Publicado: 24.05.2014 17:05 |Actualizado: 24.05.2014 17:05

El día previo a las elecciones Cañete monta en bicicleta y Valenciano se reúne en familia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque el fútbol, la final de la Champions entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, dominará la jornada de reflexión de los candidatos a las elecciones europeas y también de sus electores, la lectura, el cine o el teatro y los reencuentros familiares han marcado la jornada de reflexión.

El cabeza de lista del PP, Miguel Arias Cañete, ha llegado en avión a primera hora de la mañana a su patria de adopción, Jerez de la Frontera (Cádiz), y tras comprar la prensa local en la terminal se ha ido a su domicilio.

Poco después y cambiado el traje por ropa más deportiva ha dado un paseo en bicicleta, acompañado por su mujer, pero no podrá relajarse demasiado, ni tampoco quitarse el traje y la corbata porque tiene que asistir a una boda en la ciudad andaluza, y confía ver el partido y animar a los colchoneros.

Su principal rival, la cabeza de lista del PSOE, Elena Valenciano, aprovecha el día en Madrid para estar con su familia, a la que ha echado de menos en esta campaña, pese a que ha intentado verles siempre que ha tenido oportunidad.

Ha paseado esta mañana con sus hermanas, Marta y Paloma, por la zona del Paseo de Rosales, para después encontrarse con su marido y sus dos hijos.

Su jefe de filas, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, madridista confeso hasta la médula, tiene previsto ver también la final en su casa, donde prefiere ver los partidos importantes.

"Si pierdes, a la cama", ha explicado en más de una ocasión para argumentar que prefiere no ir al campo de fútbol porque, si no gana el Real Madrid, se le queda tal cara que no sabe dónde meterse.

El que sí ha ido a ver el partido en directo ha sido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha aprovechada su estancia en Lisboa para reunirse con el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, con quien ha compartido un almuerzo y posterior reunión para, entre otros asuntos, analizar las expectativas ante las elecciones europeas de mañana.

Willy Meyer, cabeza de lista de IU, descansa en su casa de Madrid y será de los pocos que no vea esa final, ya que tiene un compromiso familiar desde hace tiempo. Además, tiene que viajar hasta la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda para votar mañana.

El candidato de UPyD, Francisco Sosa Wagner, junto a su mujer, Mercedes Fuertes, pasa el día en la aldea leonesa de Carvajal de la Legua, muy cerca de la capital, donde ha paseado por una zona forestal cercana a su domicilio y aprovechará también para relajarse y leer.

Los candidatos catalanes a las elecciones europeas se han hecho las tradicionales fotos para algunos medios de comunicación.

El candidato de CiU, Ramon Tremosa, se ha dedicado a los deportes: primero ha ido de excursión y luego al campo del Club Esportiu Europa, donde juega uno de sus hijos. Tras la siesta, tiene previsto acudir esta tarde al Cercle de Gràcia de Barcelona para ver algún estreno teatral.

El candidato de UDC, Francesc Gambús, dedicará el día a los preparativos de la primera comunión de su hija, que se celebrará también mañana.

El del PPC, Santi Fisas, tiene previsto comer con su madre y duda entre ver una película o la final de la Champions, aunque deja claro que él es culé.

El candidato de ERC, Josep Maria Terricabras, ha comido en Girona un arroz con su familia y por la tarde piensa "descansar" en su domicilio, "tumbado en el sofá, mirando la televisión y haciendo 'sudokus'".

El de Ciudadanos, Javier Nart, pasa la jornada de reflexión buceando -una de sus pasiones- a 56 metros de profundidad en una gruta de la Costa Brava llamada Barda del Sastre, y posteriormente verá la final con su compañero de buceo.

Nart ha señalado que desea que gane el Atlético de Madrid porque asegura que es una "franquicia" del Athletic de Bilbao, equipo que apoya por sus orígenes vascos.

Mientras que Argimiro Rodríguez, cabeza de lista de FORO, ha hecho deporte en Langreo durante la jornada de reflexión.