Publicado: 13.11.2013 08:49 |Actualizado: 13.11.2013 08:49

Declaran los 8 mossos imputados por la muerte del empresario del Raval

Están acusados por un presunto delito contra la integridad física, contra la integridad moral y por obstrucción a la justicia y coacciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ochos agentes de los Mossos d'Esquadra imputados por la muerte del empresario del Gaixample Juan Andrés Benítez cuando era detenido declaran este miércoles ante la titular del Juzgado de Instrucción 20 de Barcelona, Eva Moltó, que investiga el caso. La juez les imputa el presunto delito contra la vida y/o contra la integridad física, otro contra la integridad moral, así como obstrucción a la justicia y coacciones, por su actuación en la detención del empresario el 5 de octubre a las puertas de su piso de la calle Aurora del barrio del Raval.

Moltó consideró que tanto las declaraciones de los testigos como los vídeos grabados por varios vecinos "ponen de manifiesto que los agentes no se limitaron a efectuar maniobras de reducción" a Benítez para detenerlo. Sobre los vídeos, hizo hincapié en que recogen "los estremecedores lamentos y gemidos aparentemente agónicos" de la víctima, y que varios testigos le aseguraron que las agresiones de los mossos continuaron una vez cesaron los gritos.

La titular del juzgado cree veraz la versión de los testigos que declararon "de manera serena, verosímil, rotunda y sin el menor atisbo de animadversión contra los agentes actuantes" que estos mossos pegaron puñetazos, patadas, e incluso utilizaron una porra o defensa policial.

Por otra parte, el análisis de sangre del cadáver de Benítez desvelado este martes ha dado un resultado de 0,01 miligramos por litro, lo que se sitúa muy por debajo de las cifras que normalmente pueden producir efectos tóxicos: entre 0,25 y 5 mg/l. En las muestras de sangre y de humor vítreo se ha detectado una concentración de alcohol etílico de 0.1 g/l, una pequeña cantidad, que según reflejan los analistas en el informe, "se puede atribuir a una producción endógena postmortem".