Público
Público

La debacle del PP en Madrid El PP ultima el desembarco de Pablo Casado en Madrid

En Génova anticipan que habrá incorporaciones "importantes" del "ámbito nacional" a la dirección del PP de Madrid. Su nuevo presidente es Pío García-Escudero, también presidente del Senado, pero hay espacio para acomodar al vicesecretario de Comunicación del PP nacional. Su entrada en la cúpula madrileña puede darse en una semana.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y del PP, junto a los vicesecretarios Javier Maroto y Pablo Casado, en la primera jornada del XVIII Congreso nacional del partido. EFE/Javier Lizón

El PP sabe gestionar tiempos y mide cada paso con cautela, pero cada vez deja más claro dónde desemboca el camino en Madrid. La formación conservadora ha abierto este lunes una nueva puerta a su vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, para su incorporación a la política madrileña, en este caso desde la dirección del partido en la Comunidad.

Fuentes de Génova afirman que es "muy posible" que Casado entre en la dirección del PP de Madrid en una semana

Tras el escándalo del máster de Cristina Cifuentes y su dimisión forzosa como presidenta y como líder del partido en la región, la dirección nacional anunció el lunes que deja  la Presidencia en manos del exnúmero dos de Cifuentes, Ángel Garrido -que ya tiene el apoyo de Ciudadanos para su investidura-, y el control del PP madrileño en manos del actual presidente del Senado, Pío García-Escudero, que ya ostentó ese cargo antes de verse desplazado por Esperanza Aguirre, en 2004. El nuevo presidente del PP de Madrid y su flamante secretario general, Juan Carlos Vera -secretario de Organización nacional- serán ratificados en sus funciones este martes por el Comité Ejecutivo Nacional del partido conservador. 

Desde ese momento podrán hacer cambios en la composición de los órganos directivos autonómicos, y fuentes de Génova reconocen a Público que es "muy posible" que Casado entre en juego ese mismo día. Como es habitual en el PP, no quieren adelantar escenarios ni confirmar que el vicesecretario de Comunicación vaya a dar el salto a Madrid, pero sí afirman que esto serviría a Casado como toma de contacto o termómetro de la realidad del partido en la región.

Otras fuentes del Partido Popular avanzaban el lunes que en la dirección madrileña habrá pronto "personas que no van a ser de local", "incorporaciones importantes del ámbito nacional". También explicaban que es compatible ostentar un cargo en la cúpula nacional y otro en la autonómica, por lo que el actual vicesecretario de Comunicación podría mantener este cargo, y a su vez desempeñar otro -previsiblemente, que no le causase excesivo desgaste-.

En la misma línea, otras fuentes de la dirección del partido sostienen que no está tan claro que Casado vaya a entrar a formar parte de la dirección autonómica, pero sí afirman que estará "muy encima" de la situación en Madrid.

Casado, Santamaría y Méndez de Vigo, en las quinielas

Además, y aunque no lo descartaran por completo, las citadas fuentes sí apuntaban que previsiblemente no habrá incorporaciones de miembros del Gobierno a la dirección madrileña por el momento. Los cambios en la dirección en Madrid tras la dimisión de Cifuentes, que apenas ha durado un año en este cargo, pueden arrojar pistas sobre la hoja de ruta del PP para las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Por el momento Casado ha sonado como posible candidato a la Alcaldía, aunque hay quienes apuntan que intentará llenar el vacío dejado por Cifuentes en la CAM

Por el momento Casado ha sonado como posible candidato a la Alcaldía de Madrid, aunque hay quienes apuntan que intentará llenar el vacío dejado por Cifuentes, que apenas hace dos meses se perfilaba como puntal del PP nacional, indiscutible candidata para revalidar Madrid y posible sucesora de Mariano Rajoy.

Sobre la mesa hay ya otros nombres, como el de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, o el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, aunque no hay nada confirmado; las quinielas siguen abiertas.

Los candidatos "muy potentes" y la llegada de Génova

En otro orden de cosas, el número tres de los conservadores, Fernando Martínez-Maillo, afirmaba este lunes que buscarán candidatos "muy potentes" para las elecciones de 2019 al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, conscientes de que este es un año "complicado" para su partido.

Con Ciudadanos pisándoles los talones en las encuestas -el barómetro del CIS que se conocerá esta semana puede ser muy negativo para ellos, ya que el trabajo de campo se desarrolló durante una de las etapas más agudas del escándalo del máster de Cifuentes-, en Génova saben que no hay espacio para errores o nuevas crisis.

Por eso Rajoy se ha garantizado el control del partido en Madrid, y por eso tirará de candidatos "muy potentes"; perder la Comunidad por primera vez en 23 años y seguir en la oposición en el Ayuntamiento serían dos golpes muy duros, a apenas un año de las elecciones generales en las que el PP se juega el gobierno.