Publicado: 13.09.2016 13:26 |Actualizado: 13.09.2016 13:26

Así devolvió la Guardia Civil a Marruecos a los migrantes que trataban de saltar la valla de Ceuta

El sábado, cientos de personas de origen subsahariano intentaron cruzar la alambrada. 60 llegaron a las rejas, 55 fueron devueltos de inmediato a suelo marroquí y varios están ingresados en clínica del país vecino con graves heridas y signos de violencia policial.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Uno de los migrantes que, tras horas encaramado a la valla de Ceuta, fue devuelto de inmediato a suelo marroquí.- HELENA MALENO / ONG CA-MINANDO FRONTERAS

Uno de los migrantes que, tras horas encaramado a la valla de Ceuta, fue devuelto de inmediato a suelo marroquí.- HELENA MALENO / ONG CA-MINANDO FRONTERAS

MADRID/CEUTA.- Golpes, patadas, empujones, tirones para que caigan al suelo desde varios metros de altura e, incluso, un elevador para hacerlos descender. Así es como las fuerzas de seguridad marroquíes, con apoyo de la Guardia Civil española, impidieron que unas sesenta personas de origen subsahariano cruzaran la alambrada que separa Marruecos de la ciudad autónoma de Ceuta el pasado sábado. El intento fue masivo, protagonizado por alrededor de 150 personas, según la Guardia Civil, y 239 según la ONG Ca-minando Fronteras.



Un vídeo de El Faro de Ceuta muestra como los migrantes son obligados a bajar de la valla a la fuerza y con violencia tras siete horas encaramados en lo alto. Sólo cinco de ellos lograron permanecer en suelo español tras la intervención de las fuerzas de seguridad y las 55 devoluciones en caliente, criticadas por el Defensor del Pueblo y por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Los cinco fueron llevados al al CETI de la ciudad, donde actualmente conviven 622 personas más que han conseguido su objetivo: llegar a Europa desde África. Una cifra que supera la acogida del centro, con capacidad para 512 internos.

Estos cinco migrantes ─cuatro varones y una mujer─ pasaron por el hospital tras su detención y presentaban "heridas y contusiones", según la información facilitada a los medios. "Fracturas y cortes", según el El Faro de Ceuta.

Un menor devuelto a Marruecos perdió varios dedos

El vídeo del diario ceutí muestra duras imágenes de violencia policial, pero las cámaras no llegan hasta lo que ocurre después, en territorio marroquí. Según este diario y la ONG Ca-minando Fronteras, varios de los subsaharianos interceptados y devueltos fueron ingresados en clínicas y hospitales marroquíes con severas heridas, fracturas y contusiones que no se aprecian en el vídeo de su devolución ilegal.

La portavoz de la ONG publicó en su cuenta de Twitter una foto de uno de los migrantes devueltos a las autoridades marroquíes con graves heridas en la cara y la nariz y un brazo escayolado.​

Según informa El Faro de Ceuta, varios hospitales marroquíes han recibido y mantiene ingresados a varios de estas personas con heridas en las extremidades, "habiendo casos de gravedad", como el caso de Mohamed, de 15 años de edad, que ha perdido varios dedos de la mano al quedar enganchado en la alambrada y caer al suelo. "Hay otro caso de un adulto que tras ser devuelto por la Guardia Civil y hacerse cargo de él las fuerzas marroquíes ha sido ingresado con múltiples fracturas", informa el diario.