Publicado: 17.03.2014 07:00 |Actualizado: 17.03.2014 07:00

"El destino tiene nombre y fecha: Madrid - 22 de marzo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Cada día más cerca, cada día más fuertes, cada día más convencidos y convencidas de que en la carretera también está la lucha. El destino tiene nombre y fecha: Madrid - 22 de marzo". Esto afirmaba Maribel Martínez, de la columna de Aragón, en la crónica diaria que hacen desde el día 5 de marzo que llevan caminando. Cuentan que han pasado hambre y frío: "Hay etapas duras, pero sentir lo que otros muchos sienten todos los días, nos anima, más si cabe, a caminar".

Marchas de todos los puntos del país se dirigen a Madrid para confluir este sábado en una gran manifestación que se celebrará a las 17.00 horas desde Atocha hasta Colón. "Se espera que habrá muchísima gente por lo que vamos a abrir la cabecera de Atocha a Colón para que no haya problemas y se pueda avanzar", afirma Elena, del colectivo Bomberos Quemados.

En Galicia también está todo preparado. Un grupo de personas ya ha salido camino hacia Madrid pero muchos llegarán en ferrocarril y autobuses. "Hemos conseguido llenar dos trenes en apenas unos días que saldrán desde A Coruña y Pontevedra, 560 personas que llegarán a Chamartín a las 13.15 horas del día 22 y bajarán en marcha hasta Atocha para juntarse con las demás columnas", dice Carlos Costoya, del sindicato ferroviario Intersindical. "Ante el apoyo recibido hemos decidido organizar el viaje también en autobús. Ya se han llenado cinco y esperamos llegar a 10 o 12 que saldrán de las principales ciudades gallegas. Por ejemplo en Ferrol, con todos los trabajadores del naval que han decidido unirse para luchar por sus derechos, ya tienen reservados unos cuantos". Un grupo de más de 160 personas del mundo de la cultura, intelectuales y artistas  gallegos han firmado un manifiesto, en verso, de apoyo a las marchas y a la manifestación del 22 de marzo.

El País Valencià se sumó a las marchas el pasado domingo 9. A la columna sudeste se incorporarán gentes de Castelló, València, Alacant o Murcia además de los autobuses que llegarán, desde estos puntos, el día 22 a Madrid. Donaron algunos de los alimentos que les van dando por el camino a un banco de alimentos. "Por todas las poblaciones que pasamos nos dan muchos alimentos, todos están siendo muy amables, hasta tal punto que nos sobran y los donamos a las personas por las cuales estamos luchando", afirma uno de los marchantes de la columna del mediterráneo.

Maribel destaca "los ánimos y la voluntad que derrochan el benjamín y el veterano" de la marcha noreste. Cuenta el caso de Alejandro, un joven estudiante de filosofía de Zaragoza que camina para reclamar "el derecho de todos los estudiantes a una beca y que se elimine la abusiva subida de las tasas universitarias" que les impide terminar sus estudios. Agustín, un veterano catalán que ya ha cumplido 70 primaveras "aporta su coche a esta aventura para estar seguro" de que llegarán a Madrid, Cuenta Maribel. "Cuando le preguntas por qué está en la Marcha, su respuesta es contundente: 'por cojones', no necesita más explicaciones".

Los activistas destacan que en su camino pasan por pueblos "que no desisten en su lucha", afirma Maribel, una activista que ya estuvo luchando contra los recortes en la prevención del cáncer de mama en Zaragoza. "Pasamos por Ateca, pueblo luchador que últimamente ha tenido que defender con uñas y dientes la industria que daba sentido a su localidad, la de los Huesitos que todos conocemos. Esas  buenas gentes nos han recibido hoy [por el domingo] con aplausos y mucho cariño". En esta marcha "indignada" conviven caminantes venidos de Navarra, Euskadi, Catalunya y Aragón. "Entre nosotros ya no nos preguntamos de dónde venimos, sólo nos interesa a dónde vamos y nuestro destino está cada vez más cerca", concluye Maribel.

La columna de Extremadura salió el pasado lunes 10, llevan una semana caminando desde varios puntos de la comunidad, a los que se han unido personas de varios pueblos de Castilla-La Mancha. "No sólo caminamos, acompañamos el camino con acciones reivindicativas y de desobediencia. Hemos ayudado, entre otras cosas, en la ocupación de un grupo de viviendas, creamos una nueva corrala con la PAH en Talavera de la Reina para unas personas que iba a ser desahuciadas y se quedaban en la calle. La mejor forma de decir es hacer y ese ejemplo estamos siguiendo", dice Manuel Cañada, de los Campamentos de la Dignidad de Extremadura.

"Nos encontramos con muchas limitaciones logísticas y físicas, muchos no pueden aguantar tantos días caminando y cuando pueden, existe el problema del espacio para dormir o incluso ducharse, ¿dónde metemos a tantas personas?, la gente nos ayuda muchas veces con comida pero no tenemos casi ni cómo transportarla". Cañada destaca que es un movimiento "montado desde abajo por y para el pueblo, destituyente y con mucha unidad", afirma. "Estamos barajando varias acciones pero lo que tenemos claro es que no es algo puntual, vamos para quedarnos", sentencia.

De Gijón también salió el 1 de marzo un grupo de personas que ya está a las puertas de Madrid. El movimiento ciudadano de apoyo a los mineros y las mujeres del Carbón de Asturies, León y Aragón también se han sumado a esta iniciativa: "Toda la familia minera hacemos un llamamiento a la población para que juntos secundemos la convocatoria de las Marchas del 22-M hasta finalizar en Madrid, donde se exigirá dignidad para nuestras gentes". Además, la columna asturiana ha organizado los trenes y autobuses de la dignidad para que todo el que quiera pueda llegar a la manifestación de las 17 horas a Atocha.

Miles de personas tienen prevista su llegada a Madrid el próximo sábado 22 de marzo desde todos los puntos del estado y del extranjero, sin olvidar la marea granate, indignada por este "exilio forzoso". Todos y todas se juntarán a las 17.00 horas en Atocha para luchar por unos servicios públicos de calidad, por el derecho a una vivienda y empleo digno, para que se vaya la troika y que no se pague la deuda. Las reivindicaciones continuarán el domingo, con una asamblea abierta en la Puerta del Sol, y el lunes, con manifestaciones que recorrerán las calles del centro de Madrid y los ministerios desde el Paseo de la Castellana.