Público
Público

Detienen en Madrid a dos presuntos yihadistas con cuatro cargadores de kalashnikov

La Policía Nacional está investigando si planeaban cometer un atentado en las próximas fechas

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

Agentes de la Policía Nacional permanecen en las inmediaciones de la cabaña situada en el barrio de Vallecas cerca de la autovía de Valencia (A3) que empleaban los dos jóvenes detenidos en Madrid como presuntos yihadistas. /EFE

MADRID.- Agentes de la Policía Nacional han hallado cuatro cargadores de fusiles de asalto AK-47 en los registros practicados en el operativo en el que se han detenido a dos presuntos yihadistas por enaltecimiento del terrorismo, han informado a Europa Press fuentes policiales. Los detenidos son nacidos en España y sus familias son de Gambia y Marruecos.

La Policía Nacional está investigando si los dos jóvenes detenidos en Madrid como presuntos yihadistas planeaban cometer un atentado en las próximas fechas, han señalado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. Los dos jóvenes tienen entre 18 y 25 años, se habían radicalizado en Madrid y responden a un perfil "extremadamente peligroso", lo que ha motivado su arresto inmediato.

Ambos integraban una célula terrorista de segunda generación, es decir, son de nacionalidad española pero de origen o entorno marroquí. Según las fuentes, empleaban una cabaña situada en el barrio de Vallecas cerca de la autovía de Valencia (A3) y de muy difícil acceso, como punto de reunión con otros presuntos yihadistas.

Junto a este registro, en el que los agentes están empleando una excavadora, la Policía está practicando otras cuatro inspecciones, entre ellas los domicilios de los detenidos, que también servían como lugar de encuentro con otros radicalizados.

Ambos integraban una célula terrorista de segunda generación, es decir, son de nacionalidad española pero de origen o entorno marroquí

Las fuentes han confirmado a Efe que la Policía ha hallado ya cuatro cargadores y más de una treintena de cartuchos de kalashnikov y sigue inspeccionando el entorno de la cabaña por si los detenidos tuvieran armas escondidas.

Se trata, por tanto, de la primera operación policial antiyihadista en España en la que se interviene este tipo de munición, la misma que han empleado los terroristas en los últimos atentados en Europa, como los perpetrados en Bruselas en marzo o los cometido el pasado año en París, tanto en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo como en la discoteca Bataclán.

Las fuentes revelan que la detención de estos dos jóvenes se ha precipitado por su extremada radicalización, mientras los agentes tratan de confirmar si ambos estaban ya "conspirando" para cometer una acción terrorista próximamente. La operación continúa abierta bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 175 terroristas yihadistas.