Público
Público

Deshielo de las relaciones entre Sánchez e Iglesias Podemos espera que Sánchez dé el primer paso hacia la alternativa a Rajoy

Desde la formación morada advierten de que no van a modificar su "hoja de ruta" por "esperar a los socialistas", aunque afirman que apoyarán "todo lo que sea moverse un centímetro hacia delante" para plantar cara a las políticas de Rajoy. Sostienen que el PSOE de Pedro sánchez está copiando el discurso de Podemos, e incluso "sus significantes".

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 8
Comentarios:

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias caminan por la Carrera de San Gerónimo. / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

Quieren pactar, pero afirman que ahora le toca mover ficha al PSOE. Podemos espera que el PSOE de Pedro Sánchez sea quien dé el primer paso rumbo a un acercamiento entre ambas formaciones, que finalmente permita construir una alternativa al Gobierno del Partido Popular.

Fuentes de la dirección del partido morado afirman que no van a alterar su "hoja de ruta" contra las políticas de Mariano Rajoy, aunque sí sostienen que "estarán esperando" a que las palabras del flamante secretario general socialista se traduzcan en "hechos" concretos.

Podemos afirma que Sánchez copia la esencia de su discurso, parte de las formas e incluso sus "significantes": de apelar al 15-M a defender la "plurinacionalidad" de España

Explican que el discurso utilizado por Sánchez en las primarias en las que se impuso por más de 14.000 votos a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, copiaba la esencia, parte de las formas, e incluso "los significantes" de Podemos. Hacen referencia a las apelaciones del líder socialista al 15-M en su discurso de clausura del 39 Congreso Federal de su partido (el domingo) , a la vestimenta menos formal que ha lucido en su última etapa, y especialmente a su adopción del concepto de España como estado plurinacional, algo que hasta la fecha "sólo defendía Podemos".

Este lunes, la secretaria de Participación y portavoz de la Ejecutiva del partido morado, Noelia Vera, pedía a los socialistas que definan claramente su posición, más allá de repetir este término, y otras fuentes de su formación afirmaban que no ven "movimientos más allá de lo discursivo" en la estrategia de Sánchez.  "Oyen campanas, replican un discurso que les suena bien", incidían.

Consideran que el secretario general del PSOE "se ha metido en un agujero" al adoptar la promesa de defender la concepción plurinacional de España -y otras tantas-, durante la campaña de primarias, y ahora aguardan a conocer en qué se concretarán estas promesas.

Podemos insiste en que sólo se puede combatir al PP "echándole" del Gobierno; el PSOE  no quiere una moción de censura "a corto plazo", y plantea cooperar para tumbar las políticas de Rajoy desde el Congreso

En cualquier caso, también este lunes, el secretario de Organización y coportavoz de la Ejecutiva, Pablo Echenique, insistía en que la única forma de tumbar todas las políticas del PP es "quitarles el Ejecutivo", refiriéndose, si citarla expresamente, a la nueva moción de censura que su partido esboza presentar antes de navidades.

Y aquí está el punto muerto entre ambas fuerzas: el PSOE no quiere cerrar la puerta a presentar una moción, pero rechaza hacerlo "a corto plazo". En su lugar, pone el acento en la importancia de cooperar a través del órgano parlamentario que quiere crear para derogar políticas de Rajoy, como la ley mordaza o la reforma laboral.

Desde el partido morado tampoco se entiende que el PSOE les pida a ellos y a Ciudadanos que acaben con sus vetos mutuos, cuando a su entender la formación naranja "está escorándose cada vez más a la derecha", y sigue siendo "muleta del PP".

Así, y pese a que ambos partidos han dado algunos pasos hacia el entendimiento, siguen observándose con recelo, y siguen manteniendo sus respectivas estrategias independientes."Vamos a estar aquí y vamos a esperar a que vengan, pero nuestra hoja de ruta es inamovible", insistían en Podemos.

Recordaban que el PSOE pasará pronto por dos nuevos "exámenes" en los que demostrará si está con Rajoy o con ellos: la aprobación del techo de gasto para 2018 y la votación en pleno del CETA, el polémico acuerdo comercial entre la UE y Canadá.

La ratificación de este tratado en el Parlamento Europeo, en febrero, tuvo lugar con el grupo Socialdemócrata europeo absolutamente dividido. Esa división no se trasladaba a la delegación del PSOE en la Eurocámara, y tampoco ha tenido réplica en el Congreso hasta la fecha -sí en distintas comunidades y municipios-, pero el partido morado espera que finalmente sí quede reflejada en la votación en el Congreso de los Diputados. Según su lectura, esto sí sería pasar "de las palabras a los hechos".