Público
Público

Detenidos dos presuntos etarras encargados de custodiar el arsenal de la banda en Francia

Los arrestados, Oier Ibarguren Sarasola y Montxo Arkaiz Varea Echevarría, conducían un coche robado con matrícula falsa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía francesa ha detenido a dos presuntos etarras, Oier Ibarguren Sarasola y Montxo Arkaiz Varea Echevarría, el primero de ellos en la lista de los terroristas más buscados y ambos encuadrados en la estructura encargada de custodiar el arsenal de armas de la banda en Francia.

Según ha informado el Ministerio del Interior, las detenciones han tenido lugar a las 12:00 horas en la localidad francesa de Moulins, departmento de Allier, en la región de Auvernia, cuando los dos presuntos miembros de ETA se encontraban en un coche robado con matrícula falsa. Se trata de un Peugeot 308 sustraído en enero, según Interior, que asegura que ambos portaban diferentes documentaciones falsas.

Las fuerzas de seguridad encuadran a estos militantes de ETA dentro de la estructura logístico-militar, encargada en la actualidad de la custodia y aseguramiento del arsenal de armas y explosivos que la banda armada mantiene en Francia. La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Francesa (SDAT) en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía.

Ibarguren, que portaba un revólver del calibre 38 en el momento de la detención, figuraba en la lista de los terroristas más buscados de la Guardia Civil desde junio de 2011. Los servicios de información de la Guardia Civil sospechaban que Ibarguren había pasado a engrosar algún comando de la banda terrorista.

Sobre él pesaba desde marzo de ese año una orden europea de detención y entrega del juzgado de instrucción número tres de la Audiencia Nacional. Se le perdió el rastro después de que este tribunal le pusiera en libertad en noviembre de 2010 tras pagar una fianza de 18.000 euros, al entender que no había riesgo de fuga.

Ibarguren habría iniciado su andadura dentro de ETA formando parte de un talde de kale borroka que cometió diversas acciones violentas en 2005 en San Sebastián. Fue detenido en noviembre de 2009 como responsable de la organización ilegal Segi en la capital guipuzcoana y se le incautó documentación para la fabricación de explosivos.

Montxo Arkaitz Varea Echeverría, al igual que Ibarguren, era uno de los dirigentes de la organización ilegal Segi y se encontraba huido desde abril de 2010. Según fuentes de la lucha antiterrorista, los dos presuntos etarras tenían intención de acudir a una reunión con otros miembros de la banda, pero se suspendió y la Policía consideró que era el momento de detenerles.

La Policía había sometido a los detenidos a una estrecha vigilancia después de que tuviera conocimiento a través de los agentes de información de que iban a asistir a una reunión. Al parecer, ese encuentro se suspendió por algún motivo y los agentes consideraron que era el mejor momento para interceptarles.

Con los arrestos de hoy son cinco el número de miembros de la organización terrorista que han sido detenidos en 2013 por las Fuerzas de Seguridad, cuatro de ellos en territorio francés. A ellos hay que sumar otros tres para cumplimiento de condena. El pasado 11 de enero, los presuntos etarras Andoni Lariz Bustinduy y Urtzi Etxebarria fueron detenidos en un control de carretera cerca de Nevers (Francia). Siete días más tarde, el presunto etarra Joseba Gotzon Vizán González fue capturado en la ciudad brasileña de Río de Janeiro. Desde que el 10 de enero de 2011 la banda declaró un alto el fuego de carácter general y verificable internacionalmente, se elevan a ochenta y ocho las personas detenidas supuestamente relacionadas con ETA. De éstas, cincuenta y cinco detenciones se produjeron en 2011, veintisiete en 2012 y otras cinco en 2013.