Publicado: 08.07.2015 18:20 |Actualizado: 08.07.2015 18:20

Defensa vuelve a conseguir su crédito extraordinario de verano: 856 millones de euros para armamento

El Congreso ha aprobado este miércoles la ya común ampliación estival del gasto de Defensa. El Ministerio que dirige Pedro Morenés ya se ha tragado 1.600 millones de euros más de lo presupuestado para 2015, gracias a mecanismos para sacar de las cuentas el pago de armamento y el de las misiones militares en el exterior

Publicidad
Media: 2.14
Votos: 7
Comentarios:
El caza Eurofighter EF-2000, destino de la mitad (399 millones) del crédito extraordinario de 856 millones de euros para el Ministerio de Defensa aprobado este miércoles por el Congreso de los Diputados. EFE

El caza Eurofighter EF-2000, destino de la mitad (399 millones) del crédito extraordinario de 856 millones de euros para el Ministerio de Defensa aprobado este miércoles por el Congreso de los Diputados. EFE

MADRID.- El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado en el Pleno de este miércoles el crédito extraordinario de 856 millones de euros para el Ministerio de Defensa. Pedro Morenés lo empleará en el pago de los Programas Especiales de Armamento (PEAs), un mecanismo de ingeniería presupuestaria diseñado en 1997 por el Gobierno de Aznar, mantenido por el de Zapatero y continuado por el Ejecutivo de Rajoy, por el cual es Industria quien se encarga de adelantar el dinero. Gracias a los PEAs, el Gobierno puede disimular el dinero invertido en armamento y sacarlo del presupuesto de Defensa.

A cambio, aprueba cada año —cada verano— un crédito extraordinario que amplía la deuda pública española para financiar las armas. En 2012 el préstamo adicional superó los 1.700 millones de euros, en 2013 llegó a 920 millones y el pasado año el incremento alcanzó los 884 millones. Este 2015 el crédito ha ascendido a 856 millones de euros que irán a parar, en su mayoría, a tres empresas: Airbus, General Dynamics y Navantia. 

Así lo explica Tica Font, directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz: "Airbus recibirá 713,77 millones de euros, 399,67 millones por el avión Eurofighter EF-2000, 154,42 millones por el avión A-400, 45,64 millones por el helicóptero NH-90, 39,20 millones por el helicóptero EC-135 y 5,97 millones por helicópteros para la UME; Santa Bárbara Sistemas (perteneciente al grupo General Dynamics) recibirá 91,45 millones de euros, 60 millones por el blindado Pizarro, 20 millones por los misiles SPIKE, 10 millones por los obuses Rema 155/52 y 1,45 millones por los carros de combate Leopard 2E; y Navantia (astilleros públicos) recibirá 17,32 millones de euros, 6 millones por la fragata F-100, 6,58 millones por la fragata F-105, 2,74 millones por el buque anfibio LLX, 1 millón por el buque de aprovisionamiento BAC y otro millón por el buque de acción marítima BAN".

1.600 millones fuera del presupuesto

El Ministerio de Defensa lleva gastados 1.600 millones de euros de más de su presupuesto inicial. Aproximadamente la mitad, 856 millones, corresponden al crédito extraordinario para pagar los PEAs. Los otros 649 millones llegan del otro recurso del Gobierno para derivar deuda pública hacia el Ministerio de Defensa sin incluirlo en su presupuesto: las operaciones de las Fuerzas Armadas en el exterior pagadas con el Fondo de Contingencias, ideado para hacer frente a situaciones imprevistas o desastres naturales.  

Así figura en la ejecución presupuestaria, a fecha 31 de mayo, que se publicó este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Según estos datos, en los primeros cinco meses del año el departamento que dirige Pedro Morenés gastó 7.367 millones de euros, 1.600 millones más con respecto a los 5.767 inicialmente presupuestados, casi un 22% más.

Al igual que en el caso de los PEAs, el uso del Fondo de Contingencia para gasto militar viene de la década de los 90. Los complementos que los militares cobran por participar en una misión en el exterior o el transporte de tropas y material también se pagan con este fondo. De está forma, las cuentas de Defensa que se aprueban en las Cortes Generales cada diciembre se ven todos los años engordadas con estas dos herramientas.



Cuatro millones para remodelar el Gómez Ulla

Según ha concretado el Ministerio de Defensa, otros 4 millones se han destinado a "suplementos de crédito", concretamente para los trabajos de remodelación del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid para la atención y tratamiento de enfermedades infecciosas como el ébola.

Asimismo, el BOE de este martes también reflejó el gasto de 9,7 millones de euros correspondientes a "transferencias de crédito", 3,7 millones de créditos incorporados del ejercicio 2014 y otros 81 millones correspondientes a los "créditos generados por ingresos", según las fuentes consultadas.