Publicado: 07.10.2015 14:14 |Actualizado: 07.10.2015 20:46

Una decena de europarlamentarios pide la República mientras el rey presenta "una España unida y diversa"

Se ausentaron del pleno antes de la intervención de Felipe VI en señal de rechazo a su visita y exhibieron en sus escaños una pancarta con el lema "Salud y República", una bandera republicana española y otra independentista gallega

Publicidad
Media: 4.78
Votos: 9
Comentarios:
El rey Felipe VI pronuncia su discurso ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), con los escaños de los eurodiputados españoles del GUE vacíos y con una bandera de la República. EFE/Patrick Seeger

El rey Felipe VI pronuncia su discurso ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), con los escaños de los eurodiputados españoles del GUE vacíos y con una bandera de la República. EFE/Patrick Seeger

ESTRASBURGO (FRANCIA).- El rey Felipe VI afirmó este miércoles ante los eurodiputados de todos los Estados de la UE que pueden tener "la seguridad" de "contar con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo, unida y orgullosa de su diversidad, solidaria y respetuosa con el Estado de Derecho". Antes del discurso del rey ante la Eurocámara en Estrasburgo, una decena de eurodiputados -pertenecientes a IU, ICV, Bildu, ERC, Alternativa Galega y Nova Esquerra Catalana- se ausentó en señal de rechazo a esta visita y exhibió en sus escaños una pancarta con el lema "Salud y República", una bandera republicana española y otra independentista gallega.

El monarca español animó asimismo a construir "una Europa renovada para un tiempo nuevo en un mundo distinto", un "apasionante reto" que la UE debe afrontar, según insistió, con la seguridad de que "no hay alternativa a una Europa unida".



"Tengamos confianza en Europa: tengamos confianza en nosotros mismos, los europeos", concluyó el rey un extenso discurso en el que abogó por construir una UE "más integrada", por dotar a la Unión de "un nuevo impulso político" y formular "un nuevo ideal" que "movilice a los ciudadanos a favor de la integración y del proyecto de unidad".

Tras defender el carácter irreversible de la moneda única y la necesidad de "lanzar una señal clara e inequívoca de que los problemas sociales se encuentran en el centro" del proyecto europeo, instó a responder al "desgarrador sufrimiento" de los refugiados que llegan a la UE "desde la generosidad, la solidaridad y la responsabilidad", porque, según afirmó: "No podemos defraudarles".

Las palabras del monarca fueron subrayadas con aplausos de los europarlamentarios en varios momentos, como cuando recalcó que "Europa es donde los españoles queríamos estar, donde nos merecíamos estar y donde permaneceremos siempre" o cuando proclamó: "No es posible concebir España sin Europa ni Europa sin España; Soy europeo porque soy español".

Después de reafirmar su "fe en Europa", el rey recordó que la España democrática se ha basado en una "firme y sincera voluntad de entendimiento entre los españoles" y se ha sustentado en la Constitución, "el gran pacto que defiende, preserva y ampara los derechos y libertades de los ciudadanos" y "protege a los pueblos de España en el ejercicio de sus diversas culturas y tradiciones".

A continuación, sin aludir expresamente al desafío independentista en Catalunya, afirmó: "Europa se ha construido sobre la voluntad de sumar y no restar, de aunar y no dividir, de saber compartir y ser solidarios; tengan, así pues, señorías, la seguridad de poder contar con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo, unida y orgullosa de su diversidad".

La eurodiputada italiana Eleonora Forenza, del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, muestra un cartel con el mensaje "Salud y República" con la bandera republicana a su espalda. EFE/Patrick Seeger

Sobre la crisis migratoria y la llegada de refugiados sirios a las fronteras de la UE, reclamó "instrumentos de colaboración" con países vecinos para evitar "los desplazamientos masivos, la violencia o la inseguridad", al tiempo que pidió generosidad y solidaridad para responder a los cientos de miles de personas que huyen del fanatismo y persiguen "un proyecto de esperanza".

Al recordar los efectos de la crisis, con "tasas muy elevadas de desempleo", recordó que "son muchos los sacrificios que han tenido que hacer los españoles para volver a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo" y llamó a lanzar desde la UE una señal inequívoca de que, para la Unión, es una prioridad lograr niveles elevados de empleo, educación, salud y protección social.

En materia económica, llamó a impulsar un "marco riguroso" de supervisión presupuestaria y a profundizar en la unión bancaria, mientras que, en el ámbito de las relaciones exteriores, animó a configurar a la UE como "un actor global" comprometido con la paz, los derechos humanos y la erradicación de la pobreza, con una política común de seguridad y defensa "más ambiciosa y generosa".

Iglesias considera "decepcionante" el discurso del rey

El secretario general de Podemos y eurodiputado, Pablo Iglesias, ha encontrado "decepcionante" el discurso que el rey Felipe VI ha pronunciado este miércoles en el Parlamento Europeo en Estrasburgo y ha instado al monarca a intervenir menos en política.

Con respecto a las referencias territoriales de España, Iglesias ha defendido que "un jefe de Estado tiene que estar a la altura para representar a todos los ciudadanos, no solo a una parte". Así, ha destacado que "una figura simbólica debería intervenir menos en política y ha indicado que el futuro de Cataluña es un debate "que concierne a los ciudadanos".

Además, el líder de Podemos ha criticado que Felipe VI haya apoyado "el planteamiento del Gobierno" sobre la mejora de la situación económica y ha recordado que "las cifras de desempleo en España son escandalosas".

Por otro lado, Iglesias ha echado en falta alguna crítica a las instituciones europeas. "No hubiera estado de más recordar que las políticas de austeridad no solo han sido ineficaces, sino que han provocado un sufrimiento innecesario", ha indicado.