Publicado: 08.05.2014 22:07 |Actualizado: 08.05.2014 22:07

El desencanto acerca la abstención decidida en las europeas al récord de 1994

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El desencanto con los partidos políticos y las instituciones en general sigue aumentando. Así lo refleja la última encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) para las elecciones al Parlamento europeo del próximo 25 de mayo, en la que el 23,8% de los encuestados asegura que tiene decidido ya abstenerse en estos comicios.

Son casi diez puntos más que los que afirmaron lo mismo en el sondeo para las elecciones de 2009 (13,8%), un porcentaje que ya acusó un repunte respecto a las del 2004, en las que el 8,2% de los preguntados afirmó que no iría a votar, la cifra más baja en una encuesta preelectoral para las europeas de las que hay datos disponibles.

El récord de abstención decidida tan sólo supera la cifra actual en apenas cuatro puntos. Se registró en el sondeo previo a las de 1994, en las que el 27,3% de los encuestados tenía claro que no acudiría a las urnas. Aquellos comicios los ganó el PP, con casi 7,5 millones de votos, superando por primera vez al PSOE (5,7 millones de votos), que perdió casi dos millones de sufragios respecto a las de 1986.

El descalabro de los socialistas de entonces se puede achacar a la desconfianza que generaron en sus votantes los escándalos de corrupción como el caso Roldán o la financiación ilegal del partido, conocido como caso Filesa. Una razón que, sin duda, vuelve a afectar en estas elecciones marcadas por los papeles de Bárcenas. Sin embargo, si en el 94 la corrupción dio la victoria al PP y supuso la caída del PSOE, parece que en esta ocasión las corruptelas sólo hacen mella en la decisión de votar o no, ya que el último barómetro da la victoria, aunque ajustada y con un descenso en la intención directa de voto, al partido que ahora gobierna el país con mayoría absoluta.