Público
Público

El debate sobre la relación con el PSOE protagoniza la Universidad de Verano de Podemos

El partido morado culmina cuatro jornadas de charlas, coloquios y talleres en Cádiz. Entre medias, la contraposición de posturas entre la dirección estatal y la cúpula de Podem sobre la consulta del 1-O, y las diferentes posiciones de Íñigo Errejón y Miguel Urbán en lo que respecta al trato con el Partido Socialista.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

Pablo Iglesias, José María González y Juan Carlos Monedero, antes del acto. EFE/Román Ríos

Podemos cierra la tercera edición de su Universidad de Verano, en Cádiz, con un homenaje al escritor Juan Goytisolo, y tras celebrar medio centenar de eventos en este marco. La Universidad ha servido para visibilizar las estrategias que dirigentes como el propio Pablo Iglesias, Miguel Urbán o Íñigo Errejón, contemplan en lo que respecta a la relación de su partido con el PSOE.

El viernes, en una jornada marcada por la contraposición de posturas entre la dirección estatal y Podem Catalunya sobre la consulta del 1-O, Iglesias pasaba de puntillas sobre el PSOE en sus dos intervenciones, pero en los últimos días ya había celebrado los pasos que está dando el partido de Pedro Sánchez para acercar posiciones con Podemos y desmontar políticas del Gobierno de Mariano Rajoy.

Un día después, el sabado, el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón sorprendía con su discurso con mayor contenido político y estratégico desde antes de Vistalegre II, y defendía mantener una relación de "competencia virtuosa" con el Partido Socialista, en la que sigan arrastrándolo hacia posiciones más cercanas a las de la formación morada.

Apenas cuatro horas después, el eurodiputado, secretario de Europa y rostro más visible de Anticapitalistas, Miguel Urbán, rechazaba el planteamiento de Errejón, y enmendaba también el discurso de la plana mayor del partido en lo que respecta al giro a la izquierda de Sánchez :"De momento no lo hemos visto", sentenciaba. Las relaciones con el PSOE han estado en todo momento bajo el foco, aunque en muchas ocasiones teóricamente no eran el tema central a debatir, salvo en el caso de la primera conferencia, en la que la coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, pedía marcar distancias con el partido de Susana Díaz.

Dejando a un lado el prisma estrictamente político, el evento organizado por el Instituto 25-M, el think tank del partido, ha albergado debates sobre la situación de los medios -su precariedad, la alta concentración empresarial o el sesgo conservador mayoritario-, comunicación, creación de campañas electorales y feminismo -este último, abordado también por el público de una de las conferencias, en la que los ponentes eran tres hombres, para exigir paridad en las mesas-.

En cifras, según la organización, han contado con 120 ponentes, 80 voluntarios y 750 asistentes, que han pagado entre 25 y 15 euros, más las cerca de 500 personas que han podido pasar cuando las aulas no estaban llenas. Las jornadas arrancaban formalmente el jueves, y continuaban hasta el domingo en conferencias, talleres y conciertos en media docena de salas distribuidas entre dos facultades de la Universidad de Cádiz, a apenas unas decenas de metros del mar.

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, junto al secretario político de la formación andaluza, Jesús Rodríguez, y la consejera ciudadana, Ángela Aguilera.EFE/Román Ríos

La ausencia de la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, que tenía previsto participar en distintas charlas, ha quedado patente en varias ocasiones, en especial en la jornada del sábado, cuando iba a debatir con los eurodiputados Miguel Urbán (Podemos) y Marisa Matías (Bloco de Esquerda) sobre el Gobierno de Portugal. Por las aulas han pasado intelectuales como Boaventura de Sousa Santos o José Luis Villacañas; periodistas como Enric Juliana, Gregorio Morán, Olga Rodríguez o Fernando Berlín, y dirigentes de Podemos como la propia Rodríguez, el alcalde de Cádiz, José Manuel González (Kichi), o el secretario de Organización estatal, Pablo Echenique.

De hecho, Echenique tomaba parte en uno de los coloquios más distendidos, sobre series de televisión, en el que remarcaba la importancia del humor. En este y muchos otros eventos han colgado el cartel de aforo completo, y el público ha tomado la palabra en varias ocasiones para interaccionar con los ponentes.

El día que Monedero soltó el micrófono para subir "a hombros de un gigante"

Uno de los rostros visibles de Podemos más activos en esta edición ha sido el cofundador del partido y miembro del Gobierno en la sombra, Juan Carlos Monedero. Además de moderar algún coloquio, Monedero participó el sábado en la mesa del periodista Manuel Castells y el intelectual Boaventura de Sousa Santos. De hecho, el cofundador de Podemos copó menos tiempo de lo que acostumbra para favorecer que Boaventura, al que se refería como su "maestro", "el gigante" a cuyos hombros acostumbra a subir, hiciera una exposición más larga.

Celebrando la labor de este espacio para "acercar la universidad a la gente", el profesor de Ciencia Política de la Complutense de Madrid hacía un diagnóstico de la situación política retrotrayéndose varias décadas -parada en la Transición incluida-, para pedir a los simpatizantes de su formación, en especial aquellos que viven en zonas rurales, que no tengan "miedo": "Instruios, porque tendremos necesidad de toda vuestra inteligencia. Agitaos, porque tendremos necesidad de todo vuestro entusiasmo. Organizaos, porque tendremos necesidad de toda vuestra fuerza", mitineaba citando a Antonio Gramsci, uno de sus pensadores de cabecera.

"Para ser demócrata hoy en día es necesario ser revolucionario, y a la inversa", apuntaba Sousa Santos al inicio de su intervención. "Nos falta información potable", decía, para después cargar contra la "falsa" que supone el neoliberalismo. Con el ejemplo del Gobierno portugués -"Aprendimos bastante de la Grecia, de rodillas tras la confrontación total con los burócratas de Bruselas"- el pensador portugués afirmaba que en España hay hoy "una potencialidad" de conformar un Ejecutivo de izquierdas que desmonte las políticas y los recortes del PP. "Si se va a realizar o no depende de mucha lucidez, mucha negociación", apuntaba.

Entre críticas a la "división" en movimientos sociales y organizaciones de izquierdas, a "los sectarismos, la división que impiden una articulación nueva", Sousa Santos pedía a los partidos que trabajen en su democratización a nivel interno. A Podemos, reconociendo que ha hecho "cosas maravillosas", le recordaba que su tarea "en este régimen de la postverdad" pasa por lograr otro tipo de "capilaridad social", por "reconstruir sociedades desde abajo".

Juan Carlos Monedero durante uno de los actos de la universidad de verano de Podemos./EUROPA PRESS

El olor de las cloacas del Estado llega hasta Cádiz

Las jornadas comenzaban el jueves con el documental Las Cloacas del Estado, elaborado por Mediapro. El fundador del grupo, Jaume Roures, intervenía en otro coloquio el viernes, y la periodista de Público Patricia López ahondaba en este mismo asunto el domingo.

López, autora -junto con Carlos Enrique Bayo- de la exclusiva sobre la conspiración del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, contra formaciones independentistas catalanas, lamentaba el escaso apoyo y reconocimiento mediático a su trabajo para desentrañar la "red tóxica de políticos y empresarios" que llevan cuarenta años maniobrando, sin dejar de tapar estos hechos.

Del "antihéroe" José Luis Villarejo Pérez, el "comisario villano" en esta trama -capaz de falsear incluso su propio currículum para lograr "ascensos al margen de la ley"-, a la red "de periodistas e intereses" que éste ha logrado trenzar, López ha defendido que este oscuro entramado sólo puede acabar "con un juez que les procese a todos". "Para mi todos forman parte de una organización criminal", sentenciaba.

Villarejo (i), en un momento de su entrevista con Jordi Évole. ATRESMEDIA