Publicado: 04.03.2014 18:58 |Actualizado: 04.03.2014 18:58

La diputada del PP herida en el Alvia, asqueada de la gestión del Gobierno, dice que se va

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diputada del PP en la Asamblea de Madrid Teresa Gómez Limón censura la actuación de la Guardia Civil del pasado 6 de febrero en la playa ceutí de El Tarajal frente a la que murieron 15 inmigrantes, considera un "error enorme" que el Gobierno quiera reformar la ley del aborto para pasar de la actual ley de plazos a una de supuestos, y critica que los candidatos del PP sean designados mediante "el dedazo divino".

Gómez Limón, procedente del Centro Democrático y Social (CDS) de Adolfo Suárez, que se integró en el PP en 2006, resultó herida en el accidente del Alvia que descarriló en Santiago de Compostela el pasado mes de julio y ha venido defendiendo, en contra de su partido, la creación de una comisión de investigación sobre el siniestro y el cese de los responsables de Renfe y Adif.

La todavía diputada autonómica ha explicado a Europa Press que seguirá en su escaño hasta el final de esta legislatura pero que después abandonará la política porque "deja mucho que desear". "La política ha llegado a un nivel que, sinceramente, no me interesa", confiesa Gómez Limón, quien hace un año también se desmarcó del PP al pedir por carta a Mariano Rajoy que publicase los nombres de todos los miembros del PP que habían cobrado en negro.

En este contexto, se muestra muy crítica con la actuación del Ministerio del Interior ante la tragedia que tuvo lugar el pasado 6 de febrero en Ceuta, donde murieron una quincena de inmigrantes. "Me parece lamentable lo que se ha hecho, porque hay una cosa por encima de todas las normas y todas las reglas: los Derechos Humanos", asevera.

"Hay una cosa por encima de todo: los Derechos Humanos"

Desde su punto de vista, "a la gente hay que socorrerla, tratarla y luego, si hay que repatriarla" pues ya "se verá". "Pero a la gente hay que atenderla. No podemos hacer otra cosa, porque además la gente viene porque está en unas situaciones lamentables de las que tiene mucha culpa Europa por lo que hizo en África en otros tiempos", sostiene.

También considera "un error enorme" reformar la actual ley del aborto y cree "un contrasentido" hacerlo antes de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que presentó el propio PP. En este contexto, defiende que "lo más prudente" sería retirar la reforma auspiciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, porque "está siendo contestada en España y fuera, es absolutamente regresiva y los apoyos que está recibiendo son más bien lamentables". Ella es partidaria de una ley de plazos porque lo considera "lo más justo, lo más moderno, lo propio del XXI y lo que tienen los dos países de nuestro entorno".

Tampoco comulga con la elección mediante "el dedo divino" de los candidatos del PP y aunque tampoco apuesta abiertamente por un sistema de elecciones internas, considera que es mejor "primarias
que no primarias, porque lo del dedo divino no puede ser".

Respecto al sistema electoral, Gómez Limón defiende un método uninominal, similar al británico, y rechaza las listas "cerradas y bloqueadas" que deciden "los que mandan", porque eso tiene dos consecuencias negativas: "Que la gente es obediente al partido, porque si eres desobediente no te vuelve a poner, y que no sabes ni a quién eliges, porque ni los conoces. Me parece un sistema horrible", resume.

"Represento a los ciudadanos. Por eso no me voy hasta que no acabe la legislatura" Pese a todas estas discrepancias, Gómez Limón tiene decidido agotar la legislatura porque no tiene "ningún motivo" para irse antes. "Soy una persona honrada, honesta y represento a los ciudadanos. Y por eso no me voy hasta que no acabe la legislatura, pero la verdad es que la política deja mucho que desear", afirma.

Ante este panorama, esta psicóloga de formación, que nunca ha dejado su puesto de perito forense en un juzgado, reconoce que hoy por hoy se siente "mucho más próxima a los movimientos ciudadanos que a los partidos políticos" y no descarta seguir trabajando en ese ámbito. "Desde ahí haremos algo", apunta.