Publicado: 30.12.2015 13:53 |Actualizado: 30.12.2015 20:55

La CUP retrasa al domingo la reunión sobre Mas para dar más tiempo a que los militantes puedan dar su opinión

La fecha prevista inicialmente era el sábado día 2. Ahora, ese día se reunirán las asambleas territoriales para debatir sobre el acuerdo con JxSí

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, y su portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, durante la comparecencia realizada tras la Asamblea Nacional de la formación celebrada el fin de semana en Sabadell (Barcelona). EFE/Str

El presidente de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, y su portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, durante la comparecencia realizada tras la Asamblea Nacional de la formación celebrada el fin de semana en Sabadell (Barcelona). EFE/Str

BARCELONA.- La reunión del Consejo Político de la CUP que debe decidir si esta formación acepta investir O NO a Artur Mas como presidente de la Generalitat se ha retrasado un día y finalmente tendrá lugar el domingo 3 de enero, para dar más tiempo a que los militantes de la formación puedan dar su opinión sobre el acuerdo con Junts pel Sí.

La fecha prevista inicialmente era el sábado día 2, después de que la Asamblea Nacional del pasado domingo acabara con un empate a votos entre los partidarios de investir a Mas y los detractores.



La nueva fecha en que se celebrará la reunión del Consejo Político ha sido acordada por el secretariado nacional de la CUP y los diputados de su grupo en el Parlament después de las reuniones mantenidas en los últimos días, para estudiar el método para decidir si hay acuerdo con JxSí, como deberán decidir el domingo, en un sitio aún por anunciar.

El encargado de tomar la decisión final sobre si investir a Mas será el Consell Polític del partido y el Grupo de Acció Parlamentària (GAP, los diez diputados), pero previamente se celebrarán 155 asambleas locales y 13 territoriales, y estas últimas deberán definir su posicionamiento y podrán formular propuestas. Podrán participar en estas asambleas territoriales con voz y voto los militantes nacionales y locales de la CUP y los militantes de las candidaturas municipalistas adheridas a la CUP y no tendrán derecho a voto los simpatizantes.

La CUP decidirá entre dar 2 votos y 8 abstenciones a Mas para facilitar su investidura, o darle 10 abstenciones (o 5 votos a favor y 5 en contra), lo que la impediría.

Luego, el domingo 3, en Barcelona, el Consell Polític tomará una decisión final, que deberá salir por por mayoría absoluta entre dos escenarios: dar dos votos y ocho abstenciones a Artur Mas para facilitar su investidura, o darle 10 abstenciones --o cinco votos a favor y cinco en contra--, lo que la impediría.

En un comunicado, el partido ha informado que esta es la propuesta lanzada por el Secretariado Nacional para desempatar la asamblea que organizó la CUP el pasado domingo y que finalizó con 1.515 votos a favor de investir a Mas y 1.515 en contra. En la asamblea se sometieron cuatro escenarios a debate: dos que incluían investir a Mas y dos que incluían rechazarle, y esta vez se ha reducido el abanico de posibilidades a dos.

"Estaremos reunidos hasta que encontremos una solución"

La diputada de la CUP en el Parlament Eulàlia Reguant ha afirmado que su Consell Polític y su Grup d'Acció Parlamentària (GAP) estarán reunidos el domingo el tiempo que haga falta hasta encontrar una "solución" al empate que hubo en la Asamblea sobre si investir o no a Artur Mas presidente de la Generalitat. "El domingo estaremos en el lugar donde se haga el Consell Polític y el GAP hasta que encontremos una solución para tomar una postura sobre el candidato" a la Presidencia, ha afirmado este miércoles en una rueda de prensa desde la Cámara catalana.

Ha justificado el aplazamiento del Consell Político del sábado al domingo por dar "más tiempo" a las asambleas territoriales para debatir y pronunciarse, ya que las fechas no son propicias para este tipo de encuentros porque el debate interno coincide con el 31 de diciembre y el 1 de enero.

La diputada ha asegurado que no están previstos más encuentros con JxSí, y ha recordado que esta coalición y el propio presidente en funciones rechazaron introducir cambios en la oferta de investidura como pedía la CUP: "No comeremos las uvas" juntos, ha ironizado.

Previsto un Pleno del Parlament el día 4

La CUP lleva la investidura al límite, ya que si finalmente decide apoyar a Artur Mas, el pleno del Parlament debería empezar el lunes 4 de enero y votarse el martes 5 y, si es necesario, votarse de nuevo el jueves día 7. El empate de la asamblea de la CUP el domingo pasado complicó la cosas y el Parlament tomó la decisión de reservar los días 4,5 y 7 para realizar el pleno de investidura, sin saber aún si lo celebrará o no al estar pendientes de la decisión de los anticapitalistas.

Si la CUP rechaza investir a Mas, Catalunya se verá abocada a nuevas elecciones en primavera, ya que ningún otro partido de la Cámara se ha mostrado dispuesto a apoyar al presidente en funciones si no lo hacen los anticapitalistas, y JxSí no quiere plantear otra oferta a la CUP. El no de la CUP supondrá que el Parlament se disuelva automáticamente el domingo 10 de enero y Mas estaría entonces obligado a fijar los comicios entre 40 y 60 días después.