Publicado: 27.07.2016 22:52 |Actualizado: 28.07.2016 16:19

Dos españoles detenidos en Grecia en una operación de desalojo de centros autogestionados de refugiados 

Son dos jóvenes navarros que formaban parte de la Caravana a Grecia y que todavía seguían en el país. Varios colectivos ya han calificado de "actos criminales" los desalojos y culpan directamente al gobierno de Syriza.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 6
Comentarios:
h

Orfanotrofeio, uno de los centros ocupados, ha sido derruido después de su desalojo. / @TebeoTeo

@Sara_Ct

MADRID.- Tres edificios ocupados o squats  han sido desalojados por la Policía en la ciudad griega de Tesalónica. Estos centros atendían a centenares de refugiados. Hay cerca de 100 personas detenidas, de las que podrían ser juzgadas unas 70 por "alteración de la paz y desorden público", pero no se espera que los dos jóvenes de Navarra detenidos tengan que pasar a disposición judicial. "Deberían quedar en libertad con cargos mañana pero habrá que aguantar hasta que se celebre la vista", relata Mar, quien al igual que los dos arrestados, forma parte de la Caravana a Grecia que salió de Barcelona el pasado 16 de julio con activistas de todo el Estado para poner el foco en la incapacidad de los gobiernos para gestionar el drama de los refugiados, en especial centrados en la desprotección que sufren mujeres y niños en su huida hacia Europa.

Una de esas squats, Nikis, se abrió expresamente para las familias refugiadas. La otra, Orfanotrofeio, se reocupó el año pasado para acoger a migrantes de forma autogestionada por los propios colectivos locales. Las fuerzas policiales lo han demolido justo después de desalojarlo: "Bajo los escombros de Orfanotrofeio fueron enterrados toneladas de medicinas, alimentos, ropa y artículos de primera necesidad que estaban destinados para las familias de refugiados", dice un comunicado publicado por el activista de Salónica Theodoros Karyotis en el que resume las posiciones de los movimientos sociales y donde se catalogan de "actos criminales del gobierno" estos desalojos.

j

Cerca de 30 integrantes de la Caravana todavía siguen en Atenas colaborando en uno de los últimos edificios ocupados en la capital, un hospital que alberga a unas 170 familias de refugiados. Están muy pendientes del posible desalojo de las 8 okupas de la capital. Solo en una de ellas, en el "Hotel Plaza", se encuentran realojadas 400 personas. "Si entra la Policía en el barrio anarquista, que es donde están la mayoría de ellas, se va a producir un gran enfrentamiento", avisa Isabel, otra de las integrantes de la Caravana que sigue en Atenas.

El Pireo, otro desalojo

El campamento provisional de El Pireo también ha sido desalojado, como anunció el Gobierno tras desmantelar Idomeni. "Había más de 800 personas allí, sobre todo sirios y afganos. No queda apenas sitio en el resto de las casas autogestionadas", aseguran los activistas españoles en la zona. La alternativa a esas casas son los campamentos militarizados, donde solo en Tesalónica hay unos siete. "Las condiciones son terribles", critica Isabel. "Algunos que están siendo gestionados por ONGs están mejor pero la mayoría no ofrecen ni tres comidas al día. No hay sombras, carecen de médicos o atención legal". En uno de ellos, según los activistas, hay decenas de mujeres embarazadas y niños enfermos. "La situación está generando mucha tensión dentro de los campamentos y algunos episodios violentos".

Estos desalojos se producen pocos días después de la gran movilización que supuso a nivel internacional la llegada de la Caravana española a Tesalónica y el evento de solidaridad internacional No Border Camp, plagados de manifestaciones en favor de los derechos de los migrantes. Los activistas alertan de la importancia de la autogestión en materia de refugiados para suplir las carencias de la ayuda gubernamental.



Contra la "cara autoritaria" de Syriza

Aunque no hay comunicado oficial, voces próximas a Syriza apuntan que "el Gobierno está trabajando por arreglar la situación"

Aunque no existe, de momento, un comunicado oficial por parte de Syriza, desde las bases se han desmarcado de estas acciones y han culpado a los mandos de la Policía de las reubicaciones: "el Gobierno está trabajando por arreglar la situación y los detenidos se van a liberar sin ningún tipo de cargo". Los activistas griegos, por su parte, han criticado abiertamente la "cara autoritaria" que ha mostrado Syriza y le han reprochado que imite a la derecha en materia de represión y mano dura hacia los que luchan por la libertad y la dignidad humana.

Que haya sido "un acto de la policía sin apoyo del Gobierno es creíble en este país. Pero también es creíble que las bases de Syriza se escuden en eso para no emitir un comunicado", apunta el periodista Hibai Arbide, desde Atenas.

En cualquier caso, la acción ha tenido su respuesta y un grupo de ciudadanos han ocupado la sede del partido en Tesalónica. Además han anunciado actos de protesta y diversas manifestaciones de solidaridad en toda Grecia. La primera de ellas será este jueves en Atenas contra el Gobierno.