Diario Público
Diario Público

Defensa arresta al militar que criticó los recortes de Rajoy

Jorge Bravo, que preside la principal asociación castrense, dijo en la radio que antes debían suprimirse los gastos supérfluos en las Fuerzas Armadas. La sanción: un mes encerrado en un establecimiento disciplinario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hablar en la radio contra el tijeretazo aplicado por el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado verano le saldrá caro al subteniente Jorge Bravo, presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la más numerosa en todo el ámbito castrense.

El Ejército de Tierra ha acordado imponerle una sanción de un mes y un día de arresto, a cumplir en un establecimiento disciplinario militar, por sus declaraciones a dos emisoras de radio, el 16 de julio de 2012, en las que mostró su preocupación por la supresión de la paga extra de Navidad acometida por el Ejecutivo y destacó que antes deberían suprimirse otros gastos supérfluos de las Fuerzas Armadas, como el destinado a coches oficiales o celebraciones de patronos o juras de bandera civiles.

AUME, cuya ejecutiva se reunirá este miércoles para contestar a lo que consideran una "represalía y un ataque al asociacionismo militar", destaca que las declaraciones de Bravo fueron  realizadas en su "exclusiva condición de presidente de una  asociación profesional de miembros de las Fuerzas Armadas", y que habló "en términos correctos, adecuados, serios y realistas".

No ha sido de la misma opinión el general de división que ha instruido su expediente, que ha considerado que cometió una infracción disciplinaria grave consistente en "hacer declaraciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas; realizarlas a través de los medios de comunicación social o formularlas con carácter colectivo". Lo que está prohibido en el artículo 8.18 de la Ley Disciplinaria de las Fuerzas Armadas.

Bravo puede recurrir la sanción ante el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra. La sanción deberá cumplirla en el establecimiento disciplinario de la base "San Pedro", en Colmenar Viejo (Madrid).

La resolución sancionadora señala que "la actuación del encartado no se limitó a comentar una noticia", sino que "formuló una serie de reclamaciones en materia retributiva y salarial, entendiendo como tal reclamación el mostrar su oposición o contradicción con algo que se considera injusto, o bien demandar, pedir, exigir, solicitar o reivindicar algo a lo que, se estima, se tenga derecho".

La AUME anuncia que "no va permanecer impasible ante este ataque brutal e inmotivado a su presidente y a la propia asociación" y agrega que "Bravo no está ni estará solo en la lucha por la dignidad y plena ciudadanía de los militares al servicio de la sociedad civil".

La junta directiva de AUME se reunirá este miércoles en sesión extraordinaria para acordar las acciones e iniciativas que se pondrán en marcha para la mejor defensa de los derechos de su presidente, como persona y ciudadano, y los derechos de la propia asociación, ante un uso en preclara desviación de poder de la potestad disciplinaria.

Bravo fue arrestado por otras declaraciones en el pasado. El 17 de enero de este año, el Tribunal Supremo confirmó el arresto de un mes y un día para el presidente de la AUME por criticar al mando en una rueda de prensa tras el accidente de helicóptero que le costó la vida a diecisiete militares en Afganistán en 2005.

Por otro lado, el 17 de octubre de 2007, Jorge Bravo ingresó en un cuartel madrileño para cumplir una sanción de un mes y diez días impuesta por asistir a la concentración de guardias civiles en enero de ese año en Madrid