Público
Público

El denunciante de la Gürtel y Francisco Correa, se enzarzan con duras palabras en un receso del juicio

El presunto cabecilla de la trama reprocha al exconcejal de Majadahonda, José Luis Peñas, que se llevaba la "pastuqui" y éste le gestualiza que saldrá del juicio esposado

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4
Comentarios:

El exconcejal de Majadahonda y denunciante de la Gürtel, José Luis Peñas, y el presunto cabecill' de la trama, Francisco Correa. EFE

MADRID.- El exconcejal de Majadahonda y denunciante de la Gürtel, José Luis Peñas, y el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, se han enzarzado con duras palabras este miércoles en un receso del juicio contra los 37 implicados en la primera época de actividades de la red (1999-2005), que se está celebrando en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

La sesión de este miércoles ha continuado con la declaración de Peñas, autor de las grabaciones que desenmascararon a Francisco Correa. El exconcejal ha estado contestando a las preguntas de la Fiscalía durante unas dos horas, tras lo cual el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, ha suspendido la vista oral durante 15 minutos.

Ha sido este momento en el que Correa ha mostrado su disconformidad con lo que estaba declarando Peñas.

El empresario se ha acercado al denunciante para reprocharle que era un "golfo" y un "sinvergüenza", ya que estaba obviando reconocer el dinero que supuestamente se ha llevado de la Gürtel. "Te estabas llevando la 'pastuqui'", le ha recriminado.

El rifirrafe ha continuado a la salida de la sala de vistas en el que Correa ha vuelto a manifestar palabras similares, a lo que Peñas le ha contestado con un gesto en el que simulaba que el empresario iba a terminar este juicio esposado.

"¿Un muerto es el que se ha llevado el dinero que te estado pagando y un muerto es al que le he estado pagando viajes?", le ha inquirido Correa a Peñas mostrando su enfado en referencia a José Peñas, ya que el exconcejal está amparándose en que ésta es la persona que realizó los pagos a los que hizo referencia el presidente fallecido de Sufi, Rafael Naranjo, en su declaración durante la instrucción de la causa.

Una vez reanudada la sesión, Hurtado ha llamado la atención a Correa, ya que, sentando en la primera fila del banquillo de los acusados, continuaba haciendo gestos.

Peñas dice que el PP pidió favorecer a empresas que le financiaban

Durante su declaración en el juicio, el exconcejal de Majadahonda ha relatado que el que fuera su alcalde, Guillermo Ortega, le comentó en una ocasión que el PP nacional pidió por fax favorecer a empresas de la construcción que habían financiado al partido. Peñas no ha sabido no obstante situar el departamento del que salió el citado fax y ha dudado entre "Gerencia o Tesorería", según ha indicado en su segunda jornada de declaración, que continúa con el interrogatorio de la fiscal Concepción Nicolás.

"Sé que venía de la (sede) nacional, detallando empresas a las que había que ayudar porque habían ayudado a la financiación del PP", supuestamente aportando fondos para actos electorales. Sin embargo, ha precisado que no recordaba ni a qué empresas se refería el documento ni el departamento del que procedía. "Estaba tan sorprendido que no atendí al fax", ha dicho, y a preguntas de la fiscal, ha asegurado que no recordaba si en algún momento el alcalde le habló de Luis Bárcenas.

Esta situación, según ha relatado, le causó un grave desencuentro con Guillermo Ortega -que se sienta también en el banquillo- y éste al ver su reacción no le volvió a hacer ningún comentario y le quitó importancia al asunto diciéndole que él siguiera haciendo su trabajo como siempre y que esa petición se la habrían hecho desde el PP a otros municipios.

No obstante, ha destacado además que salvo esa "invitación" a favorecer a esas empresas no recibió ninguna más para "hacer nada ilegal o favorecer a nadie".

Según la versión de Peñas, Ortega era en sí mismo alguien importante en Génova, "alguien para llevar dinero y que se movía como quería", y ha añadido su cargo era lo suficientemente importante para acceder a cualquiera. "No creo que el cauce real fuera llevar un maletín o una caja de zapatos, habría otros medios más sofisticados. Si le pagas un mitin final de campaña, por ejemplo", ha apuntado.

También ha asegurado que en una ocasión escuchó una conversación en la que se hablaba de que había que llevar "dinero a Génova" para que mantuvieran a Ortega de alcalde. "Pero yo no era consciente ni sabedor de nada, salvo lo que grabé", ha matizado Peñas, que ha precisado que muchas de las conversaciones a las que ha hecho referencia en la instrucción "no están como grabaciones" por lo que él se limita a relatar "el hecho en tanto en cuanto he estado en esa conversación".