Publicado: 25.11.2014 13:23 |Actualizado: 25.11.2014 13:23

La defensa de Alfon, convencida de su absolución por la inconsistencia de las pruebas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juicio de Alfonso Fernández, conocido como Alfon, ha quedado hoy visto para sentencia. Su abogado ha dado por hecha su absolución por la debilidad de las pruebas expuestas por la acusación. La defensa de Alfon ha denunciado que se han encontrado en la botella del artefacto explosivo hasta cuatro huellas positivas que no son de Alfon y que no han sido analizadas. El abogado del joven defiende que ha quedado expuesto que no se puede probar que Alfon poseyera o manipulara en algún momento el artefacto.

Otra de las irregularidades denunciadas en el proceso hace referencia a la "inexistencia de una cadena de custodia". ""El artefacto se remite a una brigada que no es la misma que se lo da a los CEDA, por lo que no sabemos qué artefacto es el que investigan". Además, el abogado de Alfonso ha reprochado a la fiscalía realizar un escrito de acusación "sin saber los componentes del artefacto y sin saber si eso era un explosivo". La defensa se basa en dos informes, uno recibido a principios de septiembre que habla por primera vez de unos "viales de gasolina", y otro recibido este mismo martes, cuando ha tenido lugar la vista oral, en el que "ha aparecido un nuevo componente que dicen que es gas", siempre según la defensa.

 "Esta es la realidad de los hechos, son datos objetivos", ha afirmado el abogado de Alfonso. "Es tan evidente que no hay una cadena de custodia que no tendo dudas sobre la absolución", ha sentenciado. La defensa también ha centrado su estrategia en destacar el "acoso policial" sufrido por el joven, haciendo una pregunta considerada clave a su madre, testigo, durante el juicio: ¿Se ha sentido Alfon perseguido por la Policía? La defensa de Alfon sigue denunciando un montaje policial para incriminarle, manteniendo que Alfon no portaba el artefacto explosivo que supuestamente la policía incautó cuando fue detenido durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012. Alfon pasó 56 días en prisión, en régimen de máximo aislamiento.

Alfon saluda a los concentrados frente a la Audiencia Provincial, a la salida de su jucio. G.G.

Alfon se ha encontrado arropado en todo momento por amigos y familiares, que han organizado una concentración frente a la Audiencia Provincial de Madrid. A su salida, ha sido vitoreado y aplaudido, entre gritos de "Alfon libertad". "Este respaldo es lo más positivo que he tenido de esta historia", ha afirmado. "También es el mayor aprendizaje que tenemos que sacar. Hoy es mi caso pero en los próximos meses habrá más", se ha lamentado. Uno de los momentos más emotivos se ha vivido con el abrazo entre Alfon y su madre al terminar la rueda de prensa.

Alfonso ha querido destacar a la salida del juicio que no se siente "una víctima, sino un miembro de una lucha en la que tenemos que participar todos". Ha afirmado que confía en su absolución, y que se siente bien por el final de "un proceso que ha tenido muchas cosas turbias"