Público
Público

Las cloacas de Interior Decepción de Podemos y los nacionalistas con el PSOE en los pasos previos a la 'comisión Fernández Díaz'

Los comisionados de PP, PSOE y Ciudadanos se oponen a parte de la documentación pedida por ERC y Podemos en medio de fuertes discusiones sobre el procedimiento a seguir y las comparecencias.

Publicidad
Media: 5
Votos: 8

El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz en una rueda de prensa en la sede de su departamento. EFE

¿Qué hay que hacer primero, documentarse a fondo o comenzar a preguntar a unos y otros?, ¿qué tipo de documentación se puede pedir?, ¿cómo hay que preguntar, según la pauta de un interrogatorio o siguiendo el modelo de una comparecencia habitual ante una comisión?, ¿cuántos comparecientes pueden solicitar los diferentes grupos, un número fijo o según su importancia numérica?, ¿pueden vetarse las comparecencias planteadas por otros grupos?. Y así un montón de interrogantes más.

Algunas de estas cuestiones han ocupado buena parte de la reunión de esta noche del martes de los miembros de la comisión de investigación sobre las actuaciones presuntamente irregulares de Jorge Fernández Díaz en su etapa como ministro del Interior. Ha sido su tercer encuentro de trabajo en el que debía dilucidarse el esquema sobre el que se desarrollará la actividad de la comisión.

La reunión, según las fuentes citadas, ha estado presidida desde su comienzo por un con un fuerte debate entre los representantes de los diferentes grupos parlamentarios. Cuando se llevaban casi tres horas de reunión los miembros de la comisión ya habían celebrado dos recesos en medio de un clima de cierta tensión.

Los representantes de PP, PSOE y de Ciudadanos se han opuesto frontalmente a una parte de la documentación solicitada por los grupos de ERC y de Podemos, también del representante del PDeCAT, por entender que no tenían nada que ver con el objeto de la reunión, según fuentes de los comisionados.

“Se quiere traer aquí asuntos como el Pequeño Nicolás, el ático de Ignacio González, el ex presidente de la Comunidad de Madrid, y otros asuntos de ese cariz”, dijo a Público el portavoz socialista en la comisión, Antonio Trevín, en uno de los recesos. Sin embargo, fuentes de esta formación dijeron que “ha habido mucha coincidencia con la documentación solicitada por Podemos”.

Por su parte, el representante de ERC, Gabriel Rufián, se ha mostrado “completamente decepcionado" por la actitud mostrada por los socialistas. “Nos han vetado el 90% de la documentación que solicitábamos junto al PP y Ciudadanos”, ha explicado en otro momento de los recesos a Público. fuentes han reconocido que se ha votado “documento a documento” se solicitará la comisión a los distintos organismos oficiales.

Otras fuentes de la reunión han trasladado a este periódico su impresión negativa ante la posibilidad de alcanzar un consenso generalizado sobre otros aspectos de la planificación del trabajo. “Hay votaciones para cada aspecto, tanto para decidir cuántos comparecientes podrá solicitar cada grupo como el calendario de las comparecencias y las pautas de trabajo a seguir por la comisión.

De cualquier modo, se ha alcanzado un acuerdo de mínimos, según fuentes de la comisión, aunque respecto a las comparecencias ante la comisión no ha habido una decisión, ni en cuanto a los nombres ni sobre cuántas podrán solicitar cada grupo. Tan solo se ha acordado que el 18 de abril la comisión deberá decidir sobre qué personas serán convocadas y por qué grupo parlamentario.

De momento tan solo se sabe que el próximo día 5 de abril comparecerán tanto el ex ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, como el ex director de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC). Ambos son los protagonistas de las polémicas conversaciones que desveló Público el pasado mes de junio y que, tras originar un considerable escándalo político, fue el origen para que el pleno del Congreso de los Diputados aprobara la creación de esta comisión de investigación.

Respecto a estas comparecencias ha habido también una decisión en cuanto al formato, otro de los puntos discutidos: tanto el ex ministro como el ex responsable de la OAC intervendrán —en cada una de sus comparecencias por separado— por un tiempo de 10 minutos. A continuación, cada grupo dispondrá de 15 minutos para formularle preguntas que deberán ser respondidas a medida que se formulen; finalmente, el compareciente dispondrá de cinco minutos finales.