Publicado: 07.01.2016 13:54 |Actualizado: 07.01.2016 14:45

Díaz Ferrán responsabiliza a la IATA de la quiebra de Viajes Marsans

En el juicio en su contra por apropiarse de 4,4 millones de los clientes, el expresidente de la CEOE niega toda culpa y carga contra la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.

Publicidad
Media: 1.86
Votos: 7
Comentarios:
Gerardo Díaz Ferrán (i), junto al último director de Viajes Marsans, Iván Losada. /EFE

Gerardo Díaz Ferrán (i), junto al último director de Viajes Marsans, Iván Losada. /EFE

MADRID.- El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán ha afirmado en la Audiencia Nacional que "nunca" se ha llevado dinero de los clientes de Viajes Marsans y ha acusado a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) de "cargarse" la compañía al cortar la venta de billetes "porque le dio la gana".

Durante su declaración ante el tribunal que le juzga por apropiarse de 4,4 millones de clientes de Marsans, Díaz Ferrán ha arremetido contra IATA por su decisión de paralizar de manera "unilateral" el suministro de billetes a la compañía al ver la mala situación económica en la que se encontraba, lo que forzó a Marsans, ha dicho, a dejar de pagar a sus mayoristas en 2009.



Díaz Ferrán, al fiscal: "Si no confiase en que Marsans iba a salir adelante, no habría puesto mi casa a disposición de Marsans como aval, mi mujer no estaría viviendo en una casa prestada y yo no estaría sin nada"

Con una actitud resuelta, Díaz Ferrán ha contestado a las preguntas del fiscal Daniel Campos explicando que "si no confiase en que Marsans iba a salir adelante, no habría puesto mi casa a disposición de Marsans como aval, mi mujer no estaría viviendo en una casa prestada y yo no estaría sin nada".

"Nunca me he llevado dinero de los clientes de Marsans ni he tenido intención de hacerlo", ha asegurado Díaz Ferrán, en prisión desde 2012 por el vaciamiento de Marsans y que se enfrenta a una petición fiscal de 4 años de cárcel por un delito de apropiación indebida en esta pieza separada del caso.

Además, ha alegado que la gestión de Viajes Marsans no la llevaba él, sino su socio, Gonzalo Pascual, fallecido en 2012 de un ataque al corazón y al que, ha asegurado, "los problemas de la compañía le costaron la vida".

En todo momento Díaz Ferrán ha asegurado estar al margen del pago de las nóminas del grupo con los anticipos de los clientes, que conoció por medio del sumario, y ha dicho sentirse engañado por el liquidador de la empresa Ángel de Cabo, a quien ha calificado de "gángster".

Por su parte, el que fuera administrador único de Marsans desde verano de 2012, Iván Losada, ha negado haber adoptado decisiones ejecutivas en el grupo y ha dicho no haber podido frenar el pago de las nóminas con los adelantos "al no formar parte del consejo durante este período".

La vista contra Díaz Ferrán continuará mañana ante la sección cuarta de la sala de lo penal, con la declaración por videoconferencia de varios testigos y clientes que no pudieron disfrutar los viajes que habían contratado con la compañía