Público
Público

Catalunya La CUP permitirá la investidura de Torra al abstenerse en la votación de este lunes

El consejo político decide mantener la abstención, por lo que el candidato será elegido president por mayoría simple.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejo político de la CUP ha decidido facilitar la investidura de Quim Torra. / SANTI IGLESIAS (EFE)

El consejo político de la CUP ha decidido hoy mantener las cuatro abstenciones de sus diputados en la votación de mañana en el Parlament, con las que harán posible la investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat, aunque sin garantizar la gobernabilidad del futuro Govern.

La abstención ha sido la opción ganadora en la votación interna del consejo político de la CUP celebrado en Cervera y es imprescindible para que mañana sea investido Torra por mayoría simple, junto con los votos favorables de JxCat y ERC y los negativos del resto (Ciudadanos, PSC-Units, Catalunya En Comú-Podem y PPC).

En un comunicado, la formación ha indicado que "no bloqueará la formación de un nuevo Govern" en un momento "complejo, marcado por la represión y la vulneración de derechos políticos y civiles por parte del Estado".

Pero la CUP ha remarcado que, pese a facilitar la investidura con las cuatro abstenciones, se situará en la oposición durante la próxima legislatura, sin garantizar la gobernabilidad del próximo ejecutivo catalán.

La CUP ha tomado esta decisión tras considerar que la propuesta de programa de gobierno de JxCat y ERC "no avanza en la construcción de medidas ni republicanas ni sociales, que respondan a los derechos y necesidades de la clase trabajadora y del resto de las clases populares".

La CUP ha considerado que JxCat y ERC han dado un "giro autonomista" que la lleva a "asumir un rol de oposición activa, trabajando, dentro y fuera de las instituciones, para generar un nuevo ciclo del movimiento independentista".

La oposición lo rechaza en la primera votación

Ayer, la oposición en bloque rechazó investir a Torra. Los partidos coinciden en criticarle tuits y artículos insultantes a los "españoles", pero las razones para no votar en contra de la investidura difirieron mucho en función del grupo.

Para Cs y PP, Torra implicaría continuar con el "fracaso" del proceso, mientras que socialistas y Comuns cuestionaron que pueda representar una opción que represente a "todos los catalanes".

Los representantes de la CUP, por su parte, lamentaron lo que ven como un acto de "vasallaje" al Estado por parte de JxCat y ERC por el hecho de haber renunciado a la investidura de Carles Puigdemont.

Durante su intervención en el Parlament, Torra llenó de menciones republicanas su discurso para convencer a la CUP. El candidato a la investidura insistió en que pretende ser un "presidente republicano", a la espera de poder restituir en el cargo a Puigdemont, e insistió en que cumplirá el mandato del 1-O. Es decir, "construir un estado en forma de república".