Público
Público

Declaración Rajoy El presidente se escuda en su ignorancia de los temas económicos del PP: "No sé nada"

El presidente del Gobierno declara como testigo ante el tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7
Comentarios:

Imagen capturada de la señal de vídeo institucional que muestra al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración como testigo en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) en el macrojuicio de corrupción de la trama Gürtel en una sesión en la que también está citado en la misma condición el presidente del Senado, Pío García Escudero. EFE

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha llegado a las 9.47 horas a la Audiencia Nacional en su coche oficial para declarar como testigo ante el tribunal que juzga la primera época de la trama Gürtel. El coche oficial de Rajoy ha entrado directamente al garaje de la sede de la Audiencia Nacional, hasta la que se ha desplazado desde el Palacio de la Moncloa y donde, según han informado fuentes de la Audiencia, ha sido recibido por el presidente de la misma, José Ramón Navarro.

Rajoy: "Responsable político, no económico"

Mariano Benítez de Lugo, abogado de ADADE y primero en preguntar, ha protestado por la colocación de Rajoy en estrados y no en el banquillo.

El presidente ha comenzado nervioso. En su primera respuesta, ha confundido 2003 con 1993 y ha respondido a la defensiva, más de lo que el abogado de Adade le ha preguntado. 

[VÍDEO COMPLETO DE LA DECLARACIÓN DE MARIANO RAJOY]

Ha asegurado que el responsable de campaña sólo se hace cargo de la "parte política" de la campaña, pero ha enumerado cuestiones técnicas: listas, mítines, debates... No obstante, ha defendido que de la parte "económica" no tiene ni idea. En esa línea, se confirma la estrategia de Rajoy: "Yo nada tenía que ver con las actividades económicas del partido, sólo con las políticas".

Su relación con Bárcenas y 'sus' papeles 

El abogado de Bárcenas, Joaquín Ruiz de Infante, ha protestado por las preguntas sobre la 'caja b' argumentando que "esa cuestión se juzga en una pieza separada". El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, ha dicho que las permitiría, como ha hecho siempre, "pero siempre que no se excedan". En ese caso, la sala declararía "impertinente" la pregunta.

"Los papeles de Bárcenas son absolutamente falsos", ha declarado Rajoy contra peritos y jueces, que han acreditado la autenticidad de los mismos.

El presidente del Gobierno ha asegurado que "nunca" tuvo queja de Luis Bárcenas mientras fue tesorero del partido y ha admitido que en 2010 mantuvo una reunión con él en su despacho cuando dejó el partido por que quería "despedirse" y le pareció algo "razonable".

Sobre esta reunión, ha explicado: "Me pareció razonable porque llevaba 30 años en la casa, tenía cargo de senador y quería despedirse. Nos explicó que estaba en una situación difícil, que iba a defenderse y que iba a ocupar su tiempo con los abogados".

Rajoy ha ironizado: "No parece una reflexión muy brillante", al abogado de la acusación, que cree que "intentan desestabilizarme", con la chanza de Rajoy y las interrupciones del abogado de Bárcenas.

Ha reconocido que Bárcenas les pidió mantener el despacho y el coche y que les pareció "razonable". 

"No conocía a Correa"

Asimismo, el presidente del Ejecutivo, como en otras ocasiones, ha reiterado que no conoce a Correa. "No he tenido ninguna relación con él".

Rajoy ha mostrado una actitud desafiante: "Yo lo siento mucho, pero las cosas son como son y no como a uno le gustaría que fueran".

El presidente del Tribunal ha apercibido a Rajoy por sus "observaciones" a la acusación. La actitud de Rajoy no sería permitida a ningún testigo en ningún tribunal.

Ángel Hurtado además ha pedido a la acusación que no pregunte más a Rajoy por la parte económica. Lo justifica diciendo que Rajoy ya ha dicho que no sabe nada de eso. Esta parte es la que se juzga en el juicio de la trama liderada por Correa.

El abogado de Adade ha pedido un careo entre Rajoy y Bárcenas. El presidente del Tribunal lo ha rechazado al instante.

Rajoy y Aguirre

El tribunal que juzga el caso Gürtel ha tenido que decretar un breve receso debido a problemas técnicos de sonido que impedían grabar la sesión.

Tras un receso de 15 minutos, Rajoy, ante las preguntas del letrado Virgilio Latorre sobre las reuniones con Aguirre y Bárcenas hace 13 años, ha asegurado que "no conozco absolutamente nada de eso sobre lo que me pregunta" y "No lo recuerdo".

En cuanto a las localidades madrileñas implicadas en la trama, el presidente del PP ha explicado que encargaron a Esperanza Aguirre que "se enterara qué pasaba en esos municipios". Después, Rajoy ha explicado que no le hablaron de municipios concretos implicados en Gürtel; sólo le dijeron "municipios de Madrid".

Los abogados han protestado contra la Presidencia de la sala por declarar "no pertinentes" más preguntas.

Rajoy ha dicho ya varias veces que le pidió a Esperanza Aguirre que "se ocupara de eso", en referencia a cortar con Correa.

"Luis, sé fuerte"

Asimismo, sobre los SMS que a Bárcenas, el presidente del Gobierno ha explicado que "estábamos en otro contexto temporal al de ahora. Respondí a Bárcenas porque tengo la costumbre de responder a la gente".

Apunta que "jamás" ha hablado con Bárcenas después de enviarle el SMS de 'Luis, sé fuerte'.

"No recuerdo haber asistido a un debate sobre presupuestos en el comité ejecutivo del PP", ha señalado Rajoy, que además ha afirmado que el comité ejecutivo "aprueba las cuentas sin debatirlas ni mirarlas".

Tras una hora y 45 minutos, Rajoy ha abandonado el estrado donde se ha sentado, a la misma altura que los magistrados. En el receso, el abogado de Adade ha calificado la actitud del presidente del tribunal de "muy restrictiva". Mariano Benítez de Lugo no entiende que intentara evitar que se hablara de asuntos económicos.

Mariano Rajoy, por su parte, ha confesado que está "contento por haber cumplido" con su obligación como presidente del Gobierno. El presidente del Ejecutivo ha pronunciado estas palabras en la sede de Génova. "He respondido a lo que se me ha preguntado", ha sentenciado.

García Escudero: responsabilidad "estrictamente política"

Tras la declaración del presidente del Gobierno, Pío García Escudero, presidente del Senado, se ha sentado en el estrado a petición de la representación del acusado Guillermo Ortega, exalcalde de Majadahonda, por su responsabilidad como presidente del PP de Madrid entre 1993 y 2004.

Ha declarado que él no se ocupaba de los temas de administración ni de gestión del partido. Su responsabilidad era "estrictamente política" y se ha desmarcado de la gestión diaria.

"Si yo era el presidente se supone que todo el partido dependía de mí pero en lo que yo no estaba era en el día a día de todo el partido (...) Mi función y mi responsabilidad era estrictamente política", ha argumentado.

Asimismo, ha aclarado que la financiación del PP madrileño se producía "por varias vías", entre ellas "las cuotas de los afiliados, ayudas públicas, donaciones particulares" y según ha dicho creer, "también aportaciones de cargos públicos".

Ha exculpado al que fuera secretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada de las responsabilidades de la financiación del partido madrileños. También ha dicho que esta función la llevaba el servicio de tesorería.

Un presidente en el 'banquillo'

Es la primera vez en la democracia española que un presidente del Gobierno en ejercicio se sienta ante un tribunal de la Audiencia Nacional. En su día, Felipe González declaró ante el Tribunal Supremo por el 'caso GAL', pero ya había abandonado el Palacio de la Moncloa.

El fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, ha estado presente por "cortesía institucional", aunque han sido las fiscales del caso quienes han preguntado.

Luis Bárcenas, extesorero del PP y acusado en el juicio no ha estado presente.

El jefe del Ejecutivo ha sido citado a las 10.00 horas en la sede de San Fernando de Henares (Madrid) de la Audiencia Nacional para declarar como testigo en el juicio por la primera época de actividades de la red Gürtel (1999-2005) en relación a la contratación de servicios de organización de eventos y adjudicaciones públicas a las empresas de Francisco Correa por parte del PP.

Despliegue judicial

Un gran despliegue policial se ha establecido desde primera hora de la mañana en el entorno de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).

Ante la cita judicial, los agentes mantienen un perímetro de seguridad sin precedentes, de alrededor de 500 metros, con hasta tres controles de seguridad, si bien los periodistas solo tienen que pasar uno.

La Policía está revisando bolsos y material de trabajo como ordenadores y cámaras a los periodistas acreditados, que han llegado antes que los acusados. Decenas de policías vigilan toda la zona, incluso desde los tejados.

El perímetro mantiene alejados al medio centenar de manifestantes que ha acudido a la sede de la Audiencia Nacional a protestar contra el presidente del Gobierno con pancartas de "Mariano, sé fuerte".

En total 312 periodistas de 83 medios de comunicación, 21 de ellos extranjeros, se han acreditado para cubrir la declaración como testigo de Rajoy que responderá a las preguntas que se le planteen sobre unos hechos de los que dirá no haber tenido información alguna porque no eran de su competencia.

"Ilegalizar al Partido Popular: El Partido de la Mafia"

La Coordinadora del 25-S ha congregado a un centenar de personas en las proximidades de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares.

Los manifestantes, convocados bajo el lema "Ilegalizar al Partido Popular: El Partido de la Mafia", han portado paraguas con los colores de la bandera republicana y pancartas en contra de Mariano Rajoy.

Los concentrados han estado custodiados por la policía y acordonados por vallas a más de cien metros de la sede del tribunal. Entre los asistentes también había unas jóvenes que mostraban pancartas de apoyo a Rajoy en las que se leía "El PP es honrado, las urnas han hablado" y "Yo voté al PP arrésteme también", aunque finalmente han sido desalojadas a petición de los convocantes de la Coordinadora 25-S.