Publicado: 19.12.2014 13:55 |Actualizado: 19.12.2014 13:55

El detenido tras empotrar su coche en la sede del PP ya está en dependencias policiales

El vehículo ya ha sido retirado de las oficinas de los conservadores en la calle Génova de Madrid.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El coche estrellado en la sede del PP.

El coche estrellado en la sede del PP.

MADRID.- El hombre detenido tras empotrar a primera hora de la mañana su coche con bombonas de gas butano y sacos con abono industrial en la sede nacional del PP, en la calle de Génova de Madrid, se encuentra en las dependencias policiales de la Brigada Provincial de Información.

Fuentes policiales han informado de que el arrestado está ya en la brigada de Moratalaz, a la espera de que los agentes le tomen declaración y formulen los cargos que le imputan, entre los que figuraría el de daños.

El detenido, identificado como Daniel Pérez B., de 37 años y natural de Bronchales (Teruel), ha declarado a los agentes en el lugar del suceso que era empresario y que se encuentra desesperado tras haberlo perdido todo.

Las fuentes han indicado que no ha sido necesario trasladar al detenido a ningún centro hospitalario, si bien ha sido examinado por los sanitarios del Samur tras ser arrestado.

El hombre ha conseguido meter el coche, un Citroen Xantia, en la entrada de la sede del PP y técnicos especialistas en desactivación de explosivos (Tedax) han encontrado en su interior dos bombonas de gas butano y varios sacos que contenían abono industrial.



Una grúa ya ha retirado el coche que permanecía en la sede del PP.
El automóvil ha sido retirado pasadas las 12.30 horas después de que un grupo de operarios hayan estado trabajando con maquinaria para facilitar la salida del coche en la grúa, que se ha dirigido hacia la plaza de Colón custodiada por vehículos policiales.

El coche ha irrumpido en la sede del PP a través de la cristalera del esquinazo de Génova y ha atravesado la entrada hasta llegar a la escalera que conduce a la primera planta, lo que ha provocado un fuerte estruendo.

Efectivos de la Policía permanecen en las inmediaciones de la calle Génova, donde se han vivido momentos de confusión y desconcierto entre los viandantes tras este suceso, a la espera de que el tráfico se restablezca en esta vía y la situación vuelva a la normalidad.