Público
Público

Derechos Humanos El pleno del Congreso debate la propuesta del PNV para que el Gobierno retome el olvidado Plan de Derechos Humanos

El Ejecutivo de Mariano Rajoy aseguró, en 2014, que la renovación del I Plan de Derechos Humanos de Zapatero estaba listo para su aprobación, pero nunca vio la luz. El PP ocultó un informe de expertos independientes crítico con sus políticas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Dos agentes de la Guardia Civil junto a la valla de Melilla. / JAIRO VARGAS

Los Derechos Humanos volverán este martes a ser protagonistas del Pleno del Congreso de los Diputados. Tras años de silencio, el Hemiciclo volverá a debatir sobre una Proposición No de Ley (PNL) que, impulsada por el PNV, insta al Gobierno de Mariano Rajoy a renovar el caduco Plan de Derechos Humanos

En realidad, el Ejecutivo del PP ya lo había intentado en la legislatura pasada. El I Plan, elaborado en la época de José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa, tenía una validez de cuatro años: 2008-2012. Una vez producido el cambio de Gobierno, Rajoy encargó a un grupo de expertos independientes la elaboración de un informe que serviría de base para el renovado documento

Pero el resultado no fue positivo. Los recortes en Sanidad y Educación, las vallas de Ceuta y Melilla, el abuso de poder en cárceles y CIEs, o la falta de "democracia real", fueron algunas de las deficiencias detectadas por los investigadores. Tampoco ayudaban la reforma laboral, la ley mordaza o el haber dejado sin fondos la ley de Memoria Histórica. Así que el informe, que este diario sí publicó, se quedó finalmente en un cajón.

El PNV preguntó en varias ocasiones, durante la primera legislatura de Rajoy, por esta cuestión. La última, en 2014, recibió respuesta de la vicepresidenta: "Está redactado y en fase de consulta ante los ministerios", aseguró entonces Soraya Sáenz de Santamaría. Luego llegó 2015 y con él, las elecciones andaluzas, municipales, y el 20-D. En 2016, el Gobierno en funciones, la repetición de elecciones y los pactos de investidura. 

Ahora, llegada la calma, la formación vasca ha vuelto a presentar una PNL que insta al Ejecutivo a cumplir con el "compromiso internacional adquirido a través de la Declaración Final de la Conferencia de Viena de 1993". Es decir, con la ONU. 

El objetivo es arrancar el compromiso de Rajoy para que "antes del 31 de marzo", impulse el citado Plan y marque "políticas concretas en política exterior e interior a fin de cumplimentar el compromiso" con Naciones Unidas. También se propone una segunda fecha (el "30 de junio de 2017") para detallar un "programa sobre objetivos concretos, plazos, indicadores específicos y partidas presupuestarias de dicho Plan".

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, confía en que el resto de grupos parlamentarios se unan a su petición y apoyen la aprobación de su PNL. Sea así o no, al menos el debate sobre los Derechos Humanos en España volverá este martes al Congreso.