Público
Público

La diputada del PP que defendió la reforma del aborto recrimina a Villalobos su 'espantada'

Beatriz Escudero dice que la vicepresidenta del Congreso ya conocía cuál iba a ser el discurso del partido. "Me ha dolido es que se marchara por mi intervención", añade

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diputada que este martes defendió en el Pleno del Congreso la posición del PP en la moción sobre el aborto, Beatriz Escudero, ha criticado la 'espantada' protagonizada por la vicepresidenta de la Cámara Baja y compañera en las filas conservadoras, Celia Villalobos, que hizo visible sus discrepancias abandonando precipitadamente la sesión plenaria al escuchar sus palabras.

En declaraciones a Europa Press, Escudero ha lamentado la marcha de Villalobos porque, según ha señalado, ésta ya conocía cuál iba a ser el discurso del PP en la iniciativa planteada por los socialistas sobre la interrupción voluntaria del embarazo y podía haberse marchado antes si no la compartía.

'Me dolió que se marchara Celia Villalobos por mi intervención. A mi que se vaya me da igual, lo puede hacer cualquier diputado, pero lo que me ha dolido es que se marchara por mi intervención, cuando todos sabemos cuál va a ser la postura del PP en este tema. Sólo me limité a hacer mi trabajo, defender la postura del PP en la moción contra la reforma del aborto', ha explicado.

No obstante, Escudero entiende que su intervención 'en defensa de la vida' no guste a algunos sectores, y por ello pide 'respeto' porque, según reitera, ella se limitó a hacer su trabajo.

De hecho, la diputada conservadora se ha quejado esta misma mañana de la lluvia de comentarios ofensivos que, según ella ha recibido en Twitter tras su intervención de este martes en el Congreso y tras haber reproducido algunos de los comentarios que empleó, como que 'las estadísticas demuestran que un 31% de mujeres sin estudios abortan, frente a un 5% de universitarias'.

Según insiste en esta red social, esta afirmación representa 'un hecho', de igual forma que 'las mujeres asalariadas deciden interrumpir de forma voluntaria su embarazo más que las paradas'.

'Como persona puede no gustar mi intervención pero respétala. Di que no estás de acuerdo, pero quien no respeta lo más mínimo unas ideas y mi trabajo, ¿Cómo va a respetar la vida de un ser humano?', se ha preguntado, al mismo tiempo que ha subrayado que ha recibido 'brutalidades' en Twitter, hasta el punto de plantearse si cerrar su cuenta personal.

Es más, ha señalado que una diputada del PSOE llegó a escribirle un comentario en Twitter diciéndole que ella había abortado y preguntándole por ello si tenía menos formación que otra persona.

Igualmente, y como hizo en la tribuna del hemiciclo, ha resaltado que los proabortistas votan defender los embriones de cefalópodos, como los pulpos, y los de los mamíferos, como las vacas y los caballos, porque sufren, y se pregunta por qué en cambio no defienden el embrión de un ser humano.

Es más, insiste en que el aborto 'no es un progreso' sino 'un drama para la mujer' que tiene que decidir si interrumpe de forma voluntaria su embarazo o no.

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer martes, con el voto del PP, UPN y Foro de Asturias, una moción presentada por el PSOE que pedía al Gobierno que esperase al pronunciamiento del Tribunal Constitcional (TC) sobre los recursos presentados por el PP y el Gobierno de Navarra a la Ley del Aborto de 2010 para emprender una nueva reforma sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Aunque la iniciativa no salió adelante, sí ha contado con el apoyo de los diputados de Convergencia, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), PNV, ERC, BNG, Compromís y Amaiur y la abstención de los diputados de UPyD, de los de Uniò y de Ana Oramas, de Coalición Canaria.