Publicado: 19.07.2015 18:35 |Actualizado: 20.07.2015 10:32

Dimite la mitad de la Comisión
de Garantías de Podemos en
Galicia por el "oscurantismo"
del partido en esa comunidad

Carmen Santos, la persona más votada en el proceso de elección de este órgano, asegura que el proceso de primarias que celebra la formación para escoger a su candidato a las generales ha sido "la gota que colmó el vaso" a la hora de tomar esta decisión.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 12
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado de Breogan Rioboo, Irene Montero, Carmen Quiroga y el presentador del mitin que ha ofrecido en el Auditorio Ciudad de Vigo, dentro de la gira "La Ruta del Cambio". EFE/Salvador Sas

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado de Breogan Rioboo, Irene Montero, Carmen Quiroga y el presentador del mitin que ha ofrecido en el Auditorio Ciudad de Vigo, dentro de la gira "La Ruta del Cambio". EFE/Salvador Sas

SANTIAGO DE COMPOSTELA.- Carmen Santos, la persona más votada en las elecciones al Consejo Ciudadano de Podemos en Galicia, y la mitad de la comisión de garantías, entre ellas su presidenta, Ana Pérez, han informado hoy de la dimisión de sus cargos, por el "oscurantismo" y "desorden interno" del partido.

Santos, en declaraciones a Efe, afirmó que no dimitía por el reciente proceso de primarias, que calificó de "la gota que colmó el vaso", sino que su decisión fue por "las dinámicas internas del partido, sobre todo, aquí en Galicia, desde que se conformó el desorden interno".

Aunque en un principio pensó que se trataba por la dinámica propia de un partido en formación, esta politóloga, que trabaja en el CSIC, lamenta que, cuando intentó introducir mejoras, siempre fue "relegada", a pesar de haber sido la persona más votada en la Comunidad, más que su secretario general, Breogán Riobóo.



Insistió en que, ante la "organización pésima", sus aportaciones siempre fueron consideradas "como un ataque", lo que la fue "desgastando" y produciendo "cansancio", que culminó con el proceso de primarias "ni democrático ni participativo", del que se enteró "por la prensa", a pesar de pertenecer a la ejecutiva.

No obstante, afirmó que dimite de sus cargos orgánicos, como cuatro de los ocho miembros de la comisión de garantías, todas ellas mujeres, entre ellas su presidenta, la abogada Ana Pérez, pero añadió que mantendrá su pertenencia a la organización, pues sigue creyendo en los partidos como "herramientas de transformación".

Tras señalar que sigue creyendo en la alternativa que supone Podemos y deseando que Pablo Iglesias sea el próximo presidente del Gobierno, Carmen Santos criticó también que ni Breogán Riobóo, ni "nadie de la Ejecutiva" se hubiese puesto en contacto con ella, como sí lo hicieron "personas de Madrid", que sí intentaron disuadirla de que no diese este paso, porque la consideraban "importante" para la organización.

"Me salgo de la dirección, porque no quiero tener parte, ya tuve bastante", resumió, para agregar que desea que se "recupere el espíritu original de Podemos".

En cuanto a las dimisiones, comentó que hay más que las anunciadas de ella y Pérez, "son muchas ciudades -dijo- es algo general, en Galicia y fuera de Galicia". Finalmente, lamentó que las decisiones en Podemos se tomen "entre cuatro, a escondidas".