Publicado: 27.05.2015 08:56 |Actualizado: 27.05.2015 11:35

Podemos se debate en Asturias entre sostener a la derecha o a la 'casta'

Tanto en Oviedo como en Gijón deberá apoyar a partidos convencionales para formar un Gobierno alternativo

Publicidad
Media: 2.21
Votos: 14
Comentarios:
Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturias, y el candidato electoral, Emilio León. / PABLO LORENZANA

Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturias, y el candidato electoral, Emilio León. / PABLO LORENZANA

GIJÓN.- Podemos deberá decidir en Asturias si odia más a la casta o a la derecha... y a quién prefiere desalojar del poder. Porque tanto en Oviedo como en Gijón deberá apoyar a partidos convencionales para que gobierne una alternativa a lo que hay: en ambos casos, la fuerza cercana a Francisco Álvarez Cascos, aunque con distintos nombres. De modo que este debate se planteará en la formación por primera vez.

En la capital de Asturias gobierna Agustín Iglesias Caunedo, que fue segundo del cacique local Gabino de Lorenzo cuando a éste le apoyaba el exsecretario y exvicepresidente de José María Aznar. Y en la ciudad más poblada manda Carmen Moriyón, que llegó a la Alcaldía después de que el ingeniero riñera con Génova. Así que la sombra del marido de Carmen Portos es alargada y sólo puede desaparecer del poder si así lo deciden las huestes locales de Podemos.

Pero ese extremo es más fácil de plantear que de articular, porque el bipartidismo que se dice en España es en realidad tripartidismo en esta tierra (donde IU siempre mantuvo una cuota de poder, por no hablar del bisindicalismo de UGT y CCOO), así que el oficialismo es aquí más amplio que en el resto del país y debería llamarse institucionalismo para bien ser.



Dadas por perdidas ambas Cuencas Mineras (de donde proceden los actuales jefes de la FSA, pero ése es otro tema), el debate sobre el PSOE en Asturias debe plantearse en Gijón, Oviedo, Avilés y Siero, que suman más de la mitad de la población del Principado. En los cuatros escenarios la Alcaldía depende de Podemos (aunque en distinta medida y con sus diferentes marcas).

En Oviedo, el PP ha caído desde cinco mayorías absolutas consecutivas y la izquierda suma 14 concejales, con los 6 de Somos (la marca local de Podemos), los 5 del PSOE y los 3 de IU.

En Gijón, Foro tiene 8 concejales; el PP, 3; y Ciudadanos, 1. Enfrente, los socialistas suman 7; Xixón sí Puede (Podemos), 6; e IU, 2.

En Avilés, los socialistas conservan 8 concejales y Somos e IU suman 5 y 3, respectivamente; frente a los 6 del PP, los 2 de Ciudadanos y uno de Ganemos.

Las Cuencas Mineras son para Izquierda Unida (Mieres, la del Caudal, y Langreo, la del Nalón), a través de la marca Somos, lo que deja a la Federación Socialista Asturiana con el poder muy mermado en los territorios donde siempre mandó el SOMA de José Ángel Fernández Villa –ahora investigado por la Fiscalía Anticorrupción, por tener una fortuna oculta.

Las diferentes marcas de Pablo Iglesias en Asturias (Somos, Xixón, etcétera) tienen un difícil dilema, porque si apoyan a la casta no podrán mantener mucho tiempo su discurso de regeneración; y si permiten que siga la derecha en Oviedo y Gijón perderán su credibilidad en parte de la izquierda.

De modo que todo apunta que las aspiraciones de los llamados asturtzales se situarán enseguida en el centro de todos los debates, con la apuesta por la lengua asturiana como línea roja no comprometida que va a determinar la orientación de cada círculo de los partidos indignados (por llamarlos genéricamente de alguna forma). Así que pronto veremos a Caunedo y Moriyón diciendo ye.

Pero en ese caso Pablo Iglesias perderá uno de sus principales caladeros de votos para su aspiración de ser el próximo presidente del Gobierno de España. Así que todo el mundo se pregunta ya: ¿Quién manda en Podemos? ¿La jerarquía nacional o los círculos locales?