Publicado: 12.01.2016 12:36 |Actualizado: 12.01.2016 12:36

La diputada valenciana de Podemos sancionada por su partido no dimite y pasará al grupo de no adscritos

Covadonga Peremarch fue sancionada por el partido a un año de inhabilitación y cese de militancia por inscribir a menores en el censo para las primarias al Consejo Ciudadano y desacreditar a otros candidatos a través de cuentas falsas en redes sociales.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
La diputada valenciana de Podemos sancionada por su partido no dimite y pasará al grupo de no adscritos.

La diputada valenciana de Podemos sancionada por su partido no dimite y pasará al grupo de no adscritos.

VALENCIA.- La hasta ahora diputada de Podemos en las Corts Covadonga Peremarch, sancionada por el partido a un año de inhabilitación y cese de militancia por inscribir a menores en el censo para las primarias al Consejo Ciudadano y desacreditar a otros candidatos a través de cuentas falsas en redes sociales, ha afirmado que asume la decisión y pasará a convertirse en diputada no adscrita, por lo que no entregará el acta de parlamentaria.

Este anuncio se produce pocas horas después de que el secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana y portavoz del grupo parlamentario en las Corts, Antonio Montiel, manifestara su confianza en que Peremarch formalizara su dimisión y entregara voluntariamente el acta.



En un comunicado, Peremarch ha incidido en que, acogiéndose al código ético del partido asume la decisión tomada por la Comisión de Garantías Democráticas Estatal de Podemos y ha decidido pasar a convertirse en diputada no adscrita "para no contravenir las decisiones de los órganos superiores".

"Quiero subrayar en primer lugar la defensa de mi inocencia", ha recalcado la diputada, que considera que la resolución de la Comisión "falla en tiempo y forma" porque "llega con un mes de retraso, incumpliendo los propios estatutos de la Comisión Democrática de Garantías, pues debería haberse emitido el 13 de diciembre como fecha límite".

En referencia a la forma y contenido, considera que "carece de base jurídica y de hechos verificables" y agrega: "en el propio dictamen de la Comisión de Garantías se me exculpa de la acusación directa sobre mi persona al señalar que ningún menor votó, siendo además el único hecho demostrado por el equipo informático de Podemos, que por otro lado no ha dado prueba alguna que sustente las demás acusaciones".

"Dicho esto, aun sin entender la resolución ni las razones que se aportan a la hora de dictaminarnos, como persona que creyó y cree desde el principio en esta ilusión, que ha trabajado desde el nacimiento del proyecto, hoy realidad política, acato la decisión de los órganos superiores", ha agregado.