Público
Público

El diálogo en Catalunya, un Gobierno plural y el gasto público: las peticiones de los grupos que apoyaron la moción de censura

Pedro Sánchez y su nuevo Gobierno se tendrá que enfrentar a la oposición de la derecha y a una larga ristra de reclamaciones que ya han anunciado los partidos que apoyaron la moción de censura. 

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3

El secretario general del PSOE Pedro Sánchez, es aplaudido por parte del hemiciclo del Congreso, tras el debate de la moción de censura presentada por su partido. EFE/Emilio Naranjo***POOL***

El triunfo de la moción de censura ha sido celebrado desde el PSOE y Unidos Podemos hasta PDeCAT, ERC y Compromís. Todos han mostrado el contento ante, la ya realidad, de haber conseguido echar al PP del Gobierno. Pero, a pesar de esto, reconocen la complejidad del nuevo Gobierno: "El lunes ya veremos", comentaban los diputados entre los pasillos del Congreso .

Pedro Sánchez, al frente de los socialistas, se tendrá que enfrentar a una larga ristra de dificultades parlamentarias, polémicas y reclamaciones. Desde el hemiciclo, varios diputados ya dejaron claro que, aunque votaban a favor, no "confiaban" en el nuevo presidente. Y pidieron reclamaciones políticas que el nuevo Gobierno tendrá que saber afrontar si quiere ser capaz de gobernar tan sólo con 84 diputados.

Un gobierno de coalición de los grupos a favor

Unidos Podemos hizo suya desde el primer momento la moción de censura. Como ya adelantamos en Público, sobre todo Pablo Iglesias, trabajó desde el segundo plano para que Sánchez fuera presidente, apostando por presentar una moción de censura instrumental si esta caía y poniéndose en contacto con los dirigentes de todos los partidos políticos para que se inclinaran a votar a favor, incluido PNV. 

Iglesias advirtió durante la moción que si no hay gobierno de coalición, ejercerán como "oposición"

A mediados de la semana, el líder de Podemos ya comenzó a señalar la complejidad de un Gobierno de 84 diputados para llegar a pedir desde el centro del hemiciclo un Gobierno de coalición. Desde fuentes del partido morado aseguran que no han hablado, y menos negociado, sobre esto con Sánchez, y que todo está en sus manos. Aunque Iglesias ya dejó claro el camino que tomarán: pidió un Gobierno de coalición, pero si no ocurre esto, avisó que serán "oposición".

No ha sido el único, Alberto Garzón también reclamó a Sánchez que contara con ellos "para abrir un proceso de esperanza e ilusión" y "construir una España distinta" de la que quieren diseñar PP y Ciudadanos. Aunque estas peticiones parece que no se cumplirán. Todo apunta a que el nuevo presidente intentará gobernar con un Ejecutivo plenamente socialista y, si acaso, con incorporaciones independientes

Diálogo en Catalunya con el Govern

La situación en Catalunya ha ocupado una parte central en el debate de la moción. No es para menos, después de los meses del proceso independentista, la formación del nuevo Govern de Torra y el apoyo imprescindible para que la moción saliera adelante de los partidos catalanes y vascos

Tardá: "Todo el mundo sabe que la situación en Catalunya sólo puede resolverse con la negociación"

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, reclamó al nuevo presidente un diálogo "sincero, rico y muy aprovechado políticamente", en el que su partido no dará "ningún paso a atrás" ni renunciará a que el pueblo catalán decida. E incidió en que es necesario que el nuevo Gobierno pase del actual escenario de "confrontación" y "represión" a uno de diálogo que ayude a "desescalar" el conflicto de Catalunya: "Todo el mundo sabe que la situación en Catalunya solamente puede resolverse mediante la negociación", subrayó el diputado catalán.

Esta mismo línea defendió el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que pidió a Sánchez repensar "los climas sociales y políticos". El diputado sostuvo que el derrumbe del Gobierno del PP demuestra que no se puede gobernar "contra" Catalunya, porque quien lo hace acaba perdiendo la confianza. Y reclamó al líder de los socialistas que no pusiera las cosas "fáciles" a quienes "sólo saben vivir en la tensión política", refiriéndose a Ciudadanos.

El rescate ciudadano y una agenda social

La intervención de Unidos Podemos fue la que marcó un discurso social ante lo que se espera del nuevo Gobierno: la subida del salario mínimo, el aumento de las prestaciones por desempleo, la igualdad retributiva entre hombres y mujeres o los permisos de maternidad iguales y transferibles, son algunos de los proyectos en los que el grupo parlamentario ya ha asegurado por los que seguirá luchando. 

Iglesias destacó que si Sánchez quiere contar con sus apoyos tiene que garantizar un "programa de emergencia social"

Iglesias durante su intervención le reprochó a Sánchez la falta de un programa concreto que garantizara un cambio en las políticas. El apoyo incondicional ha sido para la moción de censura, pero ha advertido que si Sánchez quiere conseguir el apoyo de sus diputados debe garantizar un "programa de Gobierno de emergencia social"

Igual que lo hizo Martín, Garzón y Bello. En este sentido, Garzón destacó que es necesario hacer frente a la "precariedad instalada" con el Gobierno de los conservadores: "Salarios de miseria, contratos basura, incapacidad de adquirir una vivienda o la subida del precio de la luz", reclamó el líder de Izquierda Unida.

Siguiendo este camino, Garzón también destacó que era necesario enfrentar "el autoritarismo" con el que el PP ha gobernado que ha llevado a un "clima de represión" que ha llevado a que cantantes, raperos y tuiteros vayan a la cárcel "simplemente por expresar su libertad de expresión en las redes sociales". 

El primer frente: el techo de gasto

En el recorrido del cambio social, ha resonado la importancia sobre el cambio económico para poder garantizar unas políticas sociales. Garzón reclamó desde el hemiciclo que para cumplir con lo que se reclamaba desde su partido era necesario "blindar los servicios públicos", destacando la sanidad, la educación pública, las pensiones públicas y "acabar el patriarcado". Para todo ello, señaló que sólo hay un camino que lo haga posible: "Combatir el programa de estabilidad del PP pactado con la Unión Europea que implica una rebaja de la inversión pública sobre el PIB".

Fuentes de Podemos, a la salida del pleno, explicaron que es necesario un cambio en el techo de gasto. El Congreso tiene que aprobar el objetivo de déficit antes de agosto, y desde el grupo ya han avisado de que no mantendrán una postura "acrítica" si el Gobierno acepta el déficit impuesto desde Bruselas. Lo denuncian como un "déficit excesivo" que ha mantenido "la recesión" y "contribuido a incrementar las desigualdades". De esta forma, el techo social se abre como, previsiblemente, el primer frente que tendrán que abordar desde el Congreso.