Publicado: 07.11.2013 07:00 |Actualizado: 07.11.2013 07:00

"Los delegados de la conferencia votarán lo que quieran sobre las primarias"

El encargado de recopilar las más de 20.000 enmiendas a la ponencia del cónclave de este fin de semana afirma que "hay un despertar del alma ecologista" en el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Del municipalismo -fue durante cinco años concejal en el Ayuntamiento de Madrid- pasó a la política nacional en septiembre de 2009 siendo nombrado como diputado tras la renuncia de su escaño del exministro de Economía Pedro Solbes. Y de nuevo hace apenas un año, otra salida, la de otra exministra como Cristina Narbona, hizo que Pedro Sánchez (Madrid, 1972) pudiera de nuevo conseguir su sitio en el hemiciclo. Hombre de total confianza de Alfredo Pérez Rubalcaba, éste le encargó la tarea de ayudar a Ramón Jáuregui en la organización de la Conferencia Política de este fin de semana. Él, que es además profesor de Economía de la Universidad Camilo José Cela (UCJC), es el encargado de estudiar y analizar las más de 20.000 enmiendas que se han presentado a la ponencia marco y ayer, cuando recibió a Público en Ferraz, seguía trabajando con ellas. 

Empiezan un ejercicio de renovación. ¿Es hora de dejar de lado la herencia recibida?

Es hora de mirar hacia el futuro reconociendo los aciertos y también los errores que se pudieran cometer en el pasado. Desde luego, a falta de un proyecto por parte de la derecha, lo que debe hacer la alternativa, que es el PSOE, es actualizarse, modernizarse, y responder a preguntas que hasta antes de la crisis considerábamos que estaban resueltas. Construir una alternativa progresista frente a un Gobierno de derechas que sólo está recortando. 

Hay enmiendas claras a algunas medidas del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Se pueden rectificar teniendo al frente a Rubalcaba, que fue portavoz de su Gobierno?

Más allá de que en la introducción hay algunos elementos de autocrítica, me parece que uno de los elementos principales de autocrítica es el que no se comenta pero que está puesto en proposición y es la reforma fiscal. Si tuvimos un error durante la primera legislatura de Zapatero fue la de no articular una reforma fiscal en profundidad que acabara con las desigualdades que estamos sufriendo. A partir de ahí miramos al futuro. 

¿Van a poner algún parapeto para que no se hable de la fecha de las primarias durante la Conferencia Política, como llevan insistiendo desde la Ejecutiva?

En absoluto. Los militantes, y nadie le podrá decir lo contrario, no han tenido ninguna restricción para plantear las enmiendas que hayan querido a esta Conferencia Política. Y con relación al proceso de primarias las enmiendas existen y se van a debatir, pero en su mayoría lo que reivindican es que el órgano legítimo para decidir cuándo se tienen que celebrar esas primarias sea el Comité Federal. Indudablemente hay algunas enmiendas que nos dicen que sean en 2014, pero el sentir mayoritario es que sea el Comité Federal el que lo elija.

Desde la dirección aseguran que dos y sólo dos de las enmiendas abogan por adelantar esas primarias. ¿Qué recorrido pueden tener esas enmiendas?

El recorrido que va a tener el debate sobre las primarias abiertas en la Conferencia Política es total. Nosotros si tenemos que hacer bandera de algo es de que somos la primera organización política en este país en celebrar primarias. Ni Izquierda Unida ni el PP lo van a plantear. El PSOE es el primero. Y no solamente estamos diciendo que vamos a hacer un sistema de primarias abiertas sino que queremos que se extienda al resto de los partidos.

Mi pregunta es sobre esas dos enmiendas que piden adelantarlas.

Y mi respuesta es que los participantes y los delegados en la comisión de organización votarán lo que quieran decidir por mayoría. Serán ellos los que decidan, pero el proceso de primarias abiertas que va a aprobar el PSOE es un hecho de indudable trascendencia. No creo que desde hace 30 años se haya planteado un proceso de regeneración democrática como este.    

Estos últimos días desde su partido insistían en que hablar sobre las primarias no sería crucial en la Conferencia Política. Y ayer la número dos, Elena Valenciano, decía que cuanto más se hable de primarias mejor. ¿Por qué ese cambio de discurso?

En lo que a mí respecta creo que las primarias son una de nuestras principales fortalezas.

A quien ha estado preparando la conferencia, ¿cómo le sientan las palabras de Tomás Gómez, que insiste en que se debe hablar de las primarias en la Conferencia, o de Patxi López, que se postula a las mismas?

Respeto todas las opiniones de aquellos que representan a militantes.

En las primarias, ¿le gustaría estar en alguna de las candidaturas?

Cuando lleguen, también hablaré y diré mi opinión.

¿Cómo van las transacciones de las más de 20.000 enmiendas que han recibido?

Van muy bien. Vamos a ir a un debate muy rico en muchos ámbitos. Por ejemplo, en el ámbito laboral hay algunas enmiendas que plantean el contrato único, por lo que tendremos que debatir muy a fondo porque la organización no está a favor del contrato único porque entiende que es precarizar el empleo. Va a haber también mucho debate en relación con la participación del sector público en el sector financiero. Otro en lo que tiene que ver el sistema fiscal, la igualdad salarial... Se van a conocer muchas propuestas nuevas en torno a las enmiendas que se han presentado. Va a ser un debate político muy de fondo pero la voluntad es acordar lo máximo posible. Pero hay mucha sintonía en lo que propone el equipo de redacción y las enmiendas.

¿Uno de los asuntos delicados será el de la monarquía?

Sí. Hay enmiendas de fondo que plantean el cambio de sistema político, pero ahí la ponencia es muy clara: proponer una mayor transparencia de la Casa Real y de sus miembros, conociendo incluso el grado de ejecución de los gastos. En una monarquía parlamentaria, que es el sistema que nos hemos dado desde la transición, los socialistas hemos sido capaces de lograr las mayores cotas de democracia, libertad y prosperidad de la historia política de España. Con mejoras, creo que es perfectamente posible seguir haciéndolo en el futuro.

Entiendo que las enmiendas al respecto irán a la comisión sobre reformas políticas que coordina Ramón Jáuregui.

Sí, así es.

Odón Elorza hablaba el otro día de que el republicanismo está despertando en el PSOE. ¿Es así?

El PSOE siempre ha tenido alma republicana, y no debe perderla. Luego no despierta, siempre ha existido, el republicanismo late en muchos de los planteamientos de la ponencia. Pero el debate debe ser, a mi juicio, cómo mejoramos la democracia, la participación ciudadana, y la transparencia de nuestras instituciones, también, y principalmente, la Casa Real. Cualquier ciudadano de izquierdas admira el Estado del Bienestar, la democracia y la transparencia que existe en los países del norte de Europa, casi todos ellos son monarquías parlamentarias como la nuestra.

¿Se pueden defender el republicanismo y la monarquía, a la vez?

Si debo definirme siempre será como socialista. Mi aspiración es hacer realidad los valores que nos definen como partido, desde hace más de 130 años: la pasión por la igualdad y la lucha por la libertad. Como socialista siempre exigiré la máxima ejemplaridad y transparencia a la Casa Real y cada uno de sus miembros. Como al resto de instituciones.

¿Cuáles son las enmiendas que más le han llamado la atención?

Me ha llamado la atención las que se han presentado a favor del contrato único. Y también bastantes enmiendas que plantean nuevos valores que tienen que ser centrales en el proyecto socialista como pueden ser el medio ambiente, la lucha contra el cambio climático o el ecologismo. Hay muchas enmiendas que plantean la necesidad de que junto al rojo el PSOE tenga el verde como color de su proyecto político. Hay un despertar de un alma ecologista dentro del PSOE, que tiene que estar en el corazón del proyecto socialista del siglo XXI. 

¿Hay alguna que hable sobre pactos electorales?

No. No he visto enmiendas que vayan por ahí.

¿Qué protecciones o salvaguardas van a poner a la ponencia política para que realmente sea el proyecto del PSOE de los próximos diez años?

Ninguno. Una de las cosas que les hemos explicado a los militantes en todas las reuniones que hemos tenido, y es muy consciente la Ejecutiva, es que lo que salga del domingo es vinculante. Este es el primer paso del contrato que los socialistas queremos firmar con los ciudadanos a partir de 2015. Este no es un ejercicio retórico. Es una conferencia que es vinculante en muchas de las propuestas que lleva.

¿Una próxima Conferencia Política no podría poner patas arriba este proyecto?

No creo que vaya a ser así. Porque lo que sí que veo es una sintonía muy importante entre lo que ha propuesto el equipo redactor de esta ponencia marco y a la vista de las enmiendas lo que se está planteando por parte de los compañeros y también por parte de la ciudadanía. La ponencia marco lleva debatiéndose desde hace muchos meses. Y los participantes se han sentido identificados.   

¿En qué porcentaje son propuestas de la Ejecutiva del PSOE y en cuál del resto de ciudadanos?

Esa pregunta no es tal, porque en primer lugar el equipo redactor está coordinado por una persona que se llama Ramón Jáuregui que ahora sí forma de la Ejecutiva pero no estaba inicialmente, Valeriano Gómez, tampoco y yo tampoco. La Ejecutiva federal, si ha pecado de algo, ha sido de lo contrario. Ha dicho que quien quiera participar que participara. El Comité Federal tendrá que ratificar toda la ponencia marco.

Se habla de usted como una nueva promesa en las filas socialistas. ¿Dónde le gustaría estar?

Yo siempre ayudando. El PSOE es un partido de cambio. Es el instrumento transformador por excelencia del sistema político en España y para mí desde luego es un honor participar en esta conferencia con personas como Ramón Jáuregui. Siempre estaré ayudando a solucionar los problemas que tenga tanto el PSOE como la sociedad española. La política es eso, estar en la solución de los problemas.

Respecto a su comunidad, la de Madrid, ¿cómo recuperar los gobiernos de la región y del ayuntamiento?

Es esencial para la izquierda española. Muchos de los males que sufre la política en España provienen de la derecha que está gobernando Madrid. Y desde luego si hay algún territorio en el que está justificado el cambio son Valencia y Madrid. Los compañeros de esta última me van a tener a su lado para ayudar a cambiar el Gobierno tanto de la comunidad de Madrid como del ayuntamiento. Tenemos que defender aquello que nos identifica como la sanidad pública y la educación. Ese es el camino que se ha emprendido y es el camino para recuperar la credibilidad.