Publicado: 08.12.2015 23:23 |Actualizado: 08.12.2015 23:35

Podemos, a los socialistas: "No tenéis que conformaros con una calamidad como Pedro Sánchez"

El partido de Pablo Iglesias convierte el mitin más multitudinario de su campaña y el Palma Arena, estigmatizado por la corrupción, en símbolo de su "remontada" y de su compromiso de ser implacable con los corruptos.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, a su llegada al principal mitin de Podemos en Balears esta campaña, en el velódromo Palma Arena, donde han asistido 5.000 personas. EFE/Cati Cladera

El candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, a su llegada al principal mitin de Podemos en Balears esta campaña, en el velódromo Palma Arena, donde han asistido 5.000 personas. EFE/Cati Cladera

PALMA.- El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha arremetido este martes contra el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, al dirigirse así a los militantes socialistas: "Hay una buena noticia: no tenéis por qué resignaros a esta calamidad que os han puesto".

De esta forma ha sido Errejón, quien ha asumido el papel más duro contra Sánchez en el mitin que Podemos, ha celebrado en el velódromo Palma Arena, de Palma de Mallorca, en el que ha reunido unas 5.000 personas —otras 500 se han quedado fuera—, según la organización, el más multitudinario de su campaña electoral.



Con ello, Podemos ha mostrado "músculo" y ha convertido este mitin y el Palma Arena, estigmatizado por la corrupción, en símbolo de su "remontada" y de su compromiso de ser implacable con los corruptos.

El candidato de la formación morada, Pablo Iglesias, aclamado con gritos de "Presidente, presidente" y "Sí, se puede", ha hecho su entrada con la banda sonora de la película Los cazafantasmas de fondo, igual que en el mitin del pasado sábado en Málaga, también centrado en las propuestas del partido contra la corrupción.

Iglesias ha arengado este martes a sus militantes pidiendo, como ya hizo en el debate electoral a cuatro, que no olviden el Palma Arena, ni la corrupción ni los recortes y ha apelado a las emociones. "Cuando hablamos de ciertas cosas, a nosotros nos brillan los ojos. En estas elecciones va a haber muchos ojos brillantes. En momentos de cambio, la ilusión, la emoción de pensar en nuestros padres y abuelos se puede convertir en motor del cambio político. Hace falta un acuerdo entre generaciones para demostrar que la remontada es cierta, que llega el cambio", ha exclamado.

Y esta vez ha sido el director de campaña, Íñigo Errejón, quien se ha encargado de replicar al resto de los partidos que concurren a las elecciones del 20-D y de hacer balance del debate.

Sobre Sánchez, ha insistido en que lo ha intentado: "Se ha arremangado la camisa y el lunes insultaba a Podemos y el martes hablaba como Podemos", ha dicho tras recordar que llegó tarde al debate y luego "costó encontrarle".

De la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que no lo hizo mal defendiendo el "inmovilismo", si bien ha considerado que, si al presidente Mariano Rajoy le pesa demasiado la carga de explicarse ante los españoles, "a lo mejor los españoles tenemos que explicarle por qué ya no queremos que sea el próximo presidente". Iglesias ha añadido que "a lo mejor es que la señora Soraya quiere ser presidenta del Gobierno con no se sabe qué alianzas".

Y respecto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, Errejón ha afirmado que "llega un poco tenso" a una campaña en la que, si durara menos, no se le habría escuchado decir que "hay que mandar a los ciudadanos españoles a otra guerra", que a la "precariedad la cambiamos de nombre y la llamamos contrato único" o que no hay que subir el salario mínimo pero sí el sueldo del presidente del Gobierno. "Lo hemos visto y tenemos que decirle que con un Aznar tuvimos suficiente", ha enfatizado.

Tras Errejón, y en un escenario identificado con uno de los escándalos de corrupción más sonados en Balears, Iglesias ha aprovechado para defender sus propuestas de regeneración democrática y contra la corrupción, la prohibición de las puertas giratorias y el fin de los privilegios de los cargos públicos.

Lo ha hecho después de que interviniera uno de los fichajes estrella de Podemos, el juez Juan Pedro Yllanes, cabeza de lista de la formación morada por esta comunidad, que ha renunciado a presidir el tribunal que juzgará el caso Nóos para concurrir a las elecciones con Iglesias. Yllanes ha afirmado que este movimiento político y social "no tiene marcha atrás ni hay quien lo pare" y ha asegurado de cara al 20-D: "Quedan diez días para las elecciones y va a ser una revolución, os lo garantizo".

El juez en excedencia ha señalado que "el único cambio solo puede venir de parte de Podemos", que "no es flor de un día", como demuestra que hoy haya convocado en Palma Arena a unas 5.000 personas, más de las aproximadamente 1.300 que reunieron en días pasados PSOE y Ciudadanos