Publicado: 18.10.2016 19:46 |Actualizado: 18.10.2016 19:46

El debate sobre las dos primeras leyes apunta ya la pugna por quien liderará la oposición al Gobierno del PP

Unidos Podemos y ERC arremeten por diversos motivos contra el PSOE, que responde reprochando, sobre todo, a la formación morada por no haber permitido un Gobierno alternativo en la pasada legislatura al votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
El diputado socialista Patxi López en medio de una despoblada bancada socialista, en el pleno que se ha celebrado la tarde de este martes en el Congreso de los Diputados. EFE/JJGuillen

El diputado socialista Patxi López en medio de una despoblada bancada socialista, en el pleno que se ha celebrado la tarde de este martes en el Congreso de los Diputados. EFE/JJGuillen

MADRID.- El debate parlamentario que se ha desarrollado en el pleno del Congreso de los Diputados este martes por la tarde no ha despertado gran interés entre sus señorías, pese a que ha sido la primera sesión de la actual legislatura que realmente puede ser considerada como normal. Y eso que hacía más de un año que no se celebraba una sesión plenaria con un orden del día que conlleva trascendencia legislativa.

Las bancadas, a derecha e izquierda, han estado semivacías durante el largo y, sin duda, tedioso debate. Tan solo se han llenado en el momento de la votación de la toma en consideración de las proposiciones para reformar dos leyes —la de Estabilidad Presupuestaria y la LOREG— planteadas por el grupo parlamentario popular. Las dos iniciativas han superado este primer listón, que se culminará el jueves con la aprobación de las modificaciones legales.

Sin embargo, esta atonía no ha impedido que durante el debate suscitado se haya puesto de manifiesto actitudes que, sin duda, persiguen marcar territorio sobre quien llevará la voz cantante en la oposición a un teórico Gobierno en pleno ejercicio presidido por Mariano Rajoy a partir del mes de noviembre. Han sido unas referencias nada sutiles, pero que tampoco han abierto hostilidades. Pero punzadas las ha habido.




Quien abrió una dura batería de reproches contra el PSOE fue Joan Tardá, portavoz de ERC, al acusar a esta formación de “rajarse” y “entregar banderas” al PP

Evidentemente la contienda ha sido entre las bancadas socialista y de Podemos, aunque habría que alterar el orden para adecuarlo al turno de las intervenciones. Alberto Garzón, que ha tenido una porción del tiempo asignado al grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ha empleado su intervención en el debate sobre la reforma de la ley de Estabilidad Presupuestaria para criticar la política económica del PP y la que ejecutó el PSOE en la última legislatura de Zapatero.

Pero también se ha referido a los momentos actuales al calificar de “falso debate” la discusión interna en la formación socialista “entre nuevas elecciones o la abstención”. “Había alternativa”, ha sentenciado el representante de Izquierda Unida en la coalición de Unidos Podemos. Una proclama que ha sonado a lanzada contra los escaños socialistas, muy escasos en esos momentos. Garzón, además, pese a afirmar que su grupo no se opone a la toma en consideración de la propuesta del PP, ha anunciado la presentación de enmiendas “porque hay que cambiar esta ley”.

Un buen rato después ha tomado la palabra el diputado Pedro Saura, portavoz socialista en materia económica, quien se ha dado por aludido como era de esperar. Saura, diputado de tono un tanto monocorde, aunque con momentos de inflexión, se ha dirigido a Garzón para echarle en cara que no apoyase (en la legislatura anterior) “una política económica alternativa”, en alusión a su negativa y la de Podemos a la investidura de Pedro Sánchez en el mes de marzo.

El parlamentario socialista también se ha mostrado contrario a la ley que ahora se pretende modificar con el fin de permitir que las comunidades puedan elaborar sus presupuestos libremente ante las exigencias de Bruselas. “No es nuestra ley, la votamos en contra porque es tremendamente conservadora y liberal”, ha proclamado Saura para fijar su posición contraria al PP y su política económica.

Este enfrentamiento un tanto de florete ha aumentado de tono en el debate siguiente sobre la reforma de la LOREG, una propuesta del grupo popular para acortar la duración de la campaña electoral en el caso de haya una disolución automática de la legislatura, como lo fue la anterior y podría serlo en la actual si no hay investidura de Rajoy la semana próxima. De esa forma se evita tener que votar el día de Navidad, ya que así lo establecía el calendario que en agosto decidieron el propio Rajoy y la presidenta del Congreso, la conservadora Ana Pastor.

La coincidencia generalizada sobre esta cuestión, no obstante, no fue obstáculo para que se presentaran multitud de matices y se anunciaran enmiendas para su debate el jueves. Pero quien abrió una dura batería de reproches contra el PSOE fue Joan Tardá, portavoz de ERC, al acusar a esta formación de “rajarse” y “entregar las banderas” ante el PP al sucumbir a todo tipo de presiones fácticas “y a Felipe González” y no apostar por una alternativa al PP.

Bescansa, ha tildado el debate como una consecuencia de un “desaguisado” creado por Rajoy y el PP, a quienes ha calificado de “marrulleros por hacer lo que en la calle se conoce como una macarrada”

La excusa del republicano para arremeter contra la bancada socialista ha sido su negativa a añadir enmiendas a la LOREG para promover una reforma más amplia. “¿Se van a ir sin pagar prenda?”, ha espetado Tardá a los socialistas. “Esto son los prolegómenos de lo que pasará la semana próxima”, ha proclamado, en referencia a una posible abstención socialista en una investidura de Rajoy. “¡O no, señor Antonio. Si no es así, suba y desmiéntalo!”, ha dicho elevando la voz y en tono retador dirigiéndose al portavoz socialista, que asistía impávido a la proclama de Tardá.

En este punto, la portavoz de Podemos, Carolina Bescansa, ha tildado el debate como una consecuencia de un “desaguisado” creado por Rajoy y el PP, a quienes ha calificado de “marrulleros por hacer lo que en la calle se conoce como una macarrada”. “Pero no todos somos así y vamos a ayudar a arreglarlo” , ha explicado. Y dirigiéndose a la bancada socialista ha manifestado: “Espero que todo esto les invite a ustedes a pensar en la decisión que van a tomar”.

El portavoz socialista en este punto, Gregorio Cámara, ha respondido tanto a Podemos como a ERC con tono pausado, tal vez por ser un diputado novato, y cierto aire profesoral, ya que es catedrático de Derecho Constitucional. El caso es que ha insistido en recriminar el voto en contra de Podemos a Pedro Sánchez en el mes de marzo y en referencia a ERC y su portavoz ha proclamado: “Nosotros somos serios, señor Tardá. No aceptamos sus expresiones. Ustedes no nos pueden dar lecciones, entre otros motivos porque trabajamos con la razón y razonablemente”.

Las dos proposiciones de ley han pasado el trámite de este martes y, en lectura única y urgente, serán debatidas en su integridad y junto a las enmiendas que formalicen finalmente los diferentes grupos parlamentarios este jueves. Será la última ocasión para el debate parlamentario antes de la sesión de investidura de la semana próxima. Pero esa será ya otra historia.