Publicado: 02.11.2016 21:25 |Actualizado: 03.11.2016 07:00

“Podemos debe dialogar con todas las fuerzas del Parlamento andaluz, sin distinción”

La secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez (Sevilla, 1975), atiende a 'Público' para explicar más sobre la candidatura Plaza a Plaza, que opta a disputar el liderazgo de la formación morada en Andalucía a Teresa Rodríguez.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
La secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez.

La secretaria general de Podemos Sevilla, Begoña Gutiérrez.

SEVILLA.- Begoña Gutiérrez (Sevilla, 1975) es Secretaria General de Podemos de Sevilla y ahora lidera la candidatura Plaza a Plaza, junto al ex Secretario de Organización, Sergio Pascual, para disputarle el liderazgo de la formación morada en Andalucía a Teresa Rodríguez. Asegura que su lista es la única de las tres aspirantes elegida íntegramente por primarias. Quiere un partido “de propuestas, no sólo de protestas”, y aboga por dejar participar más a la gente en la toma de decisiones. Nos cita en el espacio cultural Las Sin Miedo, un sitio elegido con toda su carga simbólica.



Plaza a Plaza se presenta como un movimiento de base, pero tanto usted como Sergio Pascual ejercen como portavoces y pilotan la negociación con la otra lista crítica. ¿Por qué eligieron no encabezar este proyecto de forma abierta desde el principio?

La fuerza de Plaza a Plaza se la dan las bases y los 180 cargos orgánicos de Podemos en Andalucía que se suman al proyecto. Cuando a mí me lo comunican, me siento identificada con esta candidatura, pero no es algo que ponemos en marcha Sergio y yo, sino otros compañeros y compañeras de Podemos. No creo que hayamos perdido fuerza por no haber presentado esta lista nosotros mismos, al contrario, la fuerza de esta candidatura es de la militancia.

Cuando se reúnen con las bases de Plaza a Plaza, ¿qué necesidades les transmiten?

“Podemos debe trabajar pensando más en la gente que en los medios”

La vuelta a la ilusión, la necesidad de reencontrarnos, de recuperar las plazas y el formar parte de algo donde poder decidir y participar. Esta candidatura es para sentirse orgullosa, porque está formada por compañeros que llevan mucho trabajando en sus territorios. Es imprescindible dar paso a caras nuevas que se ha dejado la piel por la organización. A eso le tengo que añadir, como mujer y madre, me siento orgullosa de que los primeros cinco puestos de la lista seamos mujeres, ese liderazgo nos lo han confiando nuestras bases. Yo he notado las ganas de cambio. ¡Tenemos un documento político y organizativo que ha recibido 600 aportaciones de la gente! No es cualquier cosa. La gente tiene ganas de aportar sus experiencias, como concejal de un pueblecito, por ejemplo…Eso es vital para seguir fortaleciéndonos.

¿Por qué se rompe la coalición que iba a formar su proyecto con el de Carmen Lizárraga?

Nosotros sometimos a una consulta a nuestros afiliados preguntándoles si querían que fuésemos en coalición con el proyecto de Carmen o no. La consulta fue respaldada a favor de esa unidad por más del 70% de firmantes de nuestro manifiesto, pero no hemos podido llegar a un acuerdo. La discrepancia surge porque nosotros quisimos hacer unas pre-primarias participativas en las que desde el primer al último candidato fuera elegido por la gente, y eso es lo que hemos hecho. Negociamos con ellos y fuimos generosos porque les cedimos la Secretaría General. Si ese acuerdo se hubiera fraguado, yo no estaría aquí hablando contigo como candidata a liderar Podemos Andalucía.

Esta ruptura, ¿debilita las opciones de la corriente crítica con la dirección actual?

Verás, nosotros desde Plaza a Plaza hemos apostado por ser coherentes con nuestro código ético, y creo que eso refuerza nuestra candidatura y la hace ganadora, pero además creo que refuerza la propia organización de Podemos. No sólo importa el qué sino el cómo hacemos las cosas.

¿Qué diferencia su modelo de partido del actual Podemos?

“Teresa Rodríguez no ha sabido gestionar la pluralidad dentro de Podemos”

Bueno, yo he formado parte previamente del órgano de dirección actual de Podemos Andalucía, así que he podido percibir que en lo orgánico nos ha faltado dinamismo, nos ha faltado acercamiento a las bases. Por ejemplo, yo soy Secretaria General de Podemos Sevilla, y desde que fui elegida para ostentar este cargo, me he preocupado de tener una reunión mensual con el Consejo Ciudadano, con los portavoces de los círculos, con los secretarios generales de la provincia, reuniones con los diputados del Congreso, con parlamentarios andaluces… son espacios de encuentro donde rendimos cuentas y donde los distintos municipios de la provincia pueden trasladarnos sus demandas concretas. A mí eso me ha faltado a nivel regional.

Entiendo que esas discrepancias se las trasladó a Teresa Rodríguez dentro de la actual dirección, y no ha sido suficiente. Por eso estamos aquí.

Teresa no ha sabido gestionar la pluralidad de Podemos, y ese es el gran valor de esta organización, eso es lo que nos enriquece, la mezcla de distintas sensibilidades. Somos una herramienta de la sociedad que procede de consensos del 15M. Debíamos respetar esa pluralidad intrínseca dentro del partido, y no siempre se ha hecho.

¿Cómo quiere que funcione Podemos Andalucía a partir de ahora?

“Yo no soy errejonista. Soy placista, vengo de las plazas”

A mí, desde la candidatura de Plaza a Plaza, me gustaría un Podemos más transversal, más democrático y participativo que el que existe ahora, algo que nosotros hemos demostrado en nuestras primarias para confeccionar la lista. Y especialmente que sea útil para la gente. Nosotros nos sentimos identificados con los consensos sociales que surgen del 15M, no creemos que haya que crear nuevos consensos sociales, sino consolidar los que ya están. No hay que empezar de cero en todo ni impugnar todo lo que construyeron nuestros padres y nuestros abuelos, sino recuperar las instituciones para ponerlas al servicio de la gente.

¿Diría que son ustedes errejonistas?

Mira, yo entiendo que se diferencie entre pablistas y errejonistas, pero yo soy gentista. Yo me he metido en política para cambiar la vida de mis hijos, la vida de los círculos, de la gente normal. Yo soy placista, vengo de las plazas. Lo que hay en el partido son referentes, unos se identifican con una cara y otros con otra, pero hay muchos matices. Eso es fruto de la pluralidad.

Cuando habla de los consensos que construyeron padres y abuelos, entiendo que se está refiriendo al PSOE…

Bueno, hablo de todo lo que hay construido previo al nacimiento de Podemos sí, pero sobre todo a ese resurgir que emana en las calles con el 15M, ese hastío general que había en la sociedad y que acaba gritando “no nos representan”. Yo soy una persona que apuesta más por las propuestas que por las protestas. En el grupo parlamentario se está haciendo un buen trabajo, pero se está enfocando más la acción política hacia la protesta que hacia la propuesta. Yo apuesto por un Podemos Andalucía donde el impacto recaiga en la vida de la gente y no tanto en los medios de comunicación.

La dirección del PSOE andaluz suele recordar que le resultó fácil negociar con Sergio Pascual la investidura de Susana Díaz. ¿Ustedes eran más partidarios de acercar posturas?

Yo creo que hicimos bien en el momento de la investidura. Pusimos en la mesa tres medidas de sentido común y el PSOE no las aceptó. Nuestro posicionamiento fue el correcto.

Rodríguez sostiene que Íñigo Errejón intercedió para que Podemos Andalucía se abstuviese en la segunda votación para facilitar el gobierno a Díaz.

No creo. Hasta donde yo sé, eso se decidió en el seno de la organización del partido en Andalucía. Todos estábamos de acuerdo con dar el no al PSOE.

¿Por qué defienden un Podemos federal? ¿Les falta autonomía?

Sí. Nosotros reivindicamos un CIF propio (Código de Identificación Fiscal), que lo pediríamos en el plazo de un mes de ser elegidos, y un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados a la altura de Galicia y Cataluña. Nosotros necesitamos más autonomía política, pero también hacer valer nuestro peso en el conjunto del partido. Podemos defiende un estado plurinacional, y Andalucía, por tamaño, población e importancia, debe ganar un papel fundamental e imprescindible a nivel nacional.

Da la impresión, sin entrar en la letra pequeña, que las grandes directrices políticas de las tres candidaturas que concurren a estas primarias son similares. Las tres quieren un Podemos federal, por ejemplo…

Teresa en sus documentos no habla de un Podemos federal, hasta donde yo sé. Pero bueno, respondiéndote, las discrepancias entre nosotras son políticas, no personales. Nosotros defendemos un modelo organizativo que apuesta por el municipalismo, por a feminización de la política, por acercar el partido a las bases…

Ya, pero Rodríguez y Lizarraga dicen defender lo mismo, casi con esas mismas palabras,

A priori, el discurso de las tres puede generar esa confusión, y en los documentos de las tres candidaturas puede haber ideas similares, pero desde Plaza a Plaza nos comprometemos con garantías, con hechos y plazos concretos. En un mes vamos a pedir el CIF propio, en un mes pediremos formar subgrupo andaluz en el Congreso de los Diputados, vamos a dotar el 20% de los recursos que tengamos del presupuesto a los municipios. Tenemos que aprender de los errores del pasado, y los municipios andaluces se han sentido muy solos, abandonados por la dirección del partido, y tanto los consejos ciudadanos como los ayuntamientos donde hay concejales del cambio han reivindicado falta de atención de la organización para dotarles de recursos. Y nosotros planteamos eso, dinamizar los círculos con recursos. También nos comprometemos a crear una oficina de apoyo municipal donde haya juristas y periodistas para atender a los consejos ciudadanos municipales. Hay que paliar esos errores. Lo que en otras candidaturas es una declaración de intenciones, nosotros lo concretamos en negro sobre blanco.

Las primarias, al ser listas abiertas, pueden hacer que miembros de las tres candidaturas coincidan en la futura ejecutiva de Podemos Andalucía. ¿Cree posible el entendimiento?

Yo soy partidaria de la pluralidad y la defiendo. Me parece que lo que hace es enriquecer los debates y el camino que lleva la organización. No entiendo que las discrepancias en el Consejo Ciudadano supongan ningún problema, al contrario, creo que esa mezcla de puntos de vista es la base de nuestra formación.



¿Por qué cree usted que el PSOE saca 32 diputados de diferencia a Podemos en Andalucía?

Creo que la realidad sociopolítica andaluza no tiene nada que ver con la catalana o la vasca. En Andalucía tenemos una realidad propia donde hemos estado gobernados por el PSOE durante los últimos 40 años, y está muy arraigado. No podemos hacer paralelismos con otras regiones. El discurso de Podemos en Andalucía debe salir de nosotros, de los compañeros del partido aquí, no de la dirección estatal. Nosotros conocemos nuestro territorio mejor que nadie. Respecto al papel de Podemos Andalucía con el PSOE de Susana Díaz, a mí siempre me vas a encontrar defendiendo el diálogo y el consenso. Mi experiencia en el grupo parlamentario me demuestra que ese es el camino. Dicho esto, también creo que aquí tenemos al peor PSOE de España, al más derechizado, si no, que Susana Díaz nos explique a los andaluces en qué nos beneficia un gobierno de Mariano Rajoy. No vamos a obviar esas contradicciones, pero siempre voy a defender el diálogo con el resto de fuerzas políticas.

¿Le resulta fácil a Podemos encontrar hueco para ese diálogo en un Parlamento donde PSOE y Ciudadanos son socios y el PP lidera la oposición?


Yo estoy viendo que sí es posible, se debe dialogar con todas las fuerzas políticas de la Cámara, y no haría distinción entre unas y otras, sinceramente.

Desde fuera parece que PSOE y Podemos están en guerra permanente.


[Silencio] Ya. Por eso le decía que nuestro partido debe dejar de trabajar pensando en el impacto que tendremos en los medios de comunicación y centrarse más en el efecto real de nuestras decisiones en la gente. En el grupo parlamentario somos proactivos, y ahí es donde nos tienen que encontrar, en la búsqueda de acuerdos. No olvidemos que el Parlamento es donde se legisla, y ahora con esta composición es necesario más que nunca el diálogo.

¿Podemos Andalucía está ahora mismo en condiciones de gobernar?

Estamos haciendo muy buen trabajo en el grupo parlamentario, pero a Podemos Andalucía le falta llegar a la mayoría social y tener impacto en la vida de la gente. La gente debe tener la sensación de que estamos haciendo cosas que van a cambiar sus vidas para bien, no que que tengamos impacto en los medios de comunicación por haber hecho un acto equis. Queremos recuperar las instituciones para ponerlas al servicio de los más necesitados, pues usemos las instituciones: la sanidad, el empleo, la gente que se ha tenido que ir del país para trabajar… Será por deformación jurista, pero yo creo que las instituciones están para cambiar las normas para que la sociedad salga beneficiada. Yo recuerdo, en 2011, cuando salimos miles de funcionarios a la calle con la marea naranja a protestar por la llamada ley del enchufismo de la Junta…fue importante, pero en ese momento no lo conseguimos. Sin embargo, Podemos llegó al Parlamento y yo tuve el orgullo y la oportunidad de tumbar por primera vez un decreto ley al Gobierno andaluz que amparaba esa práctica de enchufismo. En la calle hay que estar sí, pero es importante ocupar nuestro papel dentro de las instituciones. Ese equilibrio hará que la gente nos vea como un partido de Gobierno.