Publicado: 24.03.2016 14:57 |Actualizado: 24.03.2016 15:56

Defensa justifica maniobras militares cerca de Barcelona como preparación frente al terrorismo yihadista

El Ejército defiende la realización de maniobras militares en un parque contiguo a la capital catalana como actividad que permite a sus unidades “estar preparadas para hacer frente y combatir el terrorismo yihadista y cualquier amenaza que se cierna sobre nuestra sociedad”.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 4
Comentarios:

El ministerio de Defensa sostiene que las actividades militares que realiza un batallón del Ejército, ubicado en el cuartel del Bruch, en el Parque Natural de Collserola, junto a la ciudad de Barcelona, resultan imprescindibles “para la preparación y sostenimiento de la operatividad de la Unidad”. Responde de esta manera a una resolución del ayuntamiento de Barcelona, aprobada este miércoles, en la que se reclamó el fin de estas prácticas en tal zona.

Trece escuelas del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, colindante con el parque, habían presentado quejas, porque las maniobras se llevaban a cabo en horario lectivo. La presencia de tropas en la zona, alegaron, dificulta la educación de los alumnos en el discurso de la no violencia.




En respuesta a la resolución del Ayuntamiento, la Jefatura de la Inspección General del Ejército ha dado a conocer una nota en la que se afirma que “estas actividades sirven para el correcto adiestramiento de las unidades del Ejército, lo que las permite estar preparadas para hacer frente y combatir el terrorismo yihadista y cualquier amenaza que se cierna sobre nuestra sociedad y permitir a los ciudadanos vivir en libertad y seguros”.

Este tipo de maniobras, dice la nota del servicio de comunicación del Ejército, “son de mínimo impacto, y se resumen en preparación física, que se realiza vistiendo prendas deportivas, y marchas de mayor o menor dureza, que a veces exigen portar uniforme y equipo completos”.

En su justificación de estás prácticas cerca de la ciudad, Defensa añade que “no se hacen ejercicios de tiro, ni con munición real ni de fogueo, ni despliegues de tropas, ni ninguna otra actividad que suponga molestias a los vecinos o interrupción del tráfico en puntos sensibles”.

La resolución del Ayuntamiento y la respuesta del Ministerio abundan en el desencuentro ya existente entre el consistorio barcelonés y las fuerzas armadas. La toma de posición explícita de la alcaldesa Ada Colau contra la presencia de militares en el Salón de la Enseñanza levantó polémica, no sólo entre opinadores, ya que algunos ministros del actual gobierno en funciones manifestaron su rotunda disconformidad con la alcaldesa.