Publicado: 29.11.2014 23:16 |Actualizado: 29.11.2014 23:16

Dimite la vocal del CGPJ pillada sacando dinero de Andorra tras ser presionada por su presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La vocal del Consejo General del Poder Judicial designada Por Convergència i Unión, Mercé Pigem, ha anunciado esta noche su dimisión de este órgano constitucional, después de que el viernes fuera presionada por su presidente, Carlos Lesmes, para que renunciara tras conocerse que había sido descubierta saliendo de Andorra con 9.500 euros, junto a su hermana que llevaba 10.600 euros.

La relación entre ambos se había tensado últimamente a partir del proceso soberanista del 9-N, ya que el actual presidente criticó abiertamente esta consulta y ella la defendió en una reunión.

Con su renuncia CiU pierde por primera vez en la democracia su representación en este órgano de Estado, ya que la persona que le sustituye es, según acuerdo del Senado, una persona de la confianza de Lesmes y del ala más conservadora: Antonio Álvarez-Buylla Ballesteros, decano de los Procuradores de Madrid, y miembro de la Comisión Institucional que lideró Lesmes para asesorar al Gobierno en la reforma del CGPJ que otorgó todo su control a los grupos parlamentarios.

Pigem ha realizado su anuncio a través de un comunicado en el que reconoce que el pasado 15 de noviembre, en un control en la Aduana de salida de Andorra, tuvo que declarar ante la Guardia Civil por ser "portadora de un dinero regalado por mi madre, que tiene su residencia oficial en el Principado de Andorra".

"No se levantó acta alguna sobre mí porque los hechos no suponen ninguna irregularidad", destaca Pigem en su nota, no en vano ella no alcanzaba el límite a partir del cual se comete una infracción administrativa grave, que está situado en los 10.000 euros.

"No se levantó acta alguna sobre mí porque los hechos no suponen ninguna irregularidad"

Pigem destaca en su nota que era "indudable" que estos hechos fueran susceptibles de ser instrumentalizados, "como así ha sido, siendo filtrados a la opinión pública en el trasfondo del grave enfrentamiento político con motivo de la situación en Catalunya. Las insidias interesadamente promovidas, la publicación de afirmaciones sesgadas y su promoción dirigida a manchar mi honorabilidad, condujeron a que en mi encuentro con el presidente del CGPJ, éste me solicitara la renuncia al cargo".

Así, Carlos Lesmes, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, difundió el mismo viernes un comunicado para revelar que le había exigido su dimisión, cuando ella había quedado en tomarse un tiempo para reflexionar.

"Me enfrento a una situación muy difícil -reconoce Pigem- con sentimientos encontrados: por una parte, la conciencia de que nada hay de irregular en mi actuación, tal como se reconoce por el propio presidente del CGPJ, el apoyo de cuantos conocen mi trayectoria personal, profesional y política, y el reconocimiento que se expresa a mi trabajo en el Consejo , me llevarían sin ninguna duda a mantenerme en la función que desempeño, sin dar pábulo a que mi salida pudiera interpretarse en el sentido de dar la razón a las descalificaciones y especulaciones que se han vertido sobre mí".

Por otra parte, Pigem destaca que debe "gestionar la situación, amplificada con ensañamiento por los medios, tratando de generar el menor daño posible. Me duele enormemente que se haya solicitado mi renuncia, pero comprendo también el recelo que puede provocar la utilización de esta situación para dañar una vez más la confianza de la ciudadanía en una Institución que ya es frágil en este sentido", destaca, sin aludir, a la dimisión de Carlos Dívar en 2011 que tuvo que devolver 2.994 euros por ocho viajes irregulares a Marbella.

Pigem reconoce que dimite porque teme que haya represalias contra sus decisionesPero especialmente, Pigem reconoce que dimite porque teme que haya represalias contra sus decisiones o contra quienes ella apoye en el gobierno de los jueces, como pueden ser los nombramientos que es una función primordial de este órgano constitucional.

En concreto, asegura que se encuentra "muy afectada por el descrédito al que se me está sometiendo. No me siento capaz de seguir tomando las decisiones a que mi cargo me obliga -todas ellas de una gran trascendencia y sensibilidad para el gobierno de los Jueces- pensando que pueden ser 'castigadas' (sic). La campaña que padezco me ha hecho demasiado frágil para ejercer una función en la que lo único que debe primar es el interés general. Mis decisiones no pueden verse mediatizadas por el temor de que no sean 'convenientes' y así evitar que se reiteren una y otra vez las descalificaciones a que estoy siendo sometida. Ello sería malo para todos: para el buen gobierno de los jueces, para los ciudadanos, para la institución, para mi formación política y para mí misma, que siempre he sido exigente y transparente en el desempeño del servicio público y no quiero ni debo modificar lo que entiendo que debe ser el recto proceder".

Por ello, y con "gran pesar y tras una profunda reflexión", Mercè Pigem presenta su dimisión como vocal.

Comunicado de Mercè Pigem by Público.es


http://www.quoners.es/q/penas-delitos-españa