Público
Público

Dastis dice que se paga sus vacaciones y que su estancia en la embajada de Quito se ajusta a la legalidad

El ministro ha admitido que usó un vehículo oficial de la Agencia Española de Cooperación por motivos de seguridad y que "por norma general" lo hizo acompañado del responsable de la legación diplomática

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores Alfonso Dastis conversa a su llegada con la presidenta de la Comisión de Exteriores del Congreso de Los Diputados Pilar Rojo Novera . EFE/ZIP

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, ha asegurado este lunes que él siempre se ha pagado sus vacaciones y las de su familia y ha justificado por ajustarse a la legalidad su estancia en la residencia del embajador español en Ecuador, Carlos Abella, y el uso de uno de los vehículos oficiales de la embajada durante sus días de descanso en el país andino. Además, ha añadido que aprovechó el viaje para reunirse con varias autoridades de aquel país.

Así lo ha explicado ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso donde Unidos Podemos y ERC habían solicitado su comparecencia tras publicarse las primeras noticias sobre su estancia y de la de su familia en la residencia del embajador español en Quito, donde paró de camino a las Islas Galápagos.

Ambos grupos llevaron su reclamación a la Diputación Permanente del Congreso, pero finalmente accedieron a retirar su solicitud de que Dastis diera explicaciones en una sesión extraordinaria de la comisión en agosto y aceptaron que lo hiciera en la primera reunión ordinaria de este órgano, que se ha sustanciado este lunes.

El ministro ha arrancado admitiendo su "sorpresa" por la aparición de noticias sobre su estancia en la residencia de embajador en Ecuador y subrayando lo "obvio", que, "como no puede ser de otra manera" sufraga sus vacaciones y las de su familia con su "pecunia particular". "Así ha sido el pasado y así será en el futuro", ha remarcado.

La invitación de un "amigo"

Tras remarcar que fue él quien abonó sus billetes a Quito y después a las Galápagos, ha explicado que estuvo en la embajada tras aceptar la "amable invitación" de Abella, al que ha definido como un "amigo", pero dejando claro que no le nombró embajador por su amistad, sino porque cumplía los requisitos para ocupar ese puesto.

Según Dastis, lo publicado se basó en "informaciones erróneas" por ser "incompletas" o por desconocer sus autores algunos hechos, como que, según ha dicho, es habitual que los embajadores inviten a sus residencias a los ministros, ya sea por "cortesía" o por razones de "seguridad". De hecho, ha detallado, pueden invitar a quien consideren oportuno porque lo normal es que la embajada y la casa del embajador estén en un mismo espacio.

"Me invitó a su residencia y no vi nada especial porque no he sido el primero ni seré el último de los ministros que lo hará", ha señalado, incidiendo en que sería muy complicado hacer una regulación específica sobre el uso de las residencias de los embajadores porque la casuística es "prácticamente inabarcable". Si un embajador te invita no le dices que no", ha abundado, apuntando que una negativa por su parte podría haberse "malinterpretado".

Usó un vehículo oficial

Dastis ha admitido que usó un vehículo oficial de la Agencia Española de Cooperación por motivos de seguridad, conforme prevé la normativa vigente y los usos habituales, y que "por norma general" lo hizo acompañado del responsable de la legación diplomática. "Es una práctica nada problemática", ha enfatizado, haciendo hincapié en que también lo han hecho sus antecesores y se ajusta a la Ley del Alto Cargo.

Además, ha puesto de manifiesto que usando ese coche y no hospedándose en un hotel sino en la embajada había contribuido a un ahorro para el erario público, igual que renunciando a que sus escoltas habituales le acompañaran en el viaje. En respuesta al diputado de Unidos Podemos Txema Guijarro, ha aclarado que ni su esposa ni su hija hicieron uso de los medios de transporte de la embajada por sí mismas.

"No tengo de qué avergonzarme"

Asimismo, el jefe de la Diplomacia ha explicado que durante su estancia en Quito mantuvo hasta cinco reuniones con autoridades del país, entre ellas con la canciller María Fernanda Espinosa, y que lo hizo a petición de embajador. "No tengo nada que qué avergonzarme, he actuado con la mejor de las intenciones porque soy ministro durante todo el tiempo y si hay oportunidad estrechar vínculos con un país, se aprovechan", ha añadido.

El representante de Unidos Podemos le ha pedido que especificara si había obtenido algún logro con sus gestiones y Dastis ha contestado anunciado que gracias a su entrevista con su homóloga ecuatoriana se pudo cerrar una visita del presidente Lenin Moreno el próximo mes de diciembre a España. "No voy a decir que por resultado mío o a lo mejor sí, pero es ese un resultado concreto de mi visita", ha apostillado.

En esos días, Dastis se entrevistó también con los ministros de Interior y de Turismo, con el presidente de la Cámara de Comercio de España en Quito y con el nuevo embajador del país andino en nuestro país, que se acaba de incorporar a su puesto.

"No he convertido mis vacaciones en un viaje oficial para justificar un desembolso que no ha hecho nadie por mí porque yo me he pagado mis billetes", ha añadido el ministro a modo de resumen y en respuesta al socialista José Miguel Camacho. Según el socialista, Exteriores contribuyó a la polémica al no dar explicaciones claras sobre el asunto desde el principio y dando a conocer las entrevistas oficiales del ministro sólo después de que saltara la noticia.

ERC pide su dimisión

El portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, ha afeado al ministro que no haya "contestado a nada" y ha pedido su dimisión ya que, desde su punto de vista, que el jefe de la Diplomacia pase sus vacaciones en la casa de un embajador no es una "cortesía" sino una "sinvergonzonería".

Por contra, quienes sí se han dado por satisfechos con las explicaciones del ministro de Exteriores y no le han pedido más aclaraciones han sido el portavoz del PNV, Aitor Esteban, y el de Ciudadanos, Fernando Maura.