Publicado: 16.02.2014 21:30 |Actualizado: 16.02.2014 21:30

Detenidos en México los dos etarras más sanguinarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional y las autoridades mexicanas han detenido en México a los etarras Juan Jesús Narváez Goñi, alias Pajas, y a Iciar Alberdi Uranga, alias María, a quienes se considera a fecha de hoy los miembros de la banda terrorista ETA reclamados por la Justicia con mayor número de asesinatos cometidos.

Según han informado fuentes del Ministerio de Interior, las detenciones se han llevado a cabo en Puerto Vallarta, en el estado mexicano de Jalisco, en una operación conjunta de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CICEN) de México.

Ambos etarras habían huido tras ser desarticulado el comando de la organización terrorista, con el que llegaron a cometer 18 asesinatos en un solo año.

Tras su detención, se ha comprobado que no pertenecían al colectivo abierto de refugiados de ETA, sino que estaban integrados dentro del denominado colectivo cerrado y que vivían en la clandestinidad, ha informado Interior en un comunicado.

A principios de los años ochenta, Narváez Goñi, que ha sido reclamado por la justicia en diez ocasiones, fue integrante del comando legal X-1, que colaboró con el comando de liberados Nafarroa en la comisión de varios asesinatos y que acabó con la vida de un agente de la Policía y de un capitán de la Guardia Civil en Pamplona. En abril de 1987 y, tras pasar a la clandestinidad, fue detenido en Marsella (Francia) y expulsado a España, donde ingresó en prisión.

En marzo del año siguiente, tras salir de la cárcel, se incorporó de nuevo a las estructuras clandestinas de ETA. Alberdi Uranga, reclamada por la justicia en siete ocasiones, pasó a la clandestinidad en noviembre de 1986, tras la liberación del industrial alavés secuestrado Lucio Aginadle. Esto supuso la desarticulación del comando Araba para el que Alberdi realizaba labores de apoyo e infraestructura.

 La operación se enmarca en la estrategia de para localizar y detener a miembros de ETA que residen de manera clandestina en distintos países

En 1990, ambos detenidos pasaron a integrar el comando de liberados EKAITZ, liderado por José Luis Urrosolo Sistiaga, con infraestructura en Barcelona, Tarragona, Zaragoza y Valencia. Este grupo armado tenía instrucciones de atentar en la costa mediterránea para boicotear los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Hasta la desarticulación del comando, el 21 de marzo de 1992 y en el breve espacio de un año, cometió numerosos atentados con explosivos y armas de fuego, con el resultado de 18 asesinatos y numerosos heridos graves.

La operación llevada a cabo este domingo se enmarca en la estrategia operativa desarrollada por la CGI de la Policía para localizar y detener a los miembros de ETA que residen de manera clandestina en distintos países, dentro y fuera de la Unión Europea, y que tienen en vigor reclamaciones judiciales de distinta índole.

Además, con estas detenciones, la Policía pretende recabar elementos que permitan el esclarecimiento de muchas de las acciones terroristas cometidas por ETA. Tras la declaración del cese definitivo de la actividad armada, la CGI ha localizado y detenido a miembros de la banda terrorista en Reino Unido, Bélgica, Italia, Francia, Venezuela, Brasil y México, según el comunicado.