hoy a los centros urbanos".

Para finalizar el documental y poder pagar a la gente que ha participado en él, Carolina Espinoza ha comenzado una campaña de crowdfunding a través de Verkami. El objetivo es conseguir 4.000 euros para comprar las imágenes del tren popular que vende la Televisión Nacional de Chile a 12 euros por segundo, el trabajo de pos-producción y remunerar los equipos argentinos y españoles encargados de volver a realizar en tren el mismo trayecto que realizó el tren popular de Allende y las Misiones. "Obviamente, yo no cobraré de ese trabajo. El esfuerzo es por recuperar la memoria", sentencia.