Publicado: 05.03.2016 18:28 |Actualizado: 05.03.2016 19:38

Diputados, alcaldes y concejales de la CUP homenajean a Otegi en el velódromo de Anoeta

El diputado Albert Botran, el concejal de Reus Edgar Fernández o la concejala Laia Santí de Vilafranca acuden al acto de bienvenida del líder de la izquierda radical abertzale, tras su salida de prisión hace cuatro días

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
Arnaldo Otegi entra en el acto de bienvenida que se celebra este sábado en Anoeta (Donostia) rodeado de  'joaldunak'  (personajes tradicionales de la cultura navarra que anuncian la llegada del Carnaval) EFE/Javier Etxezarreta

Arnaldo Otegi entra en el acto de bienvenida que se celebra este sábado en Anoeta (Donostia) rodeado de 'joaldunak' (personajes tradicionales de la cultura navarra que anuncian la llegada del Carnaval) EFE/Javier Etxezarreta

BARCELONA.- Dirigentes de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) se han sumado este sábado al multidinario acto de bienvenida de Arnaldo Otegi que se celebra esta tarde en el velódromo de Anoeta, en Donosti, tras su excarcelación hace cuatro días.

La delegación de la CUP está formada por 25 personas, entre las que se encuentran el diputado Albert Botran, el alcalde de Viladamat Robert Sabater, el concejal de Reus Edgar Fernández, la concejala Laia Santí de Vilafranca, la concejala Silvia Pages de Sant Joan les Fonts, el concejal Josep Garganté de el ayuntamiento de Barcelona, ​​y miembros del consejo político nacional de la CUP.

El acto de Anoeta es el primer mitin político del líder de la izquierda radical abertzale, quien salió de la cárcel de Logroño el pasado 1 de marzo después de seis años y medio de reclusión.



En un comunicado, la CUP destaca su voluntad de reforzar su denuncia de que la detención de Otegi, y el caso Bateragune, supusieron "un atropello jurídico, político, paramilitar y penitenciario de la paz" en el País Vasco. Por ello, recuerda en la nota este proceso político, e insiste en la necesidad de "luchar por la libertad de Rafa Diez", que no saldrá de prisión hasta el 2017. La CUP recuerda así al sindicalista de LAB Díez Usabiaga, condenado junto a Otegi por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna a través de Bateragune.

El caso Bateragune es, según este partido independentista catalán, "el último ejemplo del estado de excepción y la deriva antiterrorista" del Estado español de las últimas décadas, durante la que "se han ilegalizado formaciones políticas, se han cerrado medios de comunicación, se ha perseguido el movimiento político juvenil y, de facto, se han suspendido derechos civiles".

"Sólo la apuesta política de la izquierda abertzale ha abierto un nuevo tiempo político en el País Vasco. El proceso de paz ha sido impulsado unilateralmente por la izquierda abertzale", destaca la CUP en su comunicado.