Público
Público

Primarias en el PSOE Díaz se apropia del CIS en campaña: "La gente nos volverá a dar la confianza"

Pedro Sánchez cree que el 21 de mayo se decide “o curar al partido o cronificar ese mal que se llama abstención” y Patxi López advierte a sus adversarios de que siguen sin entender que se está jugando “cómo salvar el PSOE”.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la Secretaría general del PSOE, Susana Díaz, en Granada. /EFE

Susana Díaz en Granada, Pedro Sánchez en Cáceres y Patxi López en Leganés (Madrid), a la misma hora, abrieron ya oficialmente la campaña de las primarias a la Secretaría General del PSOE, incidiendo en los mismos mensajes, pero con lecturas muy diferentes en torno a la encuesta que se conoció del CIS y que vuelve a situar al PSOE como segunda fuerza política con el 19,9% en intención de voto, sólo dos décimas por encima de Podemos.

La presidenta andaluza hizo referencia al dato asegurando que la expectación que están levantando las primarias es una prueba de que los ciudadanos vuelven a escuchar al PSOE, y vaticinó que en cuanto se dejen las cuestiones internas y se rectifique el rumbo, “la gente nos volverá a dar la confianza”, dijo.

Refiriéndose al estudio sociológico, indicó que es una muestra de que la gente empieza a ver al PSOE en el camino correcto, y aseguró que “los que quieren interferir en la vida del PSOE hoy están de uñas con el CIS”, llegando a decir que ya están dándole “patadas en los tobillos”. El motivo, según dijo, “es que Rajoy sabe que es el inicio de la remontada electoral”.

Sánchez ataca a Díaz a costa del CIS

La lectura contraria hizo Pedro Sánchez en Cáceres, quien indicó que los resultados del CIS vienen a demostrar que un partido “sin líder y que apoya la abstención a Rajoy” es muy difícil que se recupere. Incluso, se sorprendió que “algunos” lo celebren: “Hay que tener cuajo para que quienes abrieron las puertas de La Moncloa a Rajoy, saquen pecho de ver al PSOE por debajo del 20% en las encuestas”.

Sánchez indicó que él no se resigna a esa situación, “porque yo quiero que el PSOE vuelva a ser primera fuerza” y, para ello, indicó que la fórmula está en que vuelva a ser el referente de la izquierda en este país.

Por su parte, Patxi López, evitó entrar en esta disputa: “No voy a valorar la intención de voto al PSOE para convertirlo en un arma electoral interna”.

Más allá del tema de actualidad, Díaz incidió en su mensaje de que quiere un PSOE sin complejos al que nadie va a poner de rodillas, atacando por igual al PP y a Podemos.

Sobre el partido de Iglesias, en concreto, afirmó que con ella al frente del partido, el PSOE no va a ser la sucursal de nadie, “porque nosotros salimos a ganar, no a pactar”; afirmó. También criticó con dureza el Gobierno de Rajoy y, en especial, sus presupuestos, “que vienen a demostrar que no tiene modelo de país”, dijo.

Pidió también unidad interna, y dijo que no consentirá que se dividan a los militantes del PSOE entre los de izquierda y los de derecha, a la vez que pidió a los suyos que no hablen mal de ningún compañero.

Por su parte, Sánchez afirmó que el PSOE se juega mucho el 21 de mayo, “o curar al partido o cronificar ese mal que se llama abstención”, dijo. El ex secretario general insistió en que la posición tomada por el Comité Federal el 1 de octubre, “ha dejado a este país sin alternativa a la derecha”. Por ello, reivindicó una y otra vez que el PSOE vuelva a ocupar su sitio en la izquierda como la única vía para volverá a ser la primera fuerza política.

La búsqueda de la unidad de Patxi López

Paxti López también siguió con su discurso de buscar la unidad, de evitar la división y el choque de trenes entre los otros dos candidatos a los que dio un aviso muy serio: “Creo que algunos siguen sin entender que lo que aquí se está jugando es salvar al PSOE”, afirmó.

Y todo esto cuando la campaña sólo acaba de empezar. Hasta el 20 de mayo -no hay jornada de reflexión-, los candidatos no se van a dar un respiro ni un día, salvo para preparar el debate del 15 de mayo.