Publicado: 13.11.2013 18:27 |Actualizado: 13.11.2013 18:27

Una diputada del PSOE registra de golpe 8.100 preguntas al Gobierno con un corta y pega del INE

Angeles Alvarez hace el gesto para demostrar que el trabajo de los parlamentarios no se debe medir al peso. Hace unas semanas, compañeros suyos preguntaron por la incidencia de la Ley de Costas en provincias sin mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diputada del PSOE por Madrid Ángeles Álvarez ha registrado de golpe en el Congreso un total de 8.166 preguntas escritas al Gobierno para demostrar que el trabajo de los parlamentarios no puede medirse al peso y que es "absurdo" valorar la tarea que realizan sus señorías sólo en términos cuantitativos.

Según ha explicado a Europa Press, decidió llevar a cabo este experimento ante el "hartazgo" que le produce ver cómo se juzga a los diputados básicamente por la cantidad de iniciativas que presentan.

Álvarez contrasta las apenas dos horas que tardó en redactar sus más de 8.000 preguntas con los dos meses que dedicaron ella y algunos de sus compañeros del Grupo Socialista para preparar una proposición de ley, con su articulado y antecedentes jurídicos, la única que la diputada ha llegado a defender en el Pleno desde que llegó al Congreso en diciembre de 2011.

Para redactar esta ingente cantidad de preguntas, la diputada se limitó a entrar en la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE), descargarse el listado de nombres de todos los municipios de España en una hoja de cálculo, agregarle el contenido de la pregunta sobre cómo afectará la reforma local a cada uno de ellos y numerarlas.

Este método de trabajo no es extraño en el Congreso, donde estas 'preguntas tipo' están a la orden del día. Unas veces es un parlamentario el que registra cuestiones relativas a todos los municipios de su circunscripción, otras las firman todos los diputados del mismo grupo elegidos por la misma provincia, y en ocasiones preguntan por todas las comunidades autónomas o provincias.

Esta práctica también tiene sus riesgos. Hace unas semanas, por ejemplo, el Gobierno tuvo que aclarar a dos diputados socialistas que la Ley de Costas no tendrá repercusión en Guadalajara ni en Córdoba, porque esas dos provincias no tienen mar.

Con este paquete de 'iniciativas a granel', Álvarez ha querido llamar la atención sobre la necesidad de que el trabajo parlamentario se mida en términos cualitativos. "Si sólo se manejan esos datos, se puede caer la demagogia", avisa. Y vuelve a la proposición de ley sobre la protección de los menores frente a los delitos de violencia de género que redactó junto con sus compañeros.

"En esta propuesta trabajamos varias personas y en la página web del Congreso sólo se me contabiliza a mí porque fui quien la defendió", detalla, incidiendo en que, si se tiene en cuenta sólo ese dato público, puede incurrir en una "injusticia". Por eso pide que no se "frivolice" ni se contribuya a crear un "estereotipo del diputado vago".

Álvarez sostiene que "el trabajo de los diputados no puede estar bajo sospecha permanente" y aboga por poner en valor su tarea. "En el Congreso se hace un trabajo muy importante porque se toman decisiones trascendentales para los ciudadanos. Aquí trabajan hasta los que trabajan contra los ciudadanos", ha apostillado.