Público
Público

La derecha judicial recibe con elogios al presidente del CGPJ

Los progresistas también alaban la elección de Carlos Dívar, presidente de la Audiencia Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Honesto, conciliador, pero de ideas conservadoras y de fuertes creencias religiosas, que no oculta . Por estas dos últimas características, la propuesta del PSOE para presidir el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial ha causado una sorpresa generalizada en el ámbito judicial.

Una vez recuperados de las dudas con las que se acogieron las primeras noticias relativas a que el actual presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar, será propuesto por el PSOE para presidir el órgano de Gobierno de los jueces , los elogios procedieron de todas las sensibilidades.El portavoz del Consejo saliente, el conservador Enrique López, calificó la elección de Dívar de 'grata sorpresa' y elogió su “intachable” trayectoria, al tiempo que señalaba que es un 'excelente magistrado'. A él se sumó el portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García, que destacó su “absolutamente inmaculada” trayectoria.

Pero a este apoyo del sector conservador de la judicatura se ha sumado también el progresista. El vocal de la minoría del CGPJ Juan Carlos Campo y el portavoz de Jueces para la Democracia, Miguel Ángel Gimeno, han coincidido con sus compañeros. Gimeno, que ha resaltado la integridad de Dívar, ha discrepado en cambio de la propuesta del PP para vicepresidir el CGPJ.

En su opinión, es 'chocante' y 'negativo' que ese puesto sea desempeñado por Fernando de Rosa, que entró en el Gobierno de Francisco Camps en 2003 y calificó de 'extrema locura' la Ley de Igualdad aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Antonio García, por su parte, señaló que está en disposición de hacer bien el cometido, aunque habría preferido que el vicepresidente del CGPJ hubiera sido de extracción judicial, informa Efe.

Frente a la trayectoria política de Fernando de Rosa, Carlos Dívar ni siquiera está afiliado a una asociación judicial. Muchos de sus compañeros de la Audiencia Nacional acudieron el lunes a felicitarle, pese a que hasta mañana no será elegido oficialmente por los veinte vocales del CGPJ que hoy prometerán sus cargos ante el rey. En la sede judicial a la que se incorporó en 1980 y que preside desde hace siete años, jueces y fiscales coincidieron en calificarle de 'buen candidato' y 'hombre de consenso', muy capaz de apaciguar conflictos, como ha demostrado en este tiempo.

En el Congreso, mientras que el portavoz de ERC, Joan Ridao, calificaba el nombramiento de 'la guinda de un pastel con mal sabor' cocinado por los partidos mayoritarios, Emilio Olabarria, del PNV, confiaba en que su neutralidad permita acabar con el descrédito del CGPJ.