Publicado:  22.06.2014 07:00 | Actualizado:  22.06.2014 07:00

El dinero de un sindicato noruego permitirá la apertura de cuatro fosas del franquismo

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un encuentro celebrado el pasado septiembre en Madrid entre sindicatos europeos, la confederación noruega EL & IT Forbundet se interesó por la historia del sindicalismo español y, en concreto, por los casos de sindicalistas represaliados y desaparecidos durante la dictadura.

Miembros de este sindicato nórdico que defiende a los trabajadores del sector de la energía, telecomunicaciones e ingeniería eléctrica se reunieron con Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), pero para profundizar en el proceso de búsqueda de sindicalistas desaparecidos por la represión franquista solicitaron un encuentro con representantes de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Este colectivo lleva 14 años recuperando restos de víctimas, y su labor ya era conocida por el sindicado noruego. "Estudiantes universitarios de ese país han colaborado con la asociación y también se han publicado reportajes en Noruega sobre el trabajo que hacemos", aclara Marco González, vicepresidente de la ARMH.  En la reunión, el gremio noruego (que cuenta con 35.000 miembros) comprobó la desatención institucional que padecen los familiares de víctimas. Asimismo, "les llamó mucho la atención que sea un movimiento civil el que busca a los desaparecidos", concreta González.

Ahora, las conclusiones de aquel encuentro han llegado en forma de ayuda económica: 6.000 euros, 50.000 coronas noruegas, que servirán para que la ARMH pueda abrir hasta cuatro fosas comunes este verano. En la primera de ellas, en un pueblo de Ávila, ya han comenzado los trabajos preliminares.

Se trata del lugar donde está enterrado Perfecto, (hermano del conocido guerrillero antifranquista, sindicalista y político gallego Camilo de Dios Fernández), asesinado tras una refriega con la Guardia Civil en 1950. Perfecto viajaba con su madre, Carmen, y otros cinco hombres a Madrid para coger un tren y partir hacia el exilio. En la nacional 501, a la altura de Charrero, fue abatido y enterrado detrás del cementerio, extramuros. Tenía 19 años. Su hermano Camilo, que hoy ronda los 80 años, presenciará la recuperación de los restos de Perfecto dentro de unas semanas. Es además uno de los últimos querellantes que se ha sumado a la causa penal abierta en Argentina contra el franquismo.

"El pueblo nos está ayudando mucho, ya que esto sucedió en el año 50, todos se acuerdan. Incluso el marido de una mujer que fue herida en la refriega nos ha marcado el sitio exacto", explica González a Público.es en mitad de la prospección, un paso previo para localizar en superficie la ubicación de los restos. En estos primeros trabajos colaboran cinco voluntarios, entre ellos, una investigadora australiana. "Estiramos al máximo el dinero; hoy hemos tenido para cuatro horas de máquina más el combustible y la comida de los voluntarios. Nos llegará también para la prueba de ADN”, enumera González de cabeza.

Con la ayuda económica del sindicato noruego, las siguientes paradas serán Alcalá del Valle (Cádiz), Canseco (León) y Murias de Roa (Lugo). En esta última fosa se buscarán los restos de otro guerrillero, Salvador Voces, asesinado en 1948.

Desde que el Gobierno del PP desactivara definitivamente la ley 52/2007 de memoria histórica y acabara con todas las ayudas económicas, colectivos como la ARMH han trabajado esquivando las carencias, tal y como hacían antes de la llegada de las subvenciones públicas. "Después de todo lo caminado durante estos 14 años, todo lo aprendido y con la cantidad de casos que quedan sin resolver…Si no lo hace la sociedad civil no lo va a hacer el estado, que ha fallado a los familiares. Alguien tiene que hacerlo", sostiene González.

El sindicato noruego no es la única institución que se fija en la actividad de la ARMH. La pasada semana, un grupo de 60 estudiantes de la Universidad de Nueva York visitó el laboratorio que la asociación tiene en Ponferrada, donde identifica los restos óseos que halla en las exhumaciones. "Les sorprendió mucho que una asociación, con profesionales voluntarios, llevara el laboratorio, y que no fuera el estado quien busque a los desaparecidos", relata González, una impresión que ya ha detectado en otros rostros de visitantes extranjeros. "Los estudiantes de derecho internacional y derechos humanos no pueden entender que no vengan jueces ni fiscales a las exhumaciones", apostilla.

PUBLICIDAD

Comentarios