Publicado: 17.10.2016 12:22 |Actualizado: 17.10.2016 15:23

El tribunal de Gürtel rechaza que testifiquen tres exministros del PP y los presidentes de ACS y OHL

"Aquí no estamos enjuiciando al Partido Popular", ha espetado el presidente del juicio de la trama al abogado del extesorero del PP. Correa no ha contestado a las acusaciones.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares del presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ante las preguntas de la defensa de Luis Bárcenas. /EFE

Imagen del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares del presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ante las preguntas de la defensa de Luis Bárcenas. /EFE

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID).- El tribunal del caso Gürtel ha rechazado que declaren tres exministros del PP y los presidentes de ACS y OHL, Florentino Pérez y Juan Miguel Villar-Mir, porque considera que no podrían ser citados como testigos y las revelaciones del líder de la trama sobre el pago de comisiones han sido "genéricas" respecto a ellos.

"Aquí no pintan nada" ha asegurado el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, en contra de la petición solicitada por la defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas para que comparecieran los dos máximos responsables de las constructoras y los exministros Jaume Matas, Elvira Rodríguez y Rafael Arias Salgado, responsables en la época de José María Aznar de las carteras de Medio Ambiente y Fomento.

Correa apunta al grupo Suez. Su filial Degrémont "llevaba dinero a Bárcenas". La multinacional francesa está implicada en la trama Púnica con Cofely

Tras retirarse a deliberar, el tribunal ha resuelto que se trata de una "prueba interpretativa que no es pertinente", según Hurtado, y que los exministros y los dos empresarios no podrían comparecer en el juicio como testigos sino como acusados.
Las revelaciones de Correa sobre el cobro de comisiones del 2 y 3% a estas empresas  y el pago a Bárcenas a cambio de adjudicaciones de obras públicas de los citados ministerios son, para el tribunal, "genéricas".

"No se sabe con exactitud qué gestiones se hicieron y con quiénes", ha incidido Hurtado, y con las pruebas con las que cuenta el tribunal hay ya "más que de sobra" para juzgar estas supuestas 'mordidas'.

La Fiscal Anticorrupción, Concepción Sabadell, se había opuesto a estas declaraciones: "Ningún dato puede aportar Florentino Pérez", ha afirmado. "En la misma situación Villar-Mir, entiendo", le ha replicado Hurtado.

La acusación popular que ejercen exdiputadas socialistas valencianas a través del abogado Virgilio Latorre también ha considerado que ninguno de ellos podría declarar como testigo, sino como acusado. Esto es, tendría que suspenderse el juicio para investigar estas nueva línea de investigación porque afectaría al núcleo central del caso.

Correa ha sumado una nueva empresa a la lista: "Degrémont también llevaba dinero al señor Barcenas", y ha añadido que es una empresa de tratamiento de aguas radicada en Bilbao.
 
Degrémont Iberia pertenece a la multinacional francesa Suez. Se da la circunstancia que Suez está implicada en los supuestos sobornos y adjudicaciones de la trama Púnica a través de Cofely, donde se investigan supuestas mordidas a altos cargos autonómicos y locales del PP.

"No estamos enjuiciando al PP"

"Aquí no estamos enjuiciando al Partido Popular. Díganos qué sentido tiene la pregunta". El presidente del tribunal de Gúrtel, Ángel Hurtado, ha respondido así al abogado defensor del extesorero de dicho partido cuando no terminaba de concretar sus pregunta al principal procesado de la trama, Francisco Correa.

El abogado de Bárcenas, Francisco Maroto, ha intervenido en el juicio para dejar constancia de las preguntas que quería hacer a Correa, quien se ha acogido a su derecho a no responder a acusadores ni a defensores.



Maroto intenta fijar la idea al tribunal de que Correa era una suerte de verso suelto que busca venganza contra Bárcenas y el PP

La anécdota se ha producido cuando Maroto leía una escucha policial a Correa que existe en el sumario de una conversación grabada el 30 septiembre de 2008, donde el líder de Gúrtel sostiene que “va a machacar al PP” porque esta formación política había rescindido los contratos con sus empresas en 2004, según sostiene el letrado Maroto.

Maroto ha intentado fijar la idea al tribunal de que Correa era una suerte de verso suelto que busca venganza contra Bárcenas y el PP. Con sus preguntas, el letrado trata de deslindar sus negocios del extesorero y del partido.

Los "vapores etílicos" de Correa

En concreto, el abogado ha llegado a afirmar que Correa “dirigía una red de amaños de concursos públicos” y ha aludido a una supuesta depresión que atravesó Correa o a que algunas de sus declaraciones del pasado que constan en el sumario pueden ser fruto de los “vapores etílicos”.

También ha preguntado a Correa si iba a la sede central de Génova del Partido Popular “con el maletín lleno de dinero, ¿pasaba usted el escáner?”. Correa ha asegurado en el juicio que entregaba los sobornos a Bárcenas “en Génova o en su casa”.

A preguntas de su defensa, Correa ha replicado que no pasaba por el escáner, sino que tenía tarjeta de entrada directa al aparcamiento de Génova como los miembros de la Ejecutiva del PP.

Maroto ha llegado a preguntar a Correa si sabía que existía una comisión de contratación en el PP. Y ha destacado que Correa no ha saludado desde el inicio del juicio a Bárcenas, al igual que a José Luis Peñas, su amigo que le estuvo grabando durante dos años y cuya prueba es origen de este escándalo.

"¿Cuántos cargos del PP podía tener usted en la agenda de su empresa Special Events?", ha preguntado el abogado de Bárcenas a Correa

También ha preguntado si tenía en su agenda los teléfonos de José María Aznar o Francisco Álvarez Cascos. "¿Cuántos cargos del PP podía tener usted en la agenda de su empresa Special Events?", ha preguntado, "¿Es o no es cierto que el señor Bárcenas se pagaba sus viajes privados?"

Maroto ha preguntado si en la mesa de contratación de las campañas del PP "estaba el señor [Francisco] Álvarez Cascos, y el gerente Bárcenas. ¿Estaba también el señor Javier Arenas?"

La empresa aludida de Correa, Special Events, organizaba campañas electorales y contrataba los viajes de los líderes populares y era un vehículo utilizado por Correa para realizar "dádivas" a altos cargos, según confesión del líder de Gürtel.

El PP se sienta en el banquillo como responsable civil, acusado de haberse beneficiado de los 250.000 euros con los que la trama financió las campañas de sus candidatos Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, quienes fueron elegidos alcaldes en las elecciones de 2003 de Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, ambos en Madrid.

En concreto, esta formación política se sienta como partícipe a título lucrativo y su abogado defensor, Jesús Santos, pretende que sean condenados los grupos municipales del PP.