Publicado: 16.09.2015 23:17 |Actualizado: 17.09.2015 17:33

Defensores de la “ruptura democrática” difunden un manifiesto de apoyo a Cat Sí Que Es Pot y la CUP

“Más allá del 27-S” es la idea que encabeza una campaña de apoyo a las candidaturas que se presentan a las elecciones al Parlament de Catalunya con un programa de “ruptura democrática y por la justicia social”. Los impulsores piden que a partir del 28 de septiembre esas fuerzas trabajen “codo con codo”

Publicidad
Media: 4.13
Votos: 8
Comentarios:
Miles de personas esperan en la avenida Meridiana de Barcelona el comienzo de la Via Catalana, la gran manifestación por la Diada de Cataluña. REUTERS

Miles de personas esperan en la avenida Meridiana de Barcelona el comienzo de la Via Catalana, la gran manifestación por la Diada de Cataluña. REUTERS

BARCELONA.- Destacados activistas, profesionales y personalidades vinculadas a las candidaturas populares alternativas como Jaume Asens y Gerardo Pisarello, el historiador Josep Fontana, la teóloga Teresa Forcades, el politólogo Joan Subirats o el economista de reconocido prestigio Arcadi Oliveres han difundido este jueves un manifiesto para mostrar su apoyo en estas elecciones catalanas a "aquellas candidaturas como la CUP y Catalunya Sí Es Pot" que buscan "una ruptura democrática con el régimen actual" y "la justicia social".  

"Independientemente del resultado del 27S, no queremos que el proceso de ruptura que se ha iniciado desde la movilización acabe con un gobierno de continuidad", señala el texto, que emplaza a las dos fuerzas a trabajar "codo con codo" para conseguir los "objetivos comunes". 



"Independientemente del resultado del 27S, no queremos que el proceso de ruptura que se ha iniciado desde la movilización acabe con un gobierno de continuidad"

El manifiesto arranca señalando la existencia de una triple crisis. Democrática, de una parte, “que cristalizó en el 15-M”. Económica, social y ecológica, de otra, debido a la “incapacidad del actual sistema para dar respuesta a las necesidades reales de la población”. Y una “crisis nacional”, que estalló tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut.

Esta triple crisis, afirma el texto, ha abierto la “oportunidad para que las reivindicaciones de la calle tengan traducción en el ámbito institucional” y ponen como ejemplo los resultados obtenidos en las pasadas elecciones municipales en poblaciones como Barcelona, Badalona, Sabadell, Terrassa o Berga, en algunas de las cuales se han formado “gobiernos de ruptura”.

Por todo ello, los firmantes muestran su apoyo explícito a dos candidaturas, la CUP y Catalunya Sí que es Pot, porque han mostrado su voluntad de trabajar en torno a los siguientes cuatro ejes:

-Superar el estado de las autonomías y dar la palabra al pueblo de Catalunya para que decida libremente su futuro. Desobedecer, en caso de un bloque institucional por parte del estado español e iniciar un proceso constituyente para una futura república catalana. 

- Responder a la emergencia social que ha provocado la crisis económica y la actual política de recortes. Desplegar un plan de rescate ciudadano que garantice derechos fundamentales como la seguridad alimentaria y energética, educación y sanidad públicas y el acceso a una vivienda, para todos los que vivan en Catalunya. 

- Romper con el sistema patriarcal para garantizar la sostenibilidad de la vida. Poner los cuidados en el centro de la economía, acabar con la división sexual del trabajo, asegurar la paridad de género en las instituciones públicas, superar la brecha salarial e integrar una perspectiva de género en todas las políticas públicas. 

- Recuperar la democracia como forma de incidencia efectiva e inclusiva. Desarrollar, tanto en las candidaturas electorales como en las instituciones públicas, mecanismos de participación, transparencia y rendición de cuentas para acabar con la corrupción, las puertas giratorias entre cargos públicos y empresas privadas, los conflictos de intereses y las acciones encubiertas de los lobbies económicos.